Turismo: ¿La temporada baja es cosa del pasado?

Turismo: ¿La temporada baja es cosa del pasado?

Una clase de cubanos llena cada vez más el vacío dejado por los extranjeros cuando se marchan

El hotel Barceló Solymar, en Varadero (Archivo)
El hotel Barceló Solymar, en Varadero (Archivo)

LA HABANA, Cuba.- De acuerdo al informe de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) referido al Turismo Nacional (Principales indicadores, enero-diciembre 2015), el pasado año se reportó que 1 334 056 turistas nacionales vacacionaron en los diferentes polos turísticos dirigidos por los grupos hoteleros del Ministerio de Turismo y Gaviota, perteneciente esta última al Grupo de Administración Empresarial (GAE) de las Fueras Armadas Revolucionarias.

Esto ha sido el resultado de la nueva política de poner en oferta los hoteles a precios más competitivos y en condiciones más ventajosas, dado que se está en temporada baja.

Por el desempeño de los diferentes turoperadores cubanos, el nivel de ocupación de los hoteles sobrepasó el 60% y el monto recaudado por concepto de esta nueva modalidad de turismo nacional ascendió a 310 352 dólares, lo que significó un ingreso medio por turista de 72 dólares.

Los mayores ingresos por el turismo nacional se reportaron en primer lugar en alojamiento, que ascendió a 138 228 dólares. Le siguieron los servicios gastronómicos, con un monto de 124 235 dólares, y por último los servicios de transporte, ascendentes a 37 244 dólares. Lo recaudado en comercio minorista, recreación y otros, sumó 10 644 dólares.

Es una nueva estrategia que aplica el régimen en su desesperado esfuerzo de recoger las mayor cantidad de dólares en poder de un reducido sector de la población, que por diferentes vías lo reciben de sus familiares radicados en el exterior, principalmente en los Estados Unidos; de aquellos que laboran en las misiones diplomáticas radicadas en La Habana, los ejecutivos y empleados de las firmas extranjeras que operan en Cuba, y los dueños de pequeños negocios, que disponen de suficiente dinero para hacer las reservaciones en los diferente burós de turismo para disfrutar de las ofertas que estos promocionan a precios módicos de los diferentes grupos hoteleros cubanos.

Es una verdad de Perogrullo que las diferencias sociales en Cuba han cobrado fuerza últimamente. Es por lo que los medios oficiales guardaron total silencio acerca de los festivales de reservaciones celebrados por los diferentes grupos hoteleros a finales de junio.

Dichos festivales, como es natural, no estuvieron dirigidos a la mayoría de los cubanos, que ganan algo más de veinte dólares mensuales de salario promedio, sino a aquellos que pueden pagar una reservación de tres días con dos noches con todo incluido en el hotel de su preferencia, cuyos precios oscilan entre 140 y 180 dólares por persona.

Estas ofertas de reservaciones a precios módicos, propias de la temporada baja, estuvieron dirigidas a ese sector cada vez con un mayor poder económico que busca los lugares más adecuados para gastar su dinero, y que seleccionan, entre las ofertas de los grupos hoteleros, la más ventajosa, de acuerdo al dinero del que disponen.

Los grupos hoteleros del Ministerio de Turismo y Gaviota han obtenido buenos resultados económicos con esta política. El nivel de ocupación el pasado año, en el periodo de la temporada baja, fue de un 67% algo que no ocurría desde hacía muchos años.

Por la alta afluencia de personas interesadas en conocer las diferentes ofertas presentadas en los festivales de reservación de este año, es de suponer que el nivel de ocupación de los hoteles será igual o superior que en la etapa precedente. Por tanto, se puede asegurar que la temporada baja del turismo en Cuba ya es algo del pasado.

[email protected]

Acerca del Autor

Osmar Laffita Rojas

Osmar Laffita Rojas

Osmar Laffita, Holguín, 1945. Marino mercante, profesión en la que se mantuvo durante 20 años. En 1991 pasa a trabajar en el turismo, hasta 1994. En 1993 ingresa a la Corriente Socialista Democráticas, y en 2007 se vincula al Partido Solidaridad Democrática. Desde ese año colabora con las páginas CubaNet y Primavera de Cuba e-mail: [email protected]

[fbcomments]