Régimen niega empleo al exprisionero político Lázaro Mendoza García 

Régimen niega empleo al exprisionero político Lázaro Mendoza García 

“Todo parece indicar que la Seguridad del Estado intenta asfixiarme económicamente. Quieren doblegarme por hambre”, declaró el activista a CubaNet.

LA HABANA, Cuba. – El opositor y exprisionero político cubano Lázaro Mendoza García denunció ante las cámaras de CubaNet que sufre discriminación política por parte del régimen de la Isla, que se niega a ofrecerle empleo por su activismo. 

“Todo parece indicar que la Seguridad del Estado intenta asfixiarme económicamente. Quieren doblegarme por hambre, pero no lo van a conseguir. Prefiero sacar un cartel en el Capitolio para que me metan preso y me tengan que dar comida gratis, aunque sea el sancocho ese que dan en prisiones”, denunció Mendoza.    

El activista, inicialmente había sido contratado como custodio diurno en una de las sedes de Correos de Cuba del municipio La Lisa, donde reside. Sin embargo, varios días después de iniciar su contrato, la administradora de la entidad le comunicó que no podía continuar en el empleo por sus antecedentes penales.

“Me hacen el contrato y el día 22 de enero empiezo a trabajar. Todo el mundo estaba contento con mi trabajo, pero ya el día 28 viene la administradora y me dice que había bajado (una orden) del Ministerio (de Comunicaciones) de que yo no podía trabajar allí porque tenía muchos antecedentes”, explica Mendoza. 

“Todos mis antecedentes son por actividades políticas, por protagonizar diferentes protestas contra instituciones claves de la dictadura, y eso les duele. Por eso tratan de rendirme por hambre”, aseguró el exprisionero político.

Mendoza es líder del Movimiento Justicia, una organización no gubernamental que lucha a favor de los Derechos Humanos. Él mismo ha protagonizado numerosas protestas frente al Capitolio de La Habana, el Ministerio de Justicia y la Asamblea Nacional del Poder Popular, entre otras instituciones oficiales cubanas.

En marzo de 2017, el activista fue liberado tras cumplir 11 meses de cárcel por protagonizar una protesta en la vía pública. En esa ocasión recorrió cuatro prisiones: Valle Grande y Combinado del Este en la capital; Taco Taco, en Pinar del Río, y la prisión de Guanajay, en la provincia de Artemisa. A pesar de que nunca fue sancionado por un tribunal estuvo casi un año en prisión.

“En mi caso hay discriminación política, racial; discriminación de toda índole porque ahora me encuentro con que no tengo un sostén (económico), no tengo sostén de vida”, lamentó.

“No tengo trabajo, no tengo dinero, no tengo comida… ¿Cómo me alimento? Yo quiero trabajar para ganarme la vida, pero por mi activismo político el régimen me lo impide; ellos quieren liquidarme”, insistió.

Entretanto, el Gobierno cubano continúa calificando a los activistas opositores como “mercenarios al servicio del imperio”.

“Ellos llevan toda una vida diciendo que la oposición recibe financiamiento desde los Estados Unidos, que somos mercenarios pagados por la CIA (Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos). lo cual no es verdad, si no mira mi caso”, apuntó Mendoza.

“Siempre tratan de que las personas que disienten estén en la situación más mala en que puedan estar. Este es solo uno de los grandes costos que hay que pagar por pensar diferente al ‘todocastrismo’. Son una maquinaria perversa de destruir personas por tener ideas diferentes a las de ellos”, afirmó.

Lázaro Mendoza, exprisioneros políticos, represión en Cuba, discriminación política

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Enrique Díaz y Vladimir Turró

Periodistas independientes cubanos. Residen en La Habana

[fbcomments]