Los Castro y agosto

El mes de agosto ha sido siempre un reto para el régimen cubano

LA HABANA, Cuba, septiembre (173.203.82.38) – El 1 de agosto de 2006 Cuba amanecía por primera vez en 47 años sin Fidel Castro al mando. Diecisiete días después Raúl Castro rompió su silencio en relación con la enfermedad del hermano, acontecimiento que lo había catapultado súbitamente a la cima del poder. En aquella ocasión hasta dijo que estaba dispuesto a “normalizar relaciones” con los Estados Unidos. El 31 de agosto siguiente realizó el primer cambio importante de gobierno, al nombrar al Comandante de la Revolución, Ramiro Valdés Menéndez, como Ministro de la Informática y las Comunicaciones.

En agosto del pasado año el ex gobernante Fidel Castro estuvo muy diligente. Sus presentaciones públicas conspiraron contra la imagen del General en Jefe, ya afectada por la muerte del prisionero de conciencia Orlado Zapata Tamayo, ocurrida el 23 de febrero de 2010, tras más de ochenta días en huelga de hambre: Fidel presentó su mamotreto La victoria estratégica, el 2 de agosto, intervino en la Asamblea Nacional del Poder Popular el día siete y recibió a la ex senadora colombiana Piedad Córdoba, el 12 de agosto.

En agosto de 2007 Raúl Castro dio a conocer el llamado Sistema de Perfeccionamiento Empresarial. Ese mes, en el año 2008, introduce un sistema de pago por resultados en la administración pública, pero los huracanes Ike y Gustav asolaron la isla, agudizando los problemas causados por la crisis financiera internacional, desatándose los aún insolubles problemas de liquidez que nos afectan.

Agosto de 2009 marca la creación de la Contraloría General de la República, un engendro para luchar contra la corrupción generalizada que afecta al país. En agosto del pasado año Castro implementó algunas medidas relacionadas con la tierra: la extensión de 50 a 99 años los derechos de usufructo de la tierra para proyectos turísticos y la autorización de venta de productos agrícolas en las carreteras del país.

Los agostos con Raúl Castro han estado matizados por la represión a los defensores de los derechos humanos. Los ataques a las Damas de Blanco han conseguido polarizar la atención global en las últimas semanas. La organización defensora de los derechos humanos, Amnistía Internacional, pidió esta semana al gobierno cubano el cese de la represión contra las indefensas mujeres que exigen pacíficamente la libertad de los prisioneros políticos encarcelados en la isla.

Sin embargo, según información tomada del diario italiano Corriere della Sera, publicada el 30 de agosto de 2007 por el diario Milenio de México, Raúl Castro realizó por esos días una visita privada a Italia, viendo el exclusivo Golf Resort de Porto Ercole, en la Toscana, y probablemente a sus nietos en la sureña Sicilia. Pocos días antes la coalición Arco Progresista, que dirige el opositor Manuel Cuesta Morúa, pidió la renuncia definitiva de Fidel Castro en aras de la estabilización de la nación.

El 5 de agosto de 2009 varios opositores y periodistas independientes fuimos detenidos por el Departamento de Seguridad del Estado del Ministerio del Interior, para que no participáramos en las actividades recordatorias del Maleconazo. En la cárcel languidecía ya el dirigente opositor Dr. Darsi Ferrer, acusado injustamente por poseer en su casa  algunos materiales de construcción.

Agosto de 2010 estuvo caracterizado por las excarcelaciones de los prisioneros de la Causa de los 75, gracias a la incansable lucha de las Damas de Blanco y a las gestiones del gobierno español y la iglesia católica cubana. En misión comercial a la isla, el gobernador de Nuevo México por entonces, Bill Richardson, sugirió ese mes al Presidente Obama la flexibilización que hoy existe en las relaciones con Cuba, que ha desatado en el norte una nueva oleada de proyectos en contra: la propuesta de enmienda del representante republicano Mario Díaz-Balart para retornar al clima político de la era del Presidente Bush, y recientemente la iniciativa del también representante republicano David Rivera para reajustar la Ley de Ajuste Cubano.

El mes en cuestión ha sido siempre un reto para el régimen cubano. Salvado este período comienza en la isla el curso escolar y el retorno a las labores de los vacacionistas de verano, todavía en medio del intenso calor, acentuado por las tormentas solares. Estas inercias le han garantizado el arribo de un nuevo año. Infelizmente, hace ya varios días, los Castro terminaron de hacer su quincuagésimo tercer agosto.

ENLACE: http://edant.clarin.com/diario/2007/08/31/elmundo/i-02702.htm

[fbcomments]