La Habana, la maravilla del engaño

La Habana, la maravilla del engaño

El Ministerio de Turismo de Cuba y algunos portales digitales oficialistas han comenzado una campaña en Facebook, Twitter y demás redes sociales para incrementar que La Habana sea elegida como Ciudad Maravilla.

Habana Vieja (foto del autor)
Habana Vieja (foto del autor)

LA HABANA, Cuba -A pesar del estado ruinoso en que se encuentra y los altísimos niveles de miseria que exhibe, los medios de prensa oficiales han celebrado con gran entusiasmo que La Habana haya clasificado entre las 21 urbes finalistas que optan por ser seleccionadas entre las Ciudades Maravillas del Mundo Moderno, un certamen organizado por la fundación suiza New 7 Wonders Cities.

Teniendo en cuenta que, para la selección, la institución europea ha establecido un sistema de votación online, el Ministerio de Turismo de Cuba y algunos portales digitales oficialistas han comenzado una campaña en Facebook, Twitter y demás redes sociales para incrementar los votos favorables. Así mismo, como señala la nota que ha divulgado la prensa nacional, el referido organismo estatal recurrió a una red de community managers del sector turístico para replicar la noticia y hacerla llegar a un mayor número de usuarios.

Como en estos momentos el proceso de clasificación ha entrado en su penúltima etapa y habrá de culminar el 7 de diciembre del presente año, el gobierno ha comenzado, por medio de los sindicatos y los núcleos del Partido Comunista, una maratón de votaciones en centros de trabajo e instituciones con conexión a internet para incrementar los votos a favor.

En los llamados Joven Club de Computación, así como en las escuelas y universidades, se ha hecho un llamado masivo a apoyar la campaña, para lo cual en algunos casos se ha liberado el acceso a la página oficial de la fundación suiza, aunque se han mantenido las restricciones para acceder a otros sitios de internet.

Un funcionario del Palacio Central de la Computación en Centro Habana, que por razones de seguridad nos ha pedido que no revelemos su identidad, informa que a los estudiantes que visitan la institución se les conmina a realizar la votación sin permitirles usar la conexión para otro tipo de búsqueda informativa. El sistema de los Joven Club de Computación, controlado directamente por la Unión de Jóvenes Comunistas, está conectado a una muy vigilada intranet sin acceso a la red de redes y es visitado por niños y jóvenes porque brinda servicios de sala de juegos. El acceso a internet en estos lugares solo es permitido en casos excepcionales como el apoyo a campañas políticas internacionales que favorezcan al gobierno.

El proceso de votación para determinar las siete “ciudades maravillas” comenzó en 2012 con más de mil 200 nominaciones de urbes pertenecientes a unos 220 países. A principios de octubre del año pasado, para la fase clasificatoria, la cifra inicial se redujo a unas trescientas propuestas que más tarde un “panel de expertos” fijó en solo una treintena. Las imágenes de una Habana que se desploma ante la vista de pobladores y visitantes ponen en duda la autenticidad de los resultados así como la pericia de quienes hicieron la selección.

Ernesto Pérez Chang

Ernesto Pérez Chang (El Cerro, La Habana, 15 de junio de 1971).
Escritor.
Licenciado en Filología por la Universidad de La Habana.
Cursó estudios de Lengua y Cultura Gallegas en la Universidad de Santiago de Compostela.
Ha publicado las novelas: Tus ojos frente a la nada están (2006) y Alicia bajo su propia sombra (2012).
Es autor, además, de los libros de relatos: Últimas fotos de mamá desnuda (2000); Los fantasmas de Sade (2002); Historias de seda (2003); Variaciones para ágrafos (2007), El arte de morir a solas (2011) y Cien cuentos letales (2014).
Su obra narrativa ha sido reconocida con los premios: David de Cuento, de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), en 1999; Premio de Cuento de La Gaceta de Cuba, en dos ocasiones, 1998 y 2008; Premio Iberoamericano de Cuento Julio Cortázar, en su primera convocatoria en 2002; Premio Nacional de la Crítica, en 2007; Premio Alejo Carpentier de Cuento 2011, entre otros. Ha trabajado como editor para numerosas instituciones culturales cubanas como la Casa de las Américas (1997-2008), Editorial Arte y Literatura, el Centro de Investigaciones y Desarrollo de la Música Cubana. Fue Jefe de Redacción de la revista Unión (2008-2011).

[fbcomments]