Baracoa, a punto de mudarse a Holguín

Baracoa, a punto de mudarse a Holguín

La Villa Primada de Cuba podría dejar de ser un municipio de la provincia de Guantánamo

LA HABANA, Cuba.- El paso de devastadores huracanes por el oriente cubano no solo dejó gran parte de Baracoa en ruinas sino que ha dividido las opiniones entre las autoridades del territorio sobre si la también conocida como Villa Primada de Cuba debería continuar siendo un municipio de la provincia de Guantánamo o pudiera pasar a ser administrada desde Holguín.

Según un funcionario del Consejo de la Administración Provincial de Guantánamo, consultado por CubaNet, la idea surgió meses atrás durante las tareas de recuperación posterior al paso del huracán Irma, cuando José Antonio Torres Irívar, anteriormente Secretario del Partido Comunista en Guantánamo, y que en la actualidad ocupa el mismo cargo en la vecina provincia de Holguín, expresó su opinión durante una visita que realizara a la zona del desastre.

Esta misma fuente señala que en la actualidad se realiza un análisis de la propuesta, basado en aspectos económicos y topográficos que repercuten en la insuficiente capacidad de movilización de recursos desde la cabecera provincial de Guantánamo hacia Baracoa, lo cual quedó demostrado durante la situación provocada por los últimos fenómenos atmosféricos que afectaron la zona.

“Incluso durante la recuperación la mayor parte de los recursos fueron traídos desde Holguín”, afirma el funcionario quien además apuntó: “(…) el acceso desde allá es mucho más rápido y seguro que desde Guantánamo, aun cuando la carretera de Moa a Baracoa no tiene las condiciones (…) pero el acceso por (la carretera de) La Farola es muy dificultoso, más durante las lluvias y los huracanes”.

Coincidiendo con lo anterior, otro funcionario del gobierno provincial afirma que Guantánamo no cuenta con demasiados recursos y que los ingresos financieros fundamentales provienen de las remesas familiares del exterior, la fuerza laboral que, al no encontrar empleo en el territorio, emigra a La Habana bajo contratos temporales, y el turismo que indirectamente acogen por el atractivo de Baracoa, ya que los aportes de la agricultura y la industria son irrelevantes.

“Incluso la ayuda para sofocar el incendio en la Base Naval (de los Estados Unidos) hubo que pedirla a Holguín porque no había helicópteros en Guantánamo, los dos helicópteros usados en el incendio fueron de Holguín”, comenta la misma fuente que, además, agregó: “Ni siquiera en la Brigada de la Frontera hay recursos para eso. Te digo más, los (norte) americanos han tenido que apoyar varias veces en la fumigación aérea (contra mosquitos y demás vectores) de toda la zona alrededor de la base porque no hay recursos en Guantánamo. No hay dinero (…). Para la última visita de Díaz-Canel, cuando lo de Irma, se utilizó el presupuesto que tenía el gobierno para todo un mes. En un día se fue todo y al final Díaz-Canel solo estuvo unas horas y ni siquiera probó la comida”.

Aunque aún no se ha pronunciado la última palabra al respecto, la idea al parecer ha comenzado a inclinar la balanza a favor de Holguín, más cuando ha sido acogida con interés en varias reuniones de los consejos de Estado y de Ministros, donde las discusiones se han enfocado en la necesidad de disminuir gastos a los organismos de la Administración Central del Estado, al mismo tiempo que se silencia en la prensa oficialista las reacciones de rechazo popular frente a los rumores, así como se desatienden los argumentos sobre las graves afectaciones a la economía de Guantánamo, sin dudas la región del país con menos oportunidades de desarrollo.

“La situación pudiera empeorar. Si hoy Guantánamo tiene algún tipo de ganancia, aunque no muy notable, es debido al turismo que recibe por Baracoa”, afirma un funcionario del Ministerio de Turismo: “Más del 90 por ciento de los turistas que pasan por Guantánamo lo hacen porque van camino a Baracoa (…), también es cierto que existen vuelos directos desde aquí (La Habana) y, por otra parte, que muchos turistas quieren hacer el recorrido por la carretera de La Farola, que es un recorrido mucho más atractivo que desde Holguín (…) en ese sentido no habría afectaciones porque se seguiría usando la cabecera de Guantánamo, pero Baracoa y todo lo que es la desembocadura del Toa y los recursos que allí se generan pasarían a ser de Holguín”.

Vecinos de la localidad y del propio Guantánamo han dicho a CubaNet que, desde finales del 2017, comenzaron los comentarios sobre los posibles cambios administrativos, lo cual ha causado malestar entre los pobladores debido a la pérdida cultural, patrimonial, que supondría renunciar a esa parte importante del territorio Guantanamero, rico en expresiones tradicionales autóctonas.

Mientras tanto, los planes del gobierno cubano comienzan a encaminarse hacia esa alternativa que algunos ya temen se convierta en realidad en muy poco tiempo, precisamente cuando se concluyan las labores de acondicionamiento en el tramo de carretera de unos 60 kilómetros que, desde Moa, une a Holguín con Baracoa, un eje de sol, playa y naturaleza virgen valorado en su conjunto como de alto potencial para el desarrollo turístico en la zona norte oriental pero del cual quedaría excluido Guantánamo, un territorio que, a causa de su empobrecimiento, estaría condenado al aporte sistemático de fuerza de trabajo para la capital del país.

[fbcomments]