Hablando en lenguas

Hablando en lenguas

La apertura de la muestra estuvo a cargo de la Directora del Museo Nacional de Bellas Artes, Moraima Clavijo

A la derecha el artista junto a Moraima Clavijo Colom y Nelson Herrera Ysla
A la derecha el artista junto a Moraima Clavijo Colom y Nelson Herrera Ysla

LA HABANA, Cuba, julio, 173.203.82.38 -El viernes 15 de julio a las cuatro de la tarde, en la sala transitoria de arte cubano del tercer piso, en el Museo Nacional de de Bellas Artes, se inauguró la exposición de arte abstracto “Hablando en Lenguas” del artista  plástico independiente Rigoberto Mena Santana (La Habana, 1961).

Con curaduría de Elsa Vega Dopico. Museografía de Nivio Arley González, fotografía Rodolfo Martínez y la edición y corrección del catálogo de Alex Fleites.

La apertura de la muestra, que permanecerá hasta el mes de noviembre, estuvo a cargo de la Directora del Museo Nacional de Bellas Artes, Moraima Clavijo Colom. Ella señaló que el acontecimiento coincide con la celebración del décimo aniversario de la inauguración del nuevo Museo de Bellas Artes.

Al salir del molde figurativo el arte establece una forma holística de comunicación, quedando la imagen plástica libre del anclaje convencional. En la composición abstracta se multiplican las posibilidades con los trazos, las líneas y colores que salen de lo preconcebido y establecen un lenguaje autónomo con su propio significado.

Lo comprobamos en la obra de Mena, en la que no se detectan alusiones figurativas en sus grandes composiciones, que según el crítico y curador Nelson Herrera Ysla, en el texto “Imaginario que fluye”, que presenta el catálogo, “Mena ha ido de lo macro urbano a lo micro anatómico, de las sólidas racionalidades arquitectónicas a la mutabilidad de lo gestual sin necesidad de desgarramientos, fisuras, traumas. Este viaje –este viraje también podría decir- es el resultado de introspecciones y meditaciones constantes, diarias, alejadas del mundanal ruido que hoy amenaza no sólo la convivencia ciudadana sino también la creación en su sentido general. Es la secuela de una época de cambios que él mismo siente a su alrededor, y en su interior, sin necesidad de proclamar la consabida madurez que todo creador experimenta en un momento de su vida”

Rigoberto Mena Santana de 1985 a 1987 estudio y se graduó de Diseño Informacional en el Instituto Politécnico de Diseño Industrial, La Habana, Cuba. En 1989 se gradúa de la Escuela Provincial de Artes Plásticas “San Alejandro”, La Habana, Cuba.

Mena Santana cuenta con una veintena de exposiciones personales y colectivas. Es miembro de la Asociación de Artes Plásticas de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) y del Taller Experimental de Gráfica de La Habana.  Sus obras están en múltiples colecciones en Cuba, Estados Unidos, America Latina y Europa.

[fbcomments]