Las cubanas en el Día Internacional de la Mujer

Las cubanas en el Día Internacional de la Mujer

Las mujeres son las heroínas de estos 53 años de dificultades, particularmente de los del Período Especial

LA HABANA, Cuba, marzo, 173.203.82.38 -El rostro tenso, cuajado de arrugas, refleja un cuerpo frágil de mujer que procura impulso con dificultad.  Se esfuerza por correr para que la guagua no se vaya.  La mano libre se agita, el chofer la ve y  espera.  Entra sudorosa y exhausta.  No es tan vieja como parece.  Cerca de la próxima parada una joven hala a un niño de unos 3 años que apenas puede poner los pies en la acera.  Hay tantas personas que su demora en montar les permite atrapar al monstruo rodante, pero está tan lleno que el pequeño llora de miedo por no poder respirar.

En la farmacia, una anciana suspira por volver a tomar una malta, porque ya están “liberadas”, pero una cuesta la décima parte de su mísera pensión mensual, que cuando se jubiló hace muchos años alcanzaba para vivir.  Comenta con una amiga que se dará el gusto de comer una sopa de pollo de verdad, sin los cuadritos, con  la cuota del racionamiento del mes, toda la libra que le “toca”.  También derrochará poniéndole malanga, calabaza y fideos, porque no sale de la gripe y dicen que una buena sopa de pollo es lo mejor que hay para levantar las defensas.  Por supuesto que la estirará para repetir mañana y quizás toda la semana.  Para entonces ya deben llega los 10 huevos del mes.  Con su pobre hija no puede contar porque lleva meses ahorrando para comprar unos zapatos a Julito que cumple 16 años.  ¡A ver si esta vez no se le despegan enseguida!  Tan caros en la shopping, pero  no duran nada. Pasa una joven muy arregladita, toda perfumada y vestida “de afuera”.  Verdad que la mujer cubana siempre ha sido presumida. ¿Cómo lo logra?  Seguro que tiene algún pariente en la Yuma.  ¿Será que se dedica a otra cosa?

Las mujeres son casi la mitad de la población cubana: 5 612 165, del total de 11 241 161 de habitantes en 2010.  Han sobrepasado a los hombres en los estudios superiores, destacándose en las ciencias, y trabaja casi el 39,0% en edad laboral.  Son muy emprendedoras en las actividades por cuenta propia, ya sea en la venta de artesanías y bisutería, como peluqueras, o con cafeterías y alquiler de habitaciones.  No faltan algunas que han tomado tierras en usufructo, se han asesorado con campesinos de experiencia y ya tienen su vergel.  Su participación en los cargos de dirección política y administrativa es baja en relación con la cantidad capacitada para ejercerlos.  A la falta de oportunidades se suman las horas que tendrían que dedicar a las reuniones y el papeleo impuestos por la burocracia imperante, a procurar mitigar la carencia de lo fundamental para cubrir las más básicas necesidades de la familia y a realizar todas las labores domésticas y atender a los hijos.

Las mujeres son ya heroínas de los 53 años que llevamos de dificultades, particularmente de los últimos 20 años que hemos vivido en medio del cruento Período Especial; tan nefasto que no se alcanza  la tasa de reproducción por lo que la población cubana disminuye y envejece.  Las jóvenes, al igual que ocurre con los varones, no se sienten incentivadas a realizar estudios superiores y prevalece la avidez por escapar hacia el extranjero para procurar  una vida mejor.  Esas adversidades están privando a Cuba de su porvenir.

Desde muy temprano, tradicionalmente la mujer cubana se involucró en las  cuestiones fundamentales de la nación. Mercedes Santa Cruz y Montalvo, condesa de Merlín escribió “La esclavitud en Cuba”, en 1849. Marina Manresa fue fusilada por conspirar con Narciso López. Marta Abreu dedicó gran parte de su fortuna a obras públicas, hospitales, escuelas y a la causa independentista. Muchas fueron  guerreras mambisas, como la generala Magdalena Peñarredonda Doley. El Partido Revolucionario Cubano creado por José Martí contó 1500 afiliadas. El Comité de Sufragio Femenino se fundó en 1917, y tres mujeres, Alicia Fernández de la Barca, Esperanza Sánchez Mastrapa y María Esther Villoch Leyva, integraron la Asamblea Constituyente para redactar y aprobar la Constitución de 1940, que reconoció  la igualdad de todos los cubanos ante la ley. Por supuesto, muchos más ejemplos podrían citarse.

Este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer,  las cubanas indudablemente merecen  amabilidad y  cariño.  Una flor entregada con afectuosa sonrisa podría bastar en esta ocasión, pero compartir los trabajos y obstáculos cada día seguramente consolidará la relación del hombre al lado de la mujer.

[fbcomments]