Los búfalos andan sueltos

Los sembrados de arroz en el sur de El Jíbaro, complejo agro industrial situado a 8 kilómetros de La Sierpe, son abatidos por estos búfalos de pantano

LA HABANA, Cuba, junio (173.203.82.38) – La Sierpe, localidad al sureste de la provincia de Sancti Spíritus, se considera un “municipio especial” debido a su producción arrocera, según informó el noticiero de televisión el pasado 9 de mayo.

Los sembrados de arroz en el sur de El Jíbaro, complejo agro industrial situado a 8 kilómetros de La Sierpe, son devorados por los búfalos de pantano, cuya población es incalculable. La batalla ahora, más que cosechar el arroz,  es darles caza a los búfalos que acaban con la cosecha, porque la cuota de arroz de los cubanos está en juego.

Para este empeño, veinte vaqueros trabajan a tiempo completo y febrero a la fecha han capturado más de 400 búfalos. Los machos, aptos para el sacrificio, son llevados al matadero de La Sierpe. El destino de las hembras es incierto. ¿Están realmente fuera de control estos búfalos salvajes? ¿Pasarán a ser la carne y la leche de búfalo producciones principales de La Sierpe, junto al arroz?

Según el reportaje de la televisión, los búfalos llegaron al municipio especial en 1992 y hoy ocupan más de 3 mil hectáreas del territorio. El Estado importó alrededor de 3 mil ejemplares del sudeste asiático entre 1982 y 1988 y, según datos oficiales, se contabilizan hasta la fecha más de 50 mil cabezas en el país.

El reportaje de la televisión omite quiénes son los culpables de que los búfalos anden y desanden a su antojo por el sur de la provincia y otras regiones del país, como Pinar del Río.

Por otra parte, resulta inexplicable que, en Cuba, un país donde todo lo que se mueve sobre cuatro patas y muge está contabilizado y estrictamente controlado por el gobierno y donde la condena por matar una vaca –aunque sea de uno mismo- puede ser mayor que por matar una persona, una manada de búfalos salvajes, ricos en carne y leche, lleve 19 años suelta, sin control.

El arroz devorado por los búfalos en El Jíbaro, y el tabaco en Pinar del Río, son cosechas importantes, ahora que tanto se habla de seguridad alimentaria, y de la necesidad de exportar lo que producimos.

En los últimos años la sequía ha afectado el hábitat de estos búfalos de agua, razón por la cual los animales buscan suelos anegados, como los del plan arrocero El Jíbaro, donde hay 18 mil hectáreas sembradas de arroz. Pero, según nuestra maravillosa televisión, ni la sequía ni los búfalos depredadores serán obstáculos para que El Jíbaro sobre cumpla este año en más de 40 mil toneladas la meta de producción, que es casi el triple del arroz cosechado en el 2010.

El complejo agroindustrial El Jíbaro aguarda por la cosecha los meses de junio y julio, y si no se cumple la meta la culpa será de los búfalos. Por otra parte, supongo que los matarifes del gobierno también sobre cumplirán su meta y habrá carne de búfalo para los turistas extranjeros y para vender en las Tiendas Recaudadoras de Divisas.

¿Les tocará algo a los habitantes de La Sierpe?  Quizás un poquito de arroz y nada de búfalo, por supuesto.

[email protected]

Odelín Alfonso Torna

Odelín Alfonso, La Habana, 1970. Graduado en 1989 en la especialidad de Industria Electrónica, en el antiguo centro tecnológico Eduardo García Delgado. En el año 2004 se inicia en la oposición interna como coordinador en la región occidental del Partido Liberal Ortodoxo, y en la prensa independiente en 2005

e-mail: [email protected]

[fbcomments]