Tensión entre ICAIC y la Muestra Joven por censura a filme sobre Martí

Tensión entre ICAIC y la Muestra Joven por censura a filme sobre Martí

“Un insulto a Martí (…) No es algo que pueda admitirse”

LA HABANA, Cuba.- El Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográfica (ICAIC) ratificó este jueves en conferencia de prensa que “junto a la defensa de la libertad de creación artística, continuaremos defendiendo el derecho de la institución a adoptar sus propias decisiones, en el marco del diálogo y del respeto mutuo entre los creadores y la institución”.

Estas declaraciones, ofrecidas por su presidente, Roberto Smith, se dan a raíz de la repercusión que tuvo la censura por parte de esta institución al filme Quiero hacer una película, del realizador Yimit Ramírez, que fue retirada arbitrariamente de la sección Presentación Especial de la XVII Muestra Joven.

Esto ocurrió, según dijo Roberto Smith, porque “nosotros estamos discutiendo, una vez más, sobre una película que más allá de los méritos y cualidades artísticas y estéticas, hace una alusión irrespetuosa a José Martí”.

Smith declaró ante los periodistas que persiste una diferencia de criterios entre los organizadores de la muestra y la dirección de la institución que él comanda. “Un insulto a Martí, sea el que sea y en el contexto que sea, es un asunto que no solo concierne al ICAIC, sino a toda nuestra sociedad y a todos lo que en el mundo comparten sus valores. No es algo que pueda admitirse simplemente como expresión de la libertad de creación”.

Si bien Smith había declarado que el comité organizador de la Muestra no participaría en la conferencia, sus integrantes sí estaban presentes durante el intercambio, junto a otros realizadores, e hicieron valer su palabra a través de la voz de Mijaíl Rodríguez, miembro de la junta directiva del evento.

“Nuestra ética es con la cultura y con el cine cubano, por encima de las personas y las instituciones, porque las personas pasan y las instituciones son estructuras que se ajustan a los nuevos tiempos”, declaró Mijaíl.

“La decisión inicial no fue quitar la película, sino verla con los creadores, quienes decidieron retirarla. No se produjo ese diálogo y a partir de ahí comenzó esa jauría que se desató contra la institución”, explicó desde su postura Smith, quien sentenció que “el ICAIC no puede admitir que como expresión de la libertad de creación, que es absolutamente legítima, se agreda y ofenda a los símbolos patrios y a las figuras de nuestra historia. Estoy seguro que esta no es la única sociedad que toma este tipo de decisiones”, concluyó.

Todo el equipo organizativo se mostró en su momento en pleno desacuerdo con la manera en la que se quería proyectar la película, reducida a una sala de 24 butacas, e hicieron una declaración como cineastas para aclarar cualquier estado de opinión que se crearía alrededor del fenómeno.

Mijail convino en el derecho del ICAIC de expresar su posición, “pero esto evidentemente marca una ruptura. Es muy triste que en el momento el que inauguramos nuestro encuentro no nos permitan expresarnos. Nosotros no veníamos aquí a provocar ni a decir ninguna declaración contra la institución; aquí veníamos a hablar de la Muestra, que es lo que importa”.

A pesar de todo este clima de divergencias, la posición de esta institución es que la Muestra continúe como estaba prevista, y buscar los espacios para despejar el conflicto en aras de continuar con el trabajo.

El evento se realizará entre los días 3 y 8 del mes próximo en varias salas de cine de La Habana con la proyección de materiales de ficción, documentales y animados.

[fbcomments]