¿Qué sucede cuando un negocio privado pasa a manos del Estado?

¿Qué sucede cuando un negocio privado pasa a manos del Estado?

Indagamos sobre el cierre del popular club matancero “Galaxia”

“Atenas de Cuba” está donde antes se estableciera “Galaxia” (Foto: Vladimir Turró)

MATANZAS, Cuba.- La discoteca por cuenta propia “Galaxia” llegó a ser el centro recreativo más popular de toda la provincia de Matanzas. Sus atractivas ofertas colocaron a este proyecto cultural audiovisual entre los más preferidos por los jóvenes. Sin embargo, la felicidad no duró mucho tiempo; a sus dos años de creada, la afamada instalación fue cerrada “por corrupción”, según informaron en su momento las autoridades provinciales en el periódico local Girón.

De nuevo la excusa fue la prostitución, el tráfico de drogas y el lavado de dinero, según informó una fuente policial bajo condición de anonimato.

Construida en lo que fuera antes el cine Bahía, ubicado en la zona de Peñas Altas en la ciudad cabecera de la provincia homónima, el inmueble fue inaugurado en julio de 2015 y promocionado por todo lo alto por los medios de prensa de la localidad. En su inauguración además estuvieron presentes personalidades del gobierno provincial.

Su ambiente acogedor logró conquistar inclusive a los visitantes extranjeros instalados en el polo turístico de Varadero, quienes se fueron haciendo cada vez más asiduos.

Todos querían conocer “Galaxia”, el espectacular establecimiento recreativo nocturno que apostaba por satisfacer las demandas de sus visitantes. Para lograrlo su creador, Yohervis Rodríguez Martínez, contrataba variados grupos musicales de renombre nacional, tales como Los Ángeles, Yomil y El Dany, Habana D’Primera, entre otros. Y los precios no podían ser mejores, explicó un exparqueador del centro nocturno que pidió no se revelaran sus datos por miedo a represalias.

El proyecto logró convertir, con esfuerzo privado, un espacio que estuvo cerrado por casi 20 años, en el centro recreativo más atractivo de toda la localidad.

Sin embargo, el 4 de mayo de este mismo año una nota de prensa muy breve emitida por la Dirección Provincial de Cultura anunciaba el decomiso y cierre temporal del inmueble. Aquello conmocionó a muchos de sus asiduos visitantes, quienes no entendían los motivos que conllevaron al cierre.

La nota de prensa decía así: “Con la intención de proyectar una mejor propuesta cultural se transfirió el centro cultural audiovisual ‘Galaxia’ a la Empresa de Servicio Culturales ARTEX S.A. Con sede en el antiguo Cine Bahía de la ciudad de Matanzas, ‘Galaxia’ surgió desde julio de 2015 y actualmente no presta servicios debido a reajustes en su objeto social”.

“En los próximos días se informará a través de los medios de comunicación provinciales sobre la reapertura y ofertas de la instalación, para ello se estudian los gustos y preferencias del público al que será destinada”, concluía la nota.

Interior del club ‘Galaxia’ cuando aún funcionaba (Captura de pantalla/Vladimir Turró)

El diario provincial Girón además publicó un reportaje a dos páginas donde se hacía alusión a la supuesta corrupción del dueño de “Galaxia”. Todos los que tenían que ver con el centro fueron arrestados, incluso hasta los trabajadores, atendiendo a que la mayoría eran familiares del dueño, según detalló la fuente policial citada al principio de este reportaje.

Poco tiempo después nació el nuevo centro recreativo “La Atenas de Cuba”. Pero para varios entrevistados en Matanzas, el nuevo local no le llega ni a los talones a lo que fuera antes la “Galaxia”.

¿Pero entonces qué pasó con la intención de proyectar una mejor propuesta cultural?

Un empleado del nuevo centro confesó a CubaNet, bajo condición de anonimato por miedo a perder su empleo, que las presentaciones de orquestas nacionales disminuyeron “en un 99 por ciento”, producto de la falta de presupuesto para pagar a los artistas.

“Los grupos musicales más populares piden demasiado dinero por sus presentaciones, por eso no los podemos contratar (…) Los días que más o menos se llena el lugar son los domingos. Claro, que nunca como cuando la era de ‘Galaxia’. Ya casi nadie viene, ahora la gente más bien prefiere irse para la discoteca ‘La Salsa’, que está muy cerca de aquí. Esa sí se repleta, o de lo contrario prefieren ir a ‘Tropicana’, que está un poco más adelante; esas discos tienen mejor música y una propuesta más atractiva para los jóvenes”, explicó.

En ese sentido, otro empleado de la Dirección Provincial de Cultura expresa que los directivos de estos centros recreativos hacen sus propuestas a los jefes, pero alega que en la mayoría de las ocasiones no son aprobadas por las altas instancias del ministerio.

“No es que dependa de ellos totalmente, lo que a veces hay administradores arriesgados y actúan por su cuenta, pero si los descubren los despiden”, aseguró.

Yaneisi, quien visitaba “Galaxia” muy a menudo, asegura que ese centro nocturno ya no es lo mismo.

‘’Eso nunca más volverá a ser lo que era antes. Imagínate, como era particular el dueño siempre estaba arriba del detalle. Ahora que pertenece al Estado la música es malísima, pero además las ofertas en el bar escasean, por eso la mayoría de los matanceros preferimos ‘La Salsa’, que está mucho mejor. Se llena a tope”, confirmó Yaneisi a este diario.

Al respecto Osnán Juárez comenta que el drástico cambio en el centro recreativo era de esperar, ya que, según él, “los establecimientos particulares siempre van a funcionar mejor que los estatales”.

“Los particulares no les pierden ni pie ni pisada a sus negocios, porque como es lógico, es su dinero el que está en juego, nadie hace un negocio para perder. En tanto el administrador de un centro estatal siempre va a cobrar su salario funcione bien o mal, así que les da lo mismo”, apuntó.

Ibis Pérez por su parte advierte que el mayor enemigo de “Galaxia” fue haber ganado tanta popularidad, y refiere que por eso fue a parar a la mira de las autoridades.

“Yo visitaba esa discoteca casi todos los fines de semana y te aseguro que nunca vi droga ni prostitución. Para mí lo que sucedió ahí fue que, como las otras discotecas de la zona son estatales, se les estaban quedando vacías y no recaudaban dinero. Entonces buscaron una excusa para cerrar ‘Galaxia’. Eso es lo que yo pienso que debió haber pasado”, señaló Ibis.

Asimismo Osniel Valdivieso opina que “Galaxia” ha sido el mejor centro recreativo que tuvo la ciudad de Matanzas. “En los meses de vacaciones, hacía actividades hasta para los niños con payasos y todo, pero además podías reservar el local para cualquier celebración. Ahora que pasó al Estado ya no es así”.

Marlen Pimentel por su parte alega que los centros estatales con más éxito son los que están destinados fundamentalmente al turismo extranjero.

“El Estado invierte mayormente en centros que le generen importantes ganancias, y eso generalmente es en el turismo, pero a los emprendedores cubanos sí les interesan todos los mercados, incluido el nacional, que probablemente le deje más ganancia”.

[fbcomments]