Decreto 349: “los independientes somos un mal ejemplo”

Decreto 349: “los independientes somos un mal ejemplo”

“Esta ley es algo esquizoide y está hecha para enmascarar lo que realmente les importa”

LA HABANA, Cuba.- Para la actriz Lynn Cruz el Decreto 349 es “una respuesta a la Bienal #00, y a todos los escándalos que hubo en la casa de Lía Villares cuando no nos dejaron poner las obras de teatro”, en la casa-estudio El Círculo.

En entrevista con CubaNet Cruz asegura que a los reguetoneros no les va a pasar nada, porque al gobierno “no le importa el lenguaje sexista ni obsceno, pero sí lo que ocurrió en la Bienal #00”. Para ella el estado no se permitiría a unos cuantos artistas actuando en contra.

Aun cuando otras actrices sienten que el 349 no les afecta en nada, Lynn Cruz siente que con ella ha sido distinto.

“Desde antes del decreto fui afectada cuando no me permitieron entrar a un taller en la escuela de cine porque me habían censurado en Actuar”, una de las dos agencias para actores en Cuba. “A mí en realidad me castigan por trabajar en películas, hacer teatro y escribir para diarios independientes”, aseguró.

Para Cruz las medidas que tomará el gobierno, amparado en el nuevo Decreto, con relación al teatro no son claras, pues solo se habla de prestación de servicios. La actriz considera además que esto “está muy relacionado con el mercado, pero el que inventó la ley, inventó la trampa. La cosa está en que ellos dicen que nadie que no pertenezca a una institución, es legal”.

La también directora de teatro denuncia asimismo que es escandaloso la cantidad de actores desempleados en la ciudad. “Actores de la televisión cubana, primeras figuras que trabajan de madrugada en el restaurante Habana Blues porque no les alcanza el salario ni aun estando trabajando en una novela”.

Para ella es inconcebible la apatía del gobierno ante “cómo viven sus artistas, o ante la decisión de algunos artistas de ser independiente, porque es más cómodo trabajar para el ICAIC donde no tienes que esforzarte nada, solo actuar, aunque el salario te dé para vivir unos meses y no te resuelva ningún problema de vivienda ni de transporte”, y añade que espera un decreto que hable de salarios que se correspondan con la realidad.

Cruz asegura que las artes en Cuba necesitan de un Decreto que los represente a todos, pues en el mundo teatral independiente no solo se está “vulnerable económicamente, sino que es difícil llegar a los circuitos teatrales internacionales porque muchos festivales en el mundo exigen que las obras que se presenten se hayan llevado a escena en algún teatro dentro del país”. Esto es una desventaja, y encima el “gobierno nos criminaliza y trata de desaparecernos”.

Actriz Lynn Cruz. Foto del autor

Lynn Cruz agrega: “Mientras que el Ministerio de Cultura está preocupado por ser un soldado del gobierno, se cae La Casona de los Revuelta en Línea. Y no es el único teatro que se está cayendo a pedazos. En el mundo de las tablas en la isla ya se está anunciando que van a desaparecer todos los grupos que no sean cátedra, como Carlos Díaz, Carlos Celdrán, y Raúl Martín. El resto hay que desaparecerlo porque no hay intenciones de seguir subvencionándolos, pero tampoco hay alternativas para que la gente pueda buscar sus propios espacios, su propia subvención”.

“El decreto niega el teatro contemporáneo que utiliza recursos audiovisuales, un lenguaje performático donde el espacio se amplía y cualquier persona puede ser un actor en cualquier escenario. O sea, que quieren que retrocedamos y que nos estanquemos como creadores”.

Para Cruz el decreto 349 debe incluir también la producción cinematográfica. “El Ministerio de Cultura aprueba una Ley como la 349, y ¿desde hace cuánto los cineastas están demandando una nueva ley de cine? Cuando se ocupen de estas cosas es cuando le veo sentido que se ocupen de los independientes, pero desde el diálogo, no desde la represión, como ha ocurrido hasta el momento”.

Lynn asegura que las condiciones de trabajo tanto en el ICRT y el ICAIC son muy precarias, los estudios de grabación se están cayendo a pedazos y no hay recursos. Algunos colegas le cuentan “que está detenido ´Tras la Huella´ porque no hay transporte, pues el poder está recayendo en RTV Comercial”. Todo le queda claro cuando se leen las siglas de la productora donde “no aparece la palabra arte, y es que las intenciones van por generar un mercado del audiovisual y el monopolio es RTV”.

“Una vez que se legalice la persecución a los artistas empezará el diálogo con los inspectores, quienes tampoco viven de sus salarios, pero responden a su autoridad”, y vislumbra como tantos otros las nuevas relaciones de poder que están por establecerse, “porque lo que quieren es que todo el mundo esté en el pantano, tenernos agarrados, legalizarnos en el mercado negro, como tienen a todo el pueblo”.

“Esta ley es algo esquizoide y está hecha para enmascarar lo que realmente les importa”, concluye Lynn Cruz, “lo político en el decreto es ser independiente, porque a todo el que se ha salido de las instituciones le ha ido mejor. Entonces, no tienen cómo controlarnos porque no tenemos la culpa kafkiana, la culpa revolucionaria, y somos un mal ejemplo”.

[fbcomments]