Un cubano pinareño y universal

Un cubano pinareño y universal

La noticia retumbó en Pinar del Río, el mundo y finalmente, Cuba

LA HABANA, Cuba, mayo, 173.203.82.38 -Cubanía impresionante y deleitosa brota de las magníficas obras de Pedro Pablo Oliva.  Desde hace muchos años las he disfrutado en diversas exposiciones y hasta me tentaba escribir sobre ellas, pero me cohibía por no ser experta en artes. Lamento no haber compartido mis sentimientos y estudiado más profundamente sus técnicas y motivaciones.   Quizás él ya no pueda durante un largo tiempo compartir públicamente sus creaciones, pero le satisfaga ser un hombre libre, cumplidor con el deber a la Patria.

La noticia retumbó en Pinar del Río, el mundo y finalmente, Cuba.  En esa tierra de provocativa naturaleza, tabaco y Guayabita del Pinar conmovió saber que a uno de sus hijos más notables y queridos, por expresar sus ideas en obra y palabras, y relacionarse con personas también amantes de Cuba, se le despojaba de su condición –que ostentaba desde hacía 3 años-  de delegado a la Asamblea del Poder Popular en esa provincia,  porque  “violó el código de ética”. Además se ordenó clausurar su Casa-Taller.

En el círculo de la cultura nacional, los emails y SMS destronaron al teléfono, posiblemente pinchado, a pesar de que también esos medios son peligrosos.  ¿Comenzó una nueva revolución cultural?  ¿Con quién hablaste? ¿Qué mensaje enviaste?  ¿Qué escribiste?  ¿Qué pintaste?  ¿Estás preparando viaje a Estados Unidos? ¿Fuiste y qué  dijiste allá? ¡Pero si Raúl Castro ha dicho que quiere oír las opiniones!  La Unión de Escritores y Artistas de Cuba se tornó un hervidero.

Muchas preocupaciones cuajaron cuando Abel Prieto, ministro de Cultura, no quedó en el Buró Político y ni siquiera en el Comité Central del Partido Comunista en el VI Congreso, y Miguel Barnet ascendió al CC, pues los  estrechos espacios se constreñían, como evidenciaron declaraciones del presidente de la UNEAC.

A Pedro Pablo Oliva no lo conozco personalmente, pero mucho he escuchado sobre su labor.  Ese pinareño del terruño nació el 15 de enero de 1949. Estudió en la Escuela Provincial de Arte y se trasladó a La Habana para continuar en la Escuela Nacional de Arte, donde se graduó en 1970.  Pronto expuso sus obras en Cuba y en el extranjero.

Considerado uno de los pintores cubanos más notables, desde 1993 las subastas de arte latinoamericano de Christie’s y Sothesby’s incluyen sus obras.  En 2006 recibió el Premio Nacional de Artes Plásticas. Fue precursor del desbordamiento del artista hacia su comunidad, a través de la Casa-Taller fundada en 1997 para promover y difundir las artes, y la cultura pinareña.  También ha pretendido servir de puente a artistas cubanos y extranjeros.

El proyecto personal que radica en su residencia, incluye un centro de documentación, una galería, los premios CUBAneo y el coauspicio de eventos, conferencias, actividades culturales dentro y fuera de la provincia.  La galería se inauguró en abril de 1998 con una exposición de Joel Jover y Pedro Pablo Oliva, en el marco del III Coloquio Nacional de Artes Plásticas de Pinar del Río, y los premios comenzaron en 1999 en convocatoria pública para la participación de todos los creadores pinareños, residente o no en la provincia.  “…Pinar del Río está sedienta de una vida cultural intensa, quiero dar un aporte a la cultura, a la gente, remover el entorno, independientemente de los lazos familiares que me unen allí.  Además de que necesito un hilo –y no romperlo nunca- con el lugar donde uno ha nacido”, cita del periódico Granma, 3 de mayo de 2000, reproducida en el libro Personalidades Cubanas del Siglo XX.

“Es cierto que fui sancionado por una carta que publiqué en el blog de Yoani (Sánchez) e hice declaraciones para el programa ‘La tarde se mueve’ del periodista Edmundo García (en una cadena de televisión de Miami, EEUU).  (Eso) provocó que se me llevara a la Asamblea para destituirme de mi responsabilidad, porque se consideró que no reunía ya los requisitos de principios para pertenecer a ese órgano. Acepté que he violado el código de ética que había firmado. Pero esos son los criterios que pienso hoy y vino una sanción de acuerdo a esos criterios”,  declaró por teléfono el artista, según reporta la agencia de noticias española EFE.

Cuba urge aunar las ideas y voluntades de sus hijos para que la crisis generalizada no desemboque en el caos, y muchísimos cubanos se esfuerzan por contribuir desde una posición abierta y plural, pero las autoridades continúan dando señales contradictorias. En su informe al VI Congreso, Raúl Castro manifestó que la discusión del proyecto de Lineamientos demostró “la capacidad del Partido para conducir un diálogo serio y transparente con la población sobre cualquier asunto, por sensible que este fuera… En un verdadero y amplio ejercicio democrático, el pueblo manifestó libremente sus opiniones, esclareció dudas, propuso modificaciones, expresó sus insatisfacciones y discrepancias…”  Pero más adelante manifestó: “…lo que nunca haremos es negarle al pueblo el derecho a defender su revolución, puesto que la defensa de la independencia, de las conquistas del socialismo y de nuestras plazas y calles, seguirán siendo el primer deber de todos los patriotas cubanos.”  De manera que, con esa frase, se incita a agredir,  por “contrarrevolucionario y mercenario”, a todo cubano que exprese un criterio propio, una opinión distinta a la que se desea escuchar, o que no esté dispuesto a aceptar que le impongan con quien puede, o no, hablar.

Con esos truenos y las incongruencias en la aplicación de las nuevas medidas económicas, para bien de Cuba esperemos que exista verdadera sinceridad en el compromiso de hacerlas avanzar y que la sensatez detenga la cacería de brujas, que enfrentaría a unos cubanos contra otros, cuando es indispensable la diversidad de criterios,  los esfuerzos conjuntos y la reconciliación.

[fbcomments]