Lo mejor y lo peor

Lo mejor y lo peor

El sexto congreso del partido comunista ha sido el tiro de gracia para quienes, aun remotamente, esperaban algo

LA HABANA, Cuba, abril, 173.203.82.38 -El pueblo es sabio. Así que nadie como él para condensar en una simple frase los resultados del sexto congreso del partido comunista de Cuba, evento que puso a sudar tinta (inútilmente, claro) a tantos sesudos: analistas, politólogos, cubanólogos y otras hierbas aromáticas. “Lo mejor que tiene esto es lo malo que se ha puesto”, sentencia la gente de a pie en las calles habaneras. Santa palabra.

Por supuesto que no responde al deseo de nuestra gente el deterioro in crescendo de la situación económica y política en la Isla. Creo que ni siquiera les alegra la incapacidad que otra vez han demostrado los comunistas para enfrentar la crisis. De modo que habrá que interpretar su sentencia sin retorcimientos.

Cuando afirman que lo mejor radica en lo peor que está pasando, no hay regocijo ni burla en su conclusión. Todo lo contrario. No se trata sino de una salida de conservador consuelo, que busca fondo en la misma actitud que suelen demostrar ante un enfermo muy grave de la familia: si no existen ya esperanzas de que recupere la salud, lo más deseable, hasta por su propio bien, es que muera.

Visto así, no hay dudas de que esta conclusión popular podría ser, a la vez, la mejor noticia que se desprende de los resultados del sexto congreso del partido comunista. Ha sido el tiro de gracia para quienes, aun remotamente, esperaban algo.

Pero he aquí que si aceptamos como sabia esa conclusión, también tendríamos que invertir los términos: lo mejor del congreso, o sea, la sentencia popular sobre sus nulos resultados, es al mismo tiempo lo peor, constancia de que nuestra gente, aunque ya no espera nada, parece resignada a continuar en impasse (hasta diez años más, según el cálculo de los viejos caciques), velando al enfermo, y dejando que corra el tiempo, para que sea Dios quien se lo lleve.

Desde luego que no hay nada más socorrido que un día detrás del otro. Así como no hay revolución que dure sesenta años. Eso también es parte de lo mejor. Y parte de lo peor es que tampoco hay paciencia humana que aguante tanto.

Nota: Los libros de este autor pueden ser adquiridos en la siguiente dirección: http://www.amazon.com/-/e/B003DYC1R0

José Hugo Fernández

José Hugo Fernández es autor, entre otras obras, de las novelas El clan de los suicidas, Los crímenes de Aurika, Las mariposas no aletean los sábados y Parábola de Belén con los Pastores, así como de los libros de cuentos La isla de los mirlos negros y Yo que fui tranvía del deseo, y del libro de crónicas Siluetas contra el muro.

[fbcomments]