Quién protege a los presos cubanos

Quién protege a los presos cubanos

(Advertencia, este reportaje contiene imágenes muy fuertes) El traslado a reclusos en Cuba se realiza sin cuidar la integridad física de los mismos

Accidente en carretera central Bayamo donde mueren 4 militares, una joven de 18 años y un recluso (foto cortesía del autor)
Accidente en carretera central Bayamo donde mueren 4 militares, una joven de 18 años y un recluso (foto cortesía del autor)

BAYAMO, Cuba. – Reclusos de la prisión de las Mangas, en la provincia Granma, temen por su seguridad en el momento de ser trasladados a los tribunales, o al Hospital Provincial. Denuncian que son tratados por los mismos guardias como animales.

Alexander Otero, ex preso político, declara: “Yo mismo fui víctima varias veces de esos traslados al Hospital en condiciones peligrosas. Estuve esposado con las cadenas llamadas ‘shakira’, que te unen las manos, los pies y la cintura. En esas condiciones nos montaban lo mismo en un camión de carga, que en una motocicleta sin casco de protección”.

Con respecto a un lamentable accidente que en 2014 cobró la vida de funcionarios y reclusos en esta provincia, el testimoniante cuenta: “Cuando el año pasado ocurrió el incidente en la curva del poblado de Las Mangas, falleció un recluso de mi destacamento, que fue conducido a juicio en el tribunal provincial. A partir de ese momento decidí que si no me trasladaban como estaba establecido, no salía de la prisión para nada, pues no estaba dispuesto a ser víctima de ello.”

Sobre las constantes irregularidades en el traslado de prisioneros se pronuncia además Arianna Sánchez, esposa de un prisionero de conciencia. La que también es Dama de Blanco refiere: “He sido testigo de las lamentables condiciones en las que ha sido trasladado mi esposo. Han utilizado lo mismo un camión que en un furgón. Siempre en las más discriminatorias imposiciones y con los métodos más abusivos.”

Para Yaquelin Hans, esposa de un preso político, la experiencia se repite: “Cuando he ido a la presión a reclamar ante las autoridades competentes he sido maltratada y hasta me han detenido. En una ocasión mi hija fue golpeada por un oficial. Por ese motivo, entre otros, formulé una queja ante Fiscalía militar y siempre han respondido que mi queja no procede. Considero que son tratados como animales.”

Esta situación es una de las razones que ponen en entredicho la calidad, y el modo del sistema penal cubano.

[fbcomments]