El periodista Ravsberg no enfoca bien

En su artículo del 11 de agosto, puede apreciarse la falta de neutralidad que no es lógico esperar de un periodista radicado en Cuba

LA HABANA, Cuba, septiembre (173.203.82.38) – En los predios de la prensa independiente, el periodista uruguayo que escribe para BBC Mundo, Fernando Ravsberg, es bastante mencionado. Pero en algunos colegas, entre los que me incluyo, existe la impresión de que Rasvberg no enfoca bien los problemas de la isla, de que nunca está centrado, que siempre está escorado hacia la izquierda.

En su artículo del 11 de agosto, titulado “Ni escoria ni redentores”, puede apreciarse la falta de neutralidad que no es lógico esperar de un periodista extranjero radicado en Cuba.

Su escrito va dirigido a tratar de demostrar que no es cierto que en Estados Unidos radiquen dos millones de cubanos. Dice que la cifra ha sido manipulada en la otra orilla por intereses políticos. Agrega que el número verdadero es  991 mil 385. Dice que eso no llega ni siquiera al 8% de la población total de la isla, y que, por supuesto, no es una de las mayores migraciones de América Latina.

A la vez asegura que es ínfima la cifra de cubanos asentados en otras naciones comparados con los que optan por Estados Unidos. En este caso no da datos. Debería ahorrarse el calificativo, dar los números y dejar que los lectores saquen sus propias conclusiones.

Hay varias cosas que Rasvberg pasa por alto, entre ellas que esa cifra aumenta constantemente. Sólo por medios regulares más de 32 mil cubanos salen anualmente a residir en otros países. Además, en alguna estadística hay que situar a todos los que han muerto saliendo del territorio nacional empleando sus propios medios.

En el año 2009 México tenía algo más de 110 millones de habitantes, y se decía que en Estados Unidos había entre 7 y 10 millones de mexicanos. Ese es un por ciento igual o menor del por ciento de cubanos que Rasvberg asegura residen en ese país. Por lo tanto, la migración cubana, aun sin tener en cuenta la que está dispersa más allá de Estados Unidos, sí es una de las mayores del continente.

Pero hay otro dato que se debe tener en cuenta dentro de este contexto. Y es que el cubano antes de 1959, salvo excepciones o coyunturas específicas, no emigraba. Durante la época colonial la deportación era la segunda pena en importancia que era aplicada en la isla.

Pero dentro de este tema, de carácter eminentemente político, Ravsberg deja claro el lugar de su preferencia. Y a los efectos dice:

“Ahora la verdad empieza a abrirse paso, el Presidente Raúl Castro acaba de reconocer algo trascendental: Casi todos (los emigrados) preservan su amor por la familia y la patria que los vio nacer y manifiestan de diferentes formas solidaridad hacia sus compatriotas”.

Eso es algo que estaba más que comprobado de disímiles maneras y durante bastante tiempo; sin embargo, este periodista lo cataloga como verdad cuando lo dice Raúl Castro.

¿Pero por qué Ravsberg cree que Castro es el portador de la verdad? Normalmente alguien se arriesga a eso cuando conoce muy bien a la otra parte. ¿Es qué son buenos amigos? ¿Comparten la oficina? ¿Conviven en la misma casa?

En La Habana hay dos uruguayos bastante conocidos, uno es Daniel Chavarría, pirata aéreo devenido en escritor y el otro es el periodista Ravsberg. Los uruguayos parecen que no emigran mucho, y eso es una suerte, porque si todos son parecidos a estos dos que nos tocaron es mejor que se queden en su país.

[email protected]

Acerca del Autor

José Antonio Fornaris

José Antonio Fornaris

José Antonio Fornaris. Trabajó como periodista, guionista y director de programas de radio en las emisoras Radio Progreso, Cadena Habana y C.O.C.O. Fue secretario de prensa del Comité Cubano Pro Derechos Humanos. En enero de 1998 ingresó en la prensa independiente, a través de la agencia Cuba-Verdad. Actualmente escribe para las páginas digitales CubaNet, Primavera, y los periódicos La Primavera de Cuba, de Suecia y Hospodárske Noviny, de Eslovaquia. También fue miembro fundador de la Asociación Pro Libertad de Prensa (APLP).

[fbcomments]