Olvido y adoctrinamiento sobre la tumba del general Antonio

Olvido y adoctrinamiento sobre la tumba del general Antonio

Cada aniversario de la caída en combate de Antonio Maceo ha sido aprovechado por el gobierno para sus propósitos de adoctrinamiento

Monumento de Antonio Maceo en la Plaza de la Revolución de Santiago de Cuba

LA HABANA, Cuba. – Aunque la nieta de mi amiga Delia aprobó el primer grado, cuando finalizó el curso escolar todavía no sabía leer. Como a la anciana le preocupaba que la niña pudiese pasar aprietos en segundo grado, me pidió que le repasara durante las vacaciones. Así lo hice y pude comprobar que tenía serias dificultades para leer y escribir por falta de atención docente, y lo que es peor, sufría de un adoctrinamiento increíble: reconocía al “Che” Guevara y era capaz de repetir todo lo que en la escuela le habían dicho sobre el argentino. Algo similar ocurría cuando se le preguntaba por Fidel Castro o por el asalto al cuartel Moncada. Luego, en uno de nuestros repasos introduje la palabra “mambí” y le enseñé algunas fotos, entre ellas de Antonio Maceo y Máximo Gómez. La niña fue capaz de asociar el vocablo con los muñequitos de Elpidio Valdés, sin embargo, no reconoció a los jefes mambises. Esto nos da una clara visión de la magnitud del adoctrinamiento al que someten a nuestros niños en las escuelas.

Pero ese adoctrinamiento no sólo se ejerce en nuestros centros educacionales, sino que también, a través de los medios de difusión masiva y de las instituciones, se hace extensivo a toda la sociedad. Lo más grave es que durante estas seis décadas nos han hecho olvidar nuestras tradiciones libertarias para imponernos el totalitarismo socialista del que los cubanos ya estamos hartos.

El ejemplo más reciente pudimos constatarlo este 7 de diciembre: una fecha de tanta trascendencia para el pueblo cubano como es la de la caída en combate de Antonio Maceo y de Panchito Gómez Toro. Desde hace mucho la conmemoración es aprovechada por el gobierno para sus propósitos de adoctrinamiento. Primero, el 25 de abril de 1987 profanaron el monumento erigido a Maceo y a Gómez Toro en el Cacahual, al enterrar en el mismo al dirigente comunista Blas Roca Calderío, que nada tuvo que ver con nuestras luchas independentistas. Luego, el 7 de diciembre de 1989, Fidel Castro usó ese lugar solemne para despedir el duelo de los cubanos que mandó a morir a África, y declaró la fecha “Operación Tributo a los mártires internacionalistas cubanos”. Desde entonces se les rinde homenaje en el lugar en esa fecha.

Ciertamente, los miles de cubanos enviados a morir a África –continente inundado con la sangre cubana–, como el resto de las víctimas (que no mártires) de la ambición sanguinaria de Fidel Castro, merecen recordación. Sin embargo, ellos debieron tener siempre su día propio, sin utilizar la figura de Antonio Maceo como herramienta de adoctrinamiento. El Titán de Bronce merece homenaje indisputado, pues como dijo de él José Martí, “héroe se puede ser todos los días: pero el más grande, el verdadero, es aquel que sabe sacrificar su propio heroísmo al bien de la patria”.

Me comentaba Alcides, bisnieto de un mambí que peleó a las órdenes de Antonio Maceo, cuánto le indigna que se trate de opacar la figura del Titán de Bronce en la fecha de su muerte con la Operación Tributo. Peor aún, en su natalicio, la ignominia de emparejarlo “con el asesino Che Guevara. Eso se lo gritaron en la ONU”, me recuerda.

“Cada año se habla menos de Maceo”, me dice Luis, un hombre que admira a esa familia de gigantes. “Antes de 1959 todos los años íbamos al Cacahual. Era día de duelo nacional y el homenaje se le hacía allí. Él es uno de los hombres más grandes que ha dado Cuba, no solamente como soldado, sino también como hombre. Martí lo describió: Hay que poner asunto a lo que dice, porque Maceo tiene en la mente tanta fuerza como en el brazo”.

También me comentó al respecto un anciano en el agromercado: “Este año no conmemoraron a Maceo ni a Panchito Gómez Toro. ¡Y menos mal que ni siquiera los mencionaron! No sé hasta dónde van a llegar: llevan dos años con su propaganda de Fidel Castro”. Y se pregunta: “Si era tan bueno como dicen, ¿Por qué llevó al país a esta miseria?”.

[fbcomments]