Arroz con frijoles, una exquisitez culinaria

Arroz con frijoles, una exquisitez culinaria

Entre los logros del socialismo está el haber elevado el arroz con frijoles al nivel de exquisitez culinaria

LA HABANA, Cuba, diciembre, 173.203.82.38 -En el artículo Puede haber mejor cosecha de frijol caupi, del periodista Germán Veloz Plasencia, publicado por el periódico Granma el 10 de noviembre, el autor señala  que se destinaron 250 toneladas de este frijol al consumo social y se refiere a la posibilidad de incrementar su presencia ante la inestabilidad de la oferta de otras variedades.

Esto fue posible, según el articulista, porque el precio del quintal se pagó a 16 dólares, algo no acostumbrado para este tipo de frijol, lo que motivó los altos rendimientos que se obtuvieron.

Pero a pesar de esos resultados, el frijol se vende a 0.21 dólar la libra.  Para muchos resulta caro, además de que ese grano, también conocido como frijol  caballero, no es del agrado de los consumidores cubanos.

El periodista omitió decir que la producción agrícola, con excepción de la caña, creció, de enero a septiembre, un 7,2%, gracias a los altos rendimientos del arroz y los frijoles; por tanto, resulta algo alejada de la realidad su afirmación de que por la “inestabilidad de la oferta”, no hubo presencia en los mercados agropecuarios estatales de frijoles negros y colorados. De acuerdo a los datos brindados por la Oficina Nacional de Estadísticas, la producción de frijoles se disparó 1,9 % (58 300 toneladas).

El acopio y comercialización de estos granos y otros productos del agro, continúan en mano de los intermediarios.

Los frijoles negros y colorados se venden  en los mercados agropecuarios de oferta y demanda, puntos  de ventas y carretilleros, a 0.48 y 0.60 dólar la libra, respectivamente. Mientras, los mercados agropecuarios estatales continúan prácticamente vacíos de de productos del agro. Por eso, las amas de casas si quieren hacer un arroz con potaje no le queda otro remedio que pagar los altos precios por estas variedades de frijoles, que son los que consume tradicionalmente la población. No se sabe desde cuándo no se venden a 0.32 dólar la libra de frijoles.

La cosecha de arroz creció un 64,5%.  Hasta septiembre se produjeron 290  400 toneladas, pero hasta ahora nadie ha explicado  dónde fue a parar esa producción, porque por ningún lugar se encuentra el arroz nacional a 0.10 dólar la libra. El que se vende en la cantidad que se quiera es el de importación, a 0.20 dólar la libra.

Una familia de cuatro integrantes, que decide comer arroz y potaje, acompañado de carne de cerdo y algo de ensalada, más los condimentos y el aceite para preparar la comida, debe gastar como mínimo 3.80 dólares, en un país donde el salario promedio mensual no sobrepasa los 22 dólares.

Como están las cosas, los cubanos tenemos que pensarlo varias veces para decidirnos a preparar ese exquisito y carísimo manjar en que “nuestra” revolución ha convertido al otrora humilde arroz con frijoles.

¿Será que haber elevado al nivel de exquisitez culinaria lo que tradicionalmente  fue la comida básica del pueblo clasifica entre los logros revolucionarios de que tanto se habla?

ramsetgandhi@yahoo.com

[fbcomments]