Diciembre en Cuba: celebraciones y expectativas

Diciembre en Cuba: celebraciones y expectativas

Llega el fin de año para los cubanos, y crecen las expectativas ante el arribo de 2013

LA HABANA, Cuba, diciembre, 173.203.82.38 -El año se pone viejo en diciembre. Y, al igual que todos los meses, este tiene para los cubanos sus propias conmemoraciones sociales, patrióticas y religiosas.

Por ejemplo el día 3 se celebra el natalicio de Carlos J. Finlay (1833-1915), cuyos estudios sobre la fiebre amarilla consiguieron erradicar esta enfermedad en Cuba y Panamá; y es por eso que se ha dedicado la fecha a la medicina cubana. En el año 1896 –el día 7- cayó en combate el Titán de Bronce, Mayor General Antonio Maceo y Grajales.  Algunos santos muy venerados en la isla como Santa Bárbara y San Lázaro, se celebran este mes. Ambas deidades también del culto sincrético afrocubano; y el segundo considerado Patrón de los Enfermos, por lo que son miles los fieles que peregrinan cada año a pie hasta su santuario en El Rincón, en La Habana.

Sin embargo en diciembre del año 1972, el régimen dictó la  Ley de Conmemoraciones Nacionales, la cual suprimió las celebraciones del Día de Reyes, las Fiestas Navideñas; y el 7 de diciembre dejó de ser Duelo Nacional. Entre otras efemérides, también se quitó el 20 de mayo y la Semana Santa. Algunas celebraciones pasaron al  mes de julio, en que el régimen conmemora el asalto al Cuartel Moncada, dirigido por Fidel Castro el 26 de julio de 1953. Con esta legislación se buscaba re escribir nuestra historia y terminar con costumbres y tradiciones de la sociedad cubana.

Pero también diciembre trae consigo, el día 10, en que se conmemora la proclamación, en el año 1948, de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, por la Asamblea General de la Naciones Unidas.  Aunque no es un documento obligatorio para los Estados, porque no es un tratado, pero fue acogido por todos los países que conforman las Naciones Unidas, incluyendo a Cuba, que tiene el compromiso de respetar y proteger los derechos humanos, aunque no lo hace.

En los dos últimos dos años, en este día el régimen ha realizado algún intento de conmemoración, con la participación de estudiantes y otros miembros de las mal llamadas Organizaciones No Gubernamentales  -que en realidad son organizaciones para gubernamentales, creadas y dirigidas por el gobierno-, con el objetivo de mostrar hacia el exterior que la fecha  se celebra en el país.  Sin embargo, los intentos de la disidencia por recordar la fecha siempre han sido reprimidos, en ocasiones muy violentamente, como ocurría con los actos organizados por el Dr. Darsi Ferrer en el Parque Villalón, de El Vedado.

Aunque las acuciantes preocupaciones y problemas del pueblo van mucho más allá que conocer qué son los Derechos Humanos, y a pesar de que el gobierno trata por todos los medios de desacreditar a los activistas, se hace necesario implementar un enfoque de la lucha por la democracia, basado precisamente en el cumplimiento de estos Derechos, que acarree la participación social y motive a todos los afectados a exigir al gobierno el cumplimiento de lo establecido en la Declaración Universal. De ahí la importancia de mantener una actividad estrechamente vinculada a las necesidades sociales.

Si los ciudadanos no logran identificar el mensaje que se les envía cuando se hace referencia a la violación de estos derechos, no será posible conseguir el objetivo que se ha propuesto la oposición política: llevar a Cuba a la libertad y la democracia.

Las expectativas para el final de diciembre y el comienzo del próximo año comienzan por saber qué pasará el 14 de enero, cuando entre en vigor la “nueva” ley migratoria.  No es esta la única situación que despertará el interés del pueblo y también la preocupación del régimen, porque los que detentan el poder en Cuba, se han visto obligados a abrir algunos espacios, y saben que con cada pequeña apertura les quedan cabos sueltos, especialmente porque seguramente con cada pequeño cambio la corrupción mutará para adaptarse, y crecerá.

Martha Beatriz Roque Cabello

Martha Beatriz Roque Cabello
Nació en La Habana, el 16 de mayo de 1945, hija de un matrimonio de inmigrantes canarios, que tuvieron 6 hijos, dos varones y cuatro hembras, ella era la hija menor.
Estudió Licenciatura en Economía en la Universidad de La Habana, se graduó con honores y se quedó como profesora de la asignatura Estadística Matemática.
En 1989 ingresa en la oposición, fundando el Instituto Cubano de Economistas Independientes. Posteriormente, forma parte del Grupo de Trabajo de la Disidencia Interna, que fue llevado a prisión en el año 1997, por escribir La Patria es de Todos.
En 2003 retorna a prisión como parte del Grupo de los 75, la única mujer. Una vez en licencia extrapenal organiza la Asamblea para Promover la Sociedad Civil, que tuvo dos días de trabajo público en Río Verde, Boyeros, La Habana. Actualmente mantiene su línea de trabajo con la población a través de la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios.

[fbcomments]