Cubanet
Noticias de Cuba – Prensa Independiente desde 1994
Domingo, 22 de octubre 2017

Venezuela vista a través del catalejo cubano

Para el cubano de a pie la situación en el país sudamericano no ocupa la relevancia que realmente tiene

 |   |  comment count

Embajada de Venezuela en La Habana (Reuters)

LA HABANA, Cuba.- Venezuela acapara la atención de los medios de comunicación de todo el mundo tras el agravamiento, durante la última semana, de la crisis política y social que vive el país suramericano.

La situación se ha convertido en una guerra de poderes dadas las fuertes contradicciones entre la Asamblea Nacional (dominada por la oposición) y los poderes ejecutivo y judicial, en manos de los chavistas.

Sin embargo, los medios de comunicación en Cuba mantienen un discurso en defensa del gobierno bolivariano y han echado mano del ‘catalejo’ de siempre para observar la situación que atraviesa el sureño país y atribuir estos problemas a los opositores.

Y no es para menos. Venezuela es uno de los principales aliados políticos de la Isla y un importante socio comercial para la economía cubana. Gran parte del petróleo que se consume, incluso se reexporta en la nación caribeña, proviene de los puertos venezolanos a precios muy favorables.

En respaldo a esta “desinteresada amistad” entre ambos pueblos, Raúl Castro ha reiterado su apoyo a los chavistas y ha condenado las “acciones desestabilizadoras” contra el gobierno de Caracas. Recientemente, también han ofrecido su apoyo intituciones oficiales como los Comité de Defensa de la Revolucion (CDR), la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) y otros.

Los medios de prensa nacionales se han hecho eco de estas declaraciones y han sostenido la postura oficial de respaldo a Maduro y sus seguidores.

A pesar de ello, algunas lagunas comunicativas han quedado vacías para los lectores cubanos. Múltiples comentarios en las páginas web que publicaron contenidos sobre Venezuela durante los últimos días así lo reflejan.

Luego de una nota en Cubadebate acerca de la rectificación del Tribunal Supremo venezolano sobre dos sentencias contra la Asamblea Nacional, calificadas de inconstitucionales por la Fiscal General, el usuario Miguel Angel expresó:

“Este es el resultado de dar las informaciones a medias. Nadie ha publicado qué dijo la fiscalía, todo lo contrario, se aplaudió en nuestra prensa tal decisión del Tribunal Supremo. Creo que manipular las informaciones no nos ayuda. Creo que se debe dar toda la información, con todos los elementos objetivos y apegada a la verdad; sin tomar partido, eso es tarea de los demás, así cada cual formula su criterio sobre bases reales informativas. Ahora mismo estoy seguro de que no se ha dicho todo, como si uno n o tuviera acceso a otros canales de información. Llamo la atención: esta no es la Cuba sin comunicación que existía hace unos años, ahora las tecnologías pueden convertir en informadores a cualquier ciudadano y de verdad quiero creer en nuestros periodistas y medios, no me decepcionen por favor.”

Otro internauta con el pseudónimo Cubano, tambien manifestó su inconformidad con la manera en que se aborda el tema y mencionó en la propia página:

“Una vez más nuestra prensa sale mal parada, no somos claros y menos oportunos, ayer elogiamos una cosa que a todas luces fue un error que hoy se trata de rectificar, de lo dicho por la fiscal nadie aquí dijo nada … Creo que la prensa cubana tiene que ganar en credibilidad dando los elementos en su amplitud total para entender qué sucede en Venezuela. Hoy no sabemos todos los colores que tiene aquel conflicto, solo nos dicen una parte.”

Resulta llamativo el hecho de que los propios medios oficiales estén publicando comentarios críticos que los implican y reconozcan, de esta manera, algunos fallos. Quizás se trate de una moderada apertura editorial o de un grandísimo cargo de conciencia.

De cualquier manera, para el cubano de a pie, más concentrado en las necesidades cotidianas que en la política, el tema Venezuela no ocupa la relevancia que realmente tiene.

Un eventual cambio de régimen en Caracas podría tener repercusiones nefastas para la Mayor de las Antillas. Solo basta mirar retrospectivamente a los recortes de combustible de julio de 2016 para imaginarse lo que podría suceder si se terminara el suministro de crudo subvencionado por Venezuela a Cuba. Indiscutiblemente, sería otra crisis para la que el pueblo no está ni “ideológicamente preparado”.

Mientras Maduro y su gabinete luchan contra la oposición interna y las presiones externas de organismos como la OEA, quienes exigen una mayor democracia en la nación bolivariana. Mientras las calles venezolanas se vuelven más peligrosas y la escacez se agrava, la preocupación también asalta a los colaboradores cubanos en tierras morochas.

Algunos llevan desde Cuba los productos de primera necesidad y los dólares que pueden. Otros, como Ileana, manifiestan sus deseos de regresar cuanto antes a la Isla.

Lo cierto es que la situación venezolana parece ir de mal en peor y las protestas continúan acentuándose.

Situación similar se vive en Ecuador, donde la izquierda encabezada por Lenín Moreno triunfó por estrecho margen en la segunda vuelta de las presidenciales. Esto ha despertado la reacción de varios sectores de la población, que han salido a las calles a protestar, argumentando que hubo fraude.

Para analizar este país, en el ombligo del mundo, el catalejo cubano parece usar el mismo lente que le pone a Venezuela.

Ver más en:

Acerca del Autor

Eliseo Matos

Periodista independiente

Relacionado:

Envíe su Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la opinión de Cubanet Noticias. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario que viole alguno de los términos y condiciones del reglamento será inhabilitado para volver a comentar. Pedimos a los usuarios abstenerse de utilizar palabras obscenas u ofensas de tipo personal. Enviar un comentario implica la aceptacion del reglamento. Servicio proporcionado por DISQUS.


comments powered by Disqus

Coméntalo en Facebook: