Amenazas y violaciones de la ley: La respuesta oficial a la familia de una niña abusada 

Amenazas y violaciones de la ley: La respuesta oficial a la familia de una niña abusada 

Desde febrero, Luz Divina Wilson Bolier ha esperado que se haga justicia por el abuso lascivo del que fue víctima su nieta, una niña de siete años. 

Luz Divina Wilson Bolier, abuela de la niña abusada (Captura de pantalla / CubaNet)

LA HABANA, Cuba. – ¿Qué pasaría si el depredador sexual viviera a tres puertas de la casa de la fiscal que le ha mentido a Luz Divina Wilson Bolier? ¿Qué pasaría si en vez de ser la nieta de Luz Divina la víctima de abuso lascivo hubiera sido la hija, nieta o sobrina de la fiscal que dice que no puede hacer nada porque encarcelen a un hombre que es un peligro para las niñas del lugar donde vive?

Desde febrero, Luz Divina Wilson Bolier ha esperado que se haga justicia por el abuso lascivo del que fue víctima su nieta, una niña de siete años. Durante el proceso, el jefe de sector la amenazó con abrirle un expediente de “peligrosidad predelictiva”

Asimismo, la instructora que lleva el caso ha amenazado a su hija con llevarla a la cárcel. En el departamento de menores, por su parte, intentan justificar la agresión sexual. La niña ha sido revictimizada una y otra vez teniendo que contar su historia y, para colmo, el perpetrador fue liberado con el pretexto de la pandemia coronavirus. 

Por último, ante las quejas de Wilson Bolier las fiscales Idania María Masó Pérez e Isabel Quesada Guerra respondieron a la abuela de la niña con una breve nota que desdice su supuesto papel como garantes de la justicia.  

“Me dijeron que el caso estaba cerrado y que (al agresor) le piden cinco años con una medida cautelar domiciliaria mientras espera el juicio: del trabajo a la casa”, cuenta Wilson Bolier.

“No estoy conforme porque mientras ese tipo sigue parándose en la puerta de mi casa, acosando a mi nieta que tiene siete años”. La abuela asegura que “no tiene vida” desde que el agresor fuera liberado en mayo, tres meses después de realizada la denuncia del caso. 

“Lo que me entregaron fue la respuesta de Díaz-Canel, la que yo dejé en el Consejo de Estado”. No recibió, ni siquiera, la respuesta a sus denuncias ante la Fiscalía Provincial de La Habana.

“Aunque me dijeron que la medida que le pusieron fue domiciliaria sé que no es verdad porque ya la fiscal Gladys me había dicho que estaba de libertad inmediata, en la calle”.

La abuela se sigue haciendo la misma pregunta: “¿Cómo es posible que un hombre que está en libertad condicional por cometer el mismo delito del que yo lo estoy acusando esté con esa medida?”.

Pero, ¿qué inconsistencias tiene el documento entregado como respuesta a Wilson Bolier? ¿Por qué la mujer se siente engañada?

La abogada Laritza Diversent Cambara, directora del Centro de Información Legal Cubalex, analiza el documento y comparte sus juicios profesionales con CubaNet. 

“En el tercer párrafo dice ―la abogada cita textualmente el documento― ‘podrá solicitarse esa modificación de medida al órgano jurisdiccional en el momento en que radique la causa’, lo que quiere decir que todavía no se ha radicado la causa por tanto la Fiscalía sí es competente”. 

Explicado en un lenguaje más sencillo: en el estadío en que se encuentra el proceso penal contra el acusado, la Fiscalía es la única institución que puede dictar cuál será su destino.

Diversent Cambara juzga que “no le están dando una explicación si no que se están quitando el polvo de encima porque esta no es solo una institución responsable en el proceso penal sino responsable de los derechos ciudadanos y de las víctimas” y pone este caso como ejemplo de cómo el sistema de denuncias a nivel interno no funciona ni le garantiza el acceso a la justicia a los ciudadanos cubanos. 

“En el último párrafo le están diciendo que tiene que personarse en la Fiscalía Municipal cuando el Tribunal se pronuncie para que le den a conocer lo dispuesto en sentencia; o sea, que no le van a dar nunca una copia de la sentencia porque las víctimas en Cuba no forman parte del proceso penal, son excluidas, aunque sean las perjudicadas directas”, lo que también resulta una violación de los procedimientos legales, según los estándares internacionales, recuerda la abogada.

Finalmente, a la directora de Cubalex el documento le parece incompleto porque las fiscales nunca se pronunciaron sobre la responsabilidad que tienen con la protección de la menor que ha sido abusada.

Mientras el proceso se alarga y distorsiona legalmente, Wilson Bolier y su nieta seguirán en estado de indefensión, dado por la libertad concedida al agresor y las amenazas de las autoridades contra ella y su propia familia. 

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

María Matienzo Puerto

Maria Matienzo Puerto: Una vez soñé que era una mariposa venida de África y descubrí que estaba viva desde hacía treinta años. A partir de entonces construí mi vida mientras dormía: nací en una ciudad mágica como La Habana, me dediqué al periodismo, escribí y edité libros para niños, me reuní en torno al arte con gente maravillosa, me enamoré de una mujer. Claro, hay puntos que coinciden con la realidad de la vigilia y es que prefiero el silencio de una lectura y la algarabía de una buena película.

[fbcomments]