Guardianes al desnudo

Guardianes al desnudo

¿Por qué la conducta profesional, por la que se deben regir los cuerpos de inteligencia en Cuba, se deforma con el ejercicio diario?

LA HABANA, Cuba, febrero (173.203.82.38) – Dado que existe una logística actualizada por día, un presupuesto que aumenta por año y todo un arsenal de escuelas que durante décadas han graduado oficiales del Ministerio del Interior en todos los niveles y categorías, se supone que Cuba tenga uno de los cuerpos de inteligencia y contrainteligencia mejor preparados del mundo.

¿Por qué la conducta ético-profesional por la que se deben regir los cuerpos de inteligencia en Cuba, se deforma con el ejercicio diario?

Con esto quiero decir, y de hecho les consta a muchos cubanos, que los represores se esfuerzan por tener el lazo bien corto en la lucha contra el desorden público, la subversión interna y el bloqueo de lo que llaman los castristas “soberanía informática”.

El viernes 11 de febrero se clausuró en La Habana la Feria Informática 2011. Mejor escenario no pudo tener el evento, un país social y económicamente inseguro que después de cinco décadas de revolución reordena sus estructuras, alinea su partido único y llora al menudeo por los portales del ALBA (Alianza Bolivariana para las Américas).

Llama la atención que uno de los “súper programas” informáticos premiados en la Feria Informática 2011, fue El guardián del ALBA, un software diseñado para dinamitar páginas, blogs y sitios que representen una amenaza para las dictaduras de izquierda. En otras palabras, satanismo de amplio espectro, en detrimento de la libertad de expresión, el desarrollo social, intelectual y tecnológico de las naciones que integran el ALBA.

Por otra parte, circula por Internet el video de una conferencia sobre la política de enfrentamiento a los “grupúsculos contrarrevolucionarios” y otras amenazas domésticas, como el combate a la blogosfera subversiva en Cuba. Nada novedoso para una dictadura que agoniza; claro, tampoco sabemos si estas fugas de información tienen doble propósito.

Lo transcendental en esto es que la corrupción también les da vueltas a los militares cubanos,  porque al juzgar la situación actual, ellos igual pagan los frijoles a ocho pesos, el sobre de café a diez o veinte, y cinco por un juego de naipes.

En las filas revolucionarias no se sabe quién se viste o anda con el alma al desnudo. Es tiempo de abrir los ojos. Digo esto porque en la era de los blogueros, las redes sociales y los llamados “ciber-mercenarios”, puede darse el caso de que Mickey Mouse le ponga una invitación en Facebook a Elpidio Valdés. O viceversa. ¿Quién pagará los platos rotos?

Hace aproximadamente dos años que se regó en muchos ordenadores de la isla, un volumen digital con expedientes del Departamento Técnico de Investigación (DTI), generalmente accidentes de tránsito, casos de asesinatos y violaciones. Luego de publicar un artículo sobre el tema en la página digital CubaNet, fui requerido por un oficial de Seguridad del Estado, todo por hacer mención de lo que ya sabía media Habana.

Aunque los guardianes de la seguridad nacional digan que no están “fajados” con las nuevas tecnologías de la información, sino que la idea es conocerlas y usarlas a favor de sus intereses, parece que alguno de ellos hace click donde no debe. La conferencia que circula en Internet es una de esas tantas reuniones que el Ministerio del Interior realiza a puertas cerrada. Quizá otros capítulos ya estén en proceso de edición.

Si necesario es para el cuerpo de “enfrentamiento a grupúsculos” el ejercicio de reprimir las manifestaciones pacíficas, también lo es el de situar guardianes en las redes sociales de Internet. Otra cosa bien distinta es que estos oficiales queden al desnudo y sean otros quienes paguen las consecuencias.

odelinalfonso@yahoo.com

[fbcomments]