Leche por tuberías, pero cuándo

La falta del alimento es una verdad como un templo, y la escasez se extiende hasta el mercado ilegal, donde la leche en polvo se vende a sesenta pesos el kilogramo

LA HABANA, Cuba, febrero (173.203.82.38) – En los medios de prensa se le hace propaganda al aumento de producción de leche, y se habla de métodos exitosos como el de “triple ordeño”, con ocho horas de diferencia entre sí, utilizado, según expresó, Pejerto Vázquez Velazco al periódico Granma del pasado 29 de diciembre, cuando lo entrevistaron en la vaquería que administra en Camagüey.

Sin embargo, la realidad es distinta. La falta del alimento es una verdad como un templo, y se extiende hasta el mercado ilegal, donde la leche en polvo se vende a sesenta pesos el kilogramo, la misma que continúa normada por la libreta de racionamiento, para niños de hasta siete años y limitadísimas dietas médicas.

Hasta en los mercados por divisas, la leche escasea.

Cuenta Lázaro, vecino de la cuadra, que después de recorrer media Habana buscando leche para su padre enfermo, tuvo que comprar una caja de un litro de leche fluida, que le costó 2,40 CUC (sesenta pesos). Pero lo que más llamó su atención fue la marca Frischli, importada de Alemania. La empleada le explicó que la leche cubana, Río Zaza, era poca y se agotaba rápido.

Conversando con Indalecio, octogenario y también vecino, quien trabajó hasta 1960 en la vaquería San Felipe, en Quivicán, le pregunté sobre lo que apareció en el periódico.

-¿Ordeño triple? Mire, doña Gladys, las vacas recentinas, quiero decir, las recién paridas, se ordeñaban dos veces al día, pero por poco tiempo: mes y medio o dos meses, hasta que les mermaba la leche. Después se ordeñaba una vez al día, porque la vaca, además de dar leche, tiene que estar bien alimentada.

Me contó también que antes de 1959, él venía en camión a La Habana a vender leche a veinte centavos el litro en las casas, y a diez en las cafeterías. Si le sobraba, para no perderla, la vendía a diez centavos en los barrios pobres, o si no, a cinco n los depósitos donde se procesaba el queso.

Todo esto desapareció cuando intervinieron las vaquerías. Muchos recordamos cuando Fidel dijo que íbamos a tener leche por tuberías. Para el consumo y la exportación. Pero nadie se acuerda si dijo cuándo.

[fbcomments]