Se acabaron los huevos de oro

Se acabaron los huevos de oro

Se supo: “Van a traer huevos al Serrucho”. En la madrugada tremenda cola. Cada vez que hay una feria Agropecuaria en los alrededores, en Puerto Padre, no hay donde amarrar la chiva

huevos pesaPUERTO PADRE, Cuba.  Se supo: “Van a traer huevos al Serrucho”. En la madrugada, ya había tremenda cola en la bodega La 24 de Febrero. Todos esperaban “los huevos de oro”. Porque son carísimos, un huevo cuesta 1.10 CUP (pesos cubanos). Pero la necesidad obliga. Cuando la tienda abrió fue la locura.  En la tarde, ya no quedaba un solo huevo. 

La bodega pertenece a la cadena  conocida como El Serrucho (realmente se llama Ideal).  Vende comestibles liberados, a precios altos.  Y aunque la administración racionó la venta a  dos cartones de huevos (sesenta por persona), los demorados se fueron con las manos vacías.¨Esta es la tremenda necesidad que estamos pasando los cubanos”, exclamó un desesperado que llegó por  huevos y le dijeron que ya no había”  “Hambre, no hay aquí –protestó otro–  estrecheces sí, y muchas, porque los precios de los alimentos están altísimos, y en ocasiones, ni con dinero uno consigue lo que necesita”.

En la Isla está prohibida a los particulares la venta de leche. En  Cuba la leche la distribuye el gobierno. Y está racionada para niños de hasta siete años, o adultos con prescripciones médicas. Fuera de estos casos, quien quiera un vaso de leche, puede comprarse  medio kilogramo de leche en polvo, a 2.90 pesos convertibles (CUC), esto es, 72.50 pesos cubanos (CUP). Pues ni leche en polvo había en Puerto Padre, este domingo, ni aún en las TRD. Un dependiente dijo a este corresponsal: “No la busque, no hay leche ni en los almacenes”.

Con el pan sucede parecido,  falta o llega tarde al consumidor, y casi siempre, es de mala calidad. Entrevistado por la televisora local Canal Azul, Pedro Luís Rodríguez, director de la Unidad Industrial Alimentaria, dijo que, la pasada semana, hubo ocho roturas en  panaderías del municipio, que habían dificultado la producción de pan. El directivo  informó que deben a la población cuatro asignaciones del pan racionado, por la insuficiente producción de harina del Molino de Cienfuegos, que abastece el territorio Oriental, incluso, Camaguey.

Ocurre que cuando las autoridades provinciales y municipales montan una feria en los alrededores, la comida se pierde en Puerto Padre. Y este domingo de los huevos de oro, el Partido organizaba el primer aniversario de “Por nosotros mismos”, en San Manuel –poblado vecino. Y claro, en El Serrucho, los huevos salvadores, por mucho que costaran, volaron, y no alcanzaron para todos. En muchas casas, las ollas permanecieron vacías.

[fbcomments]