El valle de los suicidas

El valle de los suicidas

Reclusos de la prisión habanera Valle Grande prefieren suicidarse antes de seguir soportando las infectas e inhumanas mazmorras

LA HABANA, Cuba, enero, 173.203.82.38 -El 20 de noviembre de 2012, Orestes Mazó Rodríguez amaneció colgado de una soga en una celda de la compañía 6, en la prisión provincial Valle Grande, al oeste de La Habana. El móvil del suicidio fue la condena a cinco años de privación de libertad, por atentar presuntamente contra un oficial de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR). Tres días antes, Mazó Rodríguez había ventilado su versión de los hechos con un abogado de oficio, pero éste nada pudo hacer ante el tribunal.

El 28 de noviembre de 2012, en la misma prisión, el reo Noel Zulueta Borges se quitó la vida. Ese día apenas cruzó palabras con sus compañeros de la compañía 8. A las 9 y 5 minutos de la noche, cuando todos dormían, se ahorcó con una sábana. Sobre Zulueta Borges también pesaba una condena de cinco años, por atentar contra un funcionario del Comité de Defensa de la Revolución (CDR), ubicado en la calle Aguiar, entre Empedrado y Tejadillo, en La Habana Vieja.

Antes que Orestes y Noel, con una sábana se ahorcó el joven recluso Román Alemay Mena. Los funcionarios de Valle Grande le habían ocultado la muerte de su abuelo, el hombre que lo crió desde niño. Enterado por mediación de una vecina, Alemay Mena comenzó a gritar verdades innombrables contra la revolución y sus líderes. Tal vez por esto, previendo un aumento de su condena, decidió suicidarse.

Otro recluso, cuyo nombre no pude confirmar, amaneció muerto el 7 de noviembre, en la compañía 7 del mismo penal. Según la fuente que me facilitó todos estos datos (un reo que ha pedido el anonimato), el cadáver fue descubierto frío y con espuma en la boca. Al parecer se suicidó con barbitúricos.

Estas muertes en Valle Grande, a finales de 2012, se suman al abultado registro de suicidios en cárceles cubanas, información vedada tanto para los órganos de prensa extranjera como para los nacionales, que trabajan al servicio del régimen.

Pero los mismos periodistas y escribidores oficiales que no reportaron estos suicidios no dejan de cacarear las violaciones a los derechos humanos extramuros. Granma, el órgano oficial del partido único, publicó en su edición del viernes 18 de enero una parrafada de cifras sobre las detenciones en la base naval norteamericana en Cuba (“Guantánamo: 11 años en cifras”). Incluso, el libelo, que suele fustigar a Amnistía Internacional, aportó datos de este organismo al respecto.

Afirma Granma que son nueve los “detenidos muertos bajo custodia estadounidense en Guantánamo, el más reciente en septiembre de 2012. Según las autoridades, siete de las muertes fueron suicidios, mientras que dos se debieron a causas naturales”.

Valle Grande es el depósito de los que esperan condenas, generalmente por delitos comunes asociados a la corrupción, el robo con violencia, las amenazas y el tráfico de drogas. Considerada una prisión de tránsito (estancia máxima de 9 meses a 1 año), la mayoría de los suicidios se vinculan a excesivas e injustas condenas.

Entre los más de doscientos centros de reclusión existentes en Cuba, sin contar las extintas ESBEC (Escuelas Secundarias Básicas en el Campo) convertidas en correccionales por el gobierno del general Raúl Castro, Valle Grande está entre las cinco más pobladas. Es, además, un reclusorio caracterizado por las pésimas condiciones de hacinamiento, los alguaciles corruptos y los motines.

Orestes, Noel, Román y otros reclusos que apostaron por el suicidio antes de seguir soportando el encierro en las mazmorras castristas, no fueron musulmanes yemeníes o seguidores de Al-Qaeda. Sin embargo, la tan criticada prisión norteamericana en Guantánamo sería un lugar de lujo para ellos y los demás presos cubanos.

[email protected]

Odelín Alfonso Torna

Odelín Alfonso, La Habana, 1970. Graduado en 1989 en la especialidad de Industria Electrónica, en el antiguo centro tecnológico Eduardo García Delgado. En el año 2004 se inicia en la oposición interna como coordinador en la región occidental del Partido Liberal Ortodoxo, y en la prensa independiente en 2005

e-mail: [email protected]

[fbcomments]