Cubanet
Noticias de Cuba – Prensa Independiente desde 1994
Martes, 27 de septiembre 2016

Las reeducadoras

LA HABANA, Cuba, junio (173.203.82.38) – El 7 de junio el periódico Trabajadores publicó un artículo titulado Con sexto sentido. La periodista Vivian Bustamante entrevistó a las suboficiales Yuslaidy Vera y Yunieska, dos educadoras de la prisión de mujeres Manto Negro, que pusieron como única condición para dejarse entrevistar y fotografiar que las dejaran retocarse el peinado. …

 |   |  comment count

LA HABANA, Cuba, junio (173.203.82.38) – El 7 de junio el periódico Trabajadores publicó un artículo titulado Con sexto sentido. La periodista Vivian Bustamante entrevistó a las suboficiales Yuslaidy Vera y Yunieska, dos educadoras de la prisión de mujeres Manto Negro, que pusieron como única condición para dejarse entrevistar y fotografiar que las dejaran retocarse el peinado. 

La periodista, que quiso hacer “oídos sordos a referencias callejeras” (¿ex-reclusas, periodistas independientes?) y al mundo sórdido que muestran las películas americanas, faltó poco para que inventara una cárcel donde las hadas madrinas y las princesas son las reeducadoras. 

Según Yuslaidy y Yunieska, las reclusas confían en ellas y les cuentan sus problemas. Hasta las extrañan cuando están de vacaciones. Las educadoras dicen que se ocupan de elevar el nivel cultural de las presas, que mantengan buenas relaciones con sus padres, hijos y esposos, y hasta tratan de que abandonen el hábito de fumar. 

¡Qué romántico! ¡Que linda y conmovedora entrevista!, pero nunca vi tales cosas en Manto Negro. ¿Habré pasado dos semanas en una cárcel fantasma? No, porque conocí allí a las suboficiales Yunieska y Yuslaidy. Nunca conversé con ellas, pero las escuché hablar y sé cómo se expresaban ante las reclusas, despóticas y mal habladas como casi todas las guardias de la prisión. Aunque las había peores:

abusivas, groseras, cínicas, que trataban a las internas como si fueran perras rabiosas. Las que han tenido la desgracia de estar allí saben de quiénes hablo. 

Yunieska y Yuslaidy no son como las describe la periodista. A ellas, como a la mayoría de las militares del penal, no les interesa ningún problema de las presas; cuando se ocupan de algo lo hacen de mala gana.

En Manto Negro (el nombre lo dice todo) nadie se preocupa de elevar el nivel cultural de las reclusas ni de ocuparlas en actividades recreativas. Lo único que aprendes, desde que entras, es a decir palabrotas y a fajarte. 

Es difícil que alguien abandone el hábito de fumar. Todo lo contrario. Se fuma obsesivamente. Si lo sabré yo, que detesto el cigarro, y por poco salgo fumando. No fui más allá del primer cigarrillo, debido al susto que pasé cuando por poco se quema la colchoneta. Es probable que me hubieran abierto una causa por sabotaje.

Sobre la afirmación de que las educadoras se ocupan de que las presas mantengan los vínculos con sus hijos, habría que escuchar la opinión de Beatriz Suárez, Miriam Rondón y María la abogada, tres presas del destacamento 12, separadas de sus niños, algunos de ellos enfermos. 

Después que salí de la cárcel, mis nervios no se han recuperarse, a pesar de que sólo estuve quince días. ¿Cómo será con las mujeres que llevan más tiempo en las manos de las dulces reeducadoras? ¿Hasta cuándo seguirá mintiendo el gobierno y su prensa acerca de las condiciones de vida en las cárceles?

dania.zuzy@gmail.com

Acerca del Autor

Dania Virgen Garcia
Dania Virgen Garcia

Dania Virgen Garcia Periodista Independiente e-mail: dania@cubadentro.com http://www.cubadentro.com/

Envíe su Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la opinión de Cubanet Noticias. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario que viole alguno de los términos y condiciones del reglamento será inhabilitado para volver a comentar. Pedimos a los usuarios abstenerse de utilizar palabras obscenas u ofensas de tipo personal. Enviar un comentario implica la aceptacion del reglamento. Servicio proporcionado por DISQUS.


comments powered by Disqus

Coméntalo en Facebook: