Ositos Buddy, ¿por la convivencia pacífica?

Ositos Buddy, ¿por la convivencia pacífica?

Están parados juntos, agarrados de la mano. Han traído una dosis de alegría y esperanza a un pueblo ávido de novedades y frustrado en medio del “tira y encoge” entre Cuba y Estados Unidos

Bárbara Placensia (foto del autor)
Bárbara Placensia (foto del autor)

LA HABANA, Cuba. –Suspiran los habaneros, en medio del desasosiego provocado por el “estira y encoge” del tema Cuba-EE.UU.

En estas circunstancias, llegó a la capital un proyecto alemán de la mano Eva y Kalus Herlitz, con la colaboración del escultor austríaco Roman Strobl. Los 140 Osos Buddy, fueron desplegados en la Plaza San Francisco de Asís de La Habana.

Este proyecto propone con su gira mundial un claro mensaje de convivencia pacífica entre los países. Los Osos Buddy están parados juntos, agarrados de la mano. Cada uno ha sido creado por un artista para representar a su país natal. Coexisten los diferentes estilos autóctonos. Éstos se unen en una gran hermandad para formar una obra de arte colectiva que transmite alegría de vivir.

Los Ositos reflejan a 140 naciones en una plaza cubana. Dialogan y se abren. ¿Acaso también Cuba, su gobierno y su gente pueden abrirse al diálogo y a la convivencia pacífica?

Un custodio a cargo del cuidado del lugar, que pidió el anonimato, reveló: “Los Osos que más gustan al público son el estadounidense, todos se tiran fotos con él. Luego le siguen el inglés, el irlandés, el francés y el italiano. Claro, a los turistas el que más le gusta es el cubano: mujeres, tabaco y ron.”

Para Bárbara Plascencia, una visitante, “la expo es una maravilla, le dan ganas a uno de viajar por el mundo y poder entenderse con las naciones. Sin embargo hay que conformarse con soñar.”

Gilberto Canales expresó: “Me honra el Osito cubano, y que los extranjeros gusten de él. Espero que sea bien cotizado en la subasta de cierre. Hace falta un verdadero diálogo entre los cubanos, estamos en medio del oleaje y a la deriva. Y el gobierno no cuenta con el pueblo para nada.”

Gilberto Canales junto al Osito cubano (foto del autor)
Gilberto Canales junto al Osito cubano (foto del autor)

En tanto Beatriz Quintero, que posaba para una foto con el Osito inglés, dijo: “Recorriendo esta exposición dan ganas de volar de este país, aquí no tenemos futuro, por eso estoy enfocada en Inglaterra.”

Unos mexicanos, aparentemente reporteros de algún medio de difusión, no se identificaron, pero declararon: “Nos sentimos felices de vernos representados en la muestra. Al público cubano le ha gustado mucho el Osito. Ha sido muy gratificante poder compartir con la gente de a pie y escuchar un mar de opiniones.”

Junto al Osito de China, Suselis Peñalver se tiraba una foto. Deseó “conocer China pero, ¿Cómo lo logro? Al menos me queda de recuerdo la foto con el Osito.”

Unas chicas posaban con el Osito de Bulgaria. Una de ellas opinó: “Mis padres me contaron sobre los perfumes búlgaros que llegaban a Cuba en la década de los 70’s y 80’s. A ver si Dios me envía un turista búlgaro para irme de este país sin futuro.”

Los Ositos Buddy han traído una dosis de alegría y esperanza a un pueblo ávido de novedades. Solo queda esperar que el castrismo se abra, de verdad, al diálogo con el mundo. Y no continúe tapiando el futuro de la nación.

[fbcomments]