El comité no quiere discutir

“Todo el mundo sabe aquí que eso está aprobado de antemano, no hagan perder el tiempo y acaben ya con la reunión”.

LA HABANA, Cuba, enero (173.203.82.38) – Los cantos de sirena de la oficialidad, dirigidos a ciegos y desleales, intentan hacer creer que “el pueblo” está lleno entusiasmo y  expectativas ante los lineamientos de los comunistas para arreglar lo que nunca ha funcionado.

En un Comité de Defensa de la Revolución del municipio Centro Habana, al inicio de la reunión para debatir los lineamientos del congreso del Partido Comunistas, una cederista pidió palabra para decir: “Miren, caballeros, todo el mundo sabe aquí que eso que vamos a discutir está aprobado de antemano. No perdamos el tiempo y acaben ya con la reunión”. Lo que dijo generó un murmullo de aprobación y la reunión terminó muy rápidamente.

En el mismo municipio fueron citados los miembros, no de un solo comité, sino de toda la zona, para el mismo debate,  en un teatro ajunto al edificio de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) con capacidad para 200 personas. Solo asistieron 20.

En la calle Estrella, del propio municipio, a mitad de la reunión, un cederista afirmó: “Todo el mundo está dispuesto a sacrificarse, pero cuando desaparezcan Fidel y Raúl, ya no habrá quién se atreva a seguir pidiendo más y más, pues todos estaremos derrengados del cansancio, y no sé con qué gasolina va a caminar el país. Y en cuanto a eso de las ilegalidades de que hablan los lineamientos, no creo que eso se acabe, porque los salarios no alcanzan para nada. Entonces, les pregunto: ¿Para qué tantas reuniones y tanta bulla?”.  Lo dicho, provocó los aplausos de los asistentes y el inmediato fin de la reunión.

Las anécdotas de este tipo son comidilla diaria en toda la capital y reflejan el rechazo y la apatía de la población ante los cacareados lineamientos.

Los que aparecen en los medios oficiales hablando sobre el apoyo popular a esta maniobra de tente en pie, son muestra solamente de la doble moral en que vivimos. Puro espectáculo montado, que nada tiene que ver con la realidad.

[email protected]

Moises Leonardo Rodriguez

Moisés Leonardo Rodríguez, La Habana, 1947. Fue profesor de la Academia Naval y del Instituto Superior Pedagógico Enrique José Varona, entre otros desempeños académicos a lo largo de su vida. Se inició en la prensa independiente en la agencia Grupo de Trabajo Decoro, es director y miembro fundador de la organización Corriente Martiana.
También forma parte de la Asociación pro Libertad de Prensa.

[fbcomments]