Poesía sin Fin: La poética de nuestros derechos

Poesía sin Fin: La poética de nuestros derechos

El festival moviliza rebeldía, inquietudes y razonamiento. Inaugurado en La Habana, durará hasta el 30 de este mes

LA HABANA, Cuba, diciembre, 173.203.82.38 -En el Día Internacional de los Derechos Humanos, la poesía se convirtió en una coartada de seducción  para que en La Habana,  y en particular en la sede de la plataforma cívica Estado de Sats, fuera inaugurada la 14 edición del Festival Mundial Poesía Sin Fin,  a desarrollarse del 10 al día 30 de este mes. La poética abrió caminos y juntó destinos. En esta ocasión, se hermanaron  fiesta, patria y poesía para romper barreras. Será el festival de las casas e intervenciones públicas desde la autonomía, la pluralidad y la diferencia.

Ama tu ritmo y rima tus acciones es la credencial de presentación de esta nueva jornada en la cual, una fiesta de la palabra comandada por Omni-Zona Franca, todos los que participan son protagonistas.

Omni-Zona Franca es un icono de la cultura ciudadana de esta ciudad, es ese ejército verbal e insólito en el que todos sus integrantes son dueños absolutos de una espiritualidad que no se disfraza; una amistad a prueba de bala y sin susto alguno, como reza su particular letra del año.

Las acciones rimadas desde el propio festival, que además de en La Habana traza su ruta por ciudades multiculturales como Barcelona, Miami, Nueva York, Viena y  Berlín, demuestra que ya se está viviendo una Cuba alternativa en la cual los hijos de la “mala hierba” atestiguan sus verdades y se sacuden los discursos encartonados.

La presencia de stands de plataformas cívicas que participan en el festival, como Generación Y, Comité Ciudadanos por la Integración (CCIR), Red de Bibliotecas Cívicas Reinaldo Bragado Bretaña, Evolución, Cocosolo Social Club, Shui Tuix, 18A16 Producciones, Acetato Producciones, Nuevo País, Estado de Sats, Demanda Ciudadana por Otra Cuba, Matraka, Plural Editores, Tienda de Intercambio Justo y Talento Cubano en la Distancia, ha sido la gran oportunidad para tejer iniciativas y contactos de promoción entre los diversos proyectos y es toda una buena señal de vibración para promover las metáforas del cambio.

Patria, poesía, alternativa, tecnología, diversidad, solidaridad y libertad son algunos de los buenos gestos que acompañan el festival.

El mismo, después de 14 años, vuelve a su principal teatro de operaciones, Alamar, el pent-house de la Revolución, ciudad dormitorio y del diente de perro en la cual rigen otras leyes no escritas. Ciudad enclavada en un punto incierto de la geografía habanera, con su propia lengua subterránea y su propio idioma de gestos.

Poesía sin Fin es el evento que inunda el centro, las márgenes y sus alrededores desde intervenciones públicas y performances hasta  las casas  que son los  verdaderos espacios protagonistas.

Poesía sin Fin es la poesía de todas las razas, con todos los colores y todas las tendencias. Es la expresión de un deseo generalizado, es la batalla de la lengua contra los abusos de poder, es la  oportunidad que a través del ser revelado en su totalidad nos habla del futuro. Cuando una sociedad se degrada, la corrupción comienza por el lenguaje y es necesario volver a la palabra, a sus gestos de libertades.

Para Amaury Pacheco, líder y gestor de Omni-Zona Franca junto a sus inseparables hermanos de batalla Luis Eligio y Nilo Julián, “el festival es un ejercicio permanente de liberación. Queremos continuar estableciendo”, nos dice,  “espacios de encuentros y diálogos, festejar la vida con humor, arte y poesía; queremos que la alegría sea parte del cambio, que a pesar de los asedios que hay sobre la realidad cubana, el festival pueda instaurar una alegría timbrada, que nos haga mirar un perfil de proyección futura, un cambio timbrado pues Cuba lo necesita”.

“Reencontrarnos a través de la palabra, restablecer las conexiones, ampliar los territorios de impacto de Poesía Sin Fin, encontrar otros proyectos y que otros proyectos se encuentren. Como otras veces he dicho, Poesía sin Fin es la nave poética que moviliza la rebeldía, las inquietudes, el razonamiento de una ciudad y de un país de un año a otro. Amando nuestro ritmo y rimando nuestras acciones, el festival apuesta por un lugar en el ciberespacio a través de Facebook y Twiter;  nosotros nos estamos abriendo a todas las posibilidades contemporáneas multimedias; somos un grupo multimedia conectado a través de redes de aduanas de intercambio, Twiter también es poesía en 140 caracteres y durante el festival habrá muchísima lluvia en el ciberespacio”.

“ Nuestra estrategia se instaura en esos festivales que arrojan luces, que inspiran el encuentro de los proyectos con proyección de futuro, que tengan un impacto de posibilidad. Desde ahora debemos defender la credencial de FUTURO. Amamos a todos los cubanos, pero amamos más a los que más sufren”, dijo Amaury Pacheco.

Según Nilo Julián, también animador de los proyectos Acetato Producciones y Tienda de Intercambio Justo, “en las condiciones en la cual está la sociedad civil cubana, es poco probable que pueda crecer  el festival en amplitud. No creo que sea un festival que crezca en cantidad sino en calidad. Lo veo como un festival que va a significar un puente para el ideario, las ideas de cómo resistir la crítica situación que tiene la cultura comunitaria, la cultura cubana en general y la sociedad civil cubana. El Festival crecerá en la medida en que se mantengan los espacios conquistados”.

“ Un puente para las ideas de resistencia, para las múltiples ideas de cómo resistir. Será un festival crítico que va a marcar un punto en el cual vamos a crecer por que junto con la crisis vienen las posibilidades de cambio y  también las oportunidades. No podemos prever lo que suceda el próximo año, pero sabemos que la sociedad cubana, la cultura cubana, la economía cubana, las fuerzas armadas cubanas, el país en general y el proyecto de cambio social que comenzó en 1959 están en el fondo. Ya no hay más espacios después del fondo, hay que ir hacia arriba y junto a las nuevas posibilidades de múltiples y nuevos despertares que van a ocurrir en la sociedad, habrá mayores posibilidades para todos”.

Durante largas jornadas de pensamiento, diversidad, divertimento y liberación, más allá de las tensiones, dibujar la Cuba que se sueña es una oportunidad de mirarse todos a los ojos, incluso en la distancia.  Poetas de Biscayne, otras plazas como la ciudad de Chicago y Nueva Orleans, tenderán un puente a través de la conversación.

Un festival que va de lo íntimo a lo público, desde iniciativas ciudadanas como el Ring Poético, Spoken Words, la Peregrinación del Garabato, Hip Hop Underground, Audiovisuales, Rotilla Electrospoken, Cabaret Poético, Fiestas de Máscaras, Feria Espiritual, presentación de la revista Voces y Jornada Ciudadana por la Integración y la Diversidad animada por el CCIR.

La tribu de Omni-Zona Franca es consciente de que la vida es sonido y de que la gente escucha con más rapidez de lo que lee. Ellos son protagonistas de una Cuba de mar duro y durante los próximos días continuarán invitándonos a atravesar el umbral en el cual la poesía es una energía cósmica de liberación.

[email protected]

Juan Antonio Madrazo Luna

Juan Antonio Madrazo Luna: Activista cívico y líder del Comité Ciudadano por la Integración Racial (CIR). Reside en Ciudad de La Habana.

[fbcomments]