Cubanet
Noticias de Cuba – Prensa Independiente desde 1994
Miércoles, 29 de marzo 2017

La TV cubana y el miedo a la era digital

Solo algunos tienen acceso a los receptores necesarios para captar la señal de TDT

 |   |  comment count

LA HABANA, CUBA.- Con ayuda de “expertos internacionales” el gobierno cubano comenzó en el 2009 las primeras pruebas para el montaje de la televisión digital terrestre (TDT), adoptando la norma China para sus trasmisiones. Desde un inicio la idea era sustituir la televisión analógica por la digital, pero según medios oficiales en ese entonces, “la migración tecnológica se iba a realizar de manera planificada, y sólo se dejaría de transmitir por la forma analógica cuando todos los usuarios en la Isla tuvieran garantizadas las condiciones de recepción indispensables”.

Después de casi una década, con sus cinco canales intactos, la señal analógica se sigue usando y no se atisba el “apagón analógico” del que se habló comenzaría el año pasado. Principalmente porque las “cajitas”, como se le llama en Cuba a los decodificadores digitales, cuestan más del doble del salario mensual promedio.

María González, residente en La Habana, cree que comprar un dispositivo para recibir la señal digital es un lujo. “Me encanta la televisión, quisiera tener una cajita para tener más canales y de mejor calidad, pero tengo el dinero justo para comida y medicinas. Además del dispositivo, también tendría que comprar accesorios como una buena antena y cables coaxiales”.

“Es demasiado caro para mi bolsillo, eso lo podrán comprar los millonarios. Yo no tengo familiares en el extranjero que me ayuden”, agregó.

Desde sus primeras ventas en las tiendas recaudadoras de divisas (TRD), en 2014, los dispositivos de TDT se vendieron a precios que muchos consideran exagerados, los modelos de la marca Konka y Soyea a 47 y 38 dólares respectivamente. Después que muchos ahorraron por meses y se compraron estos, un año más tarde se comenzó a vender el equipo de alta definición (HD) de la marca cubana Gelect (con hardware de la empresa china Haier) por un monto de 50 dólares, capaz de captar los dos canales de prueba HD que actualmente están trasmitiendo películas, deportes y documentales.

Existen más de 12 modelos de dispositivos de TDT: los de gama baja que no cuentan con puerto para memoria USB, los de gama media que cuentan con puerto USB pero no tecnología HD, y los que incluyen todos los beneficios.

Recientemente se presentó el modelo Gelect HD-WA17, con sistema operativo Android y Wi-fi, en el cuarto Foro Internacional de Televisión Digital. Se puede conectar a Internet y a otros dispositivos Wi-fi como teléfonos y computadoras. Cuenta con Android 4.4, 1Gb de RAM y 2.5 Gb de capacidad de almacenamiento, con posibilidad de ampliar este último mediante memorias USB y micro SD.

En el mismo foro los expertos dijeron a medios oficiales que “su precio de venta aún no está definido, que todavía está en proceso de discusión”, pero después de casi dos meses no se ha vuelto a hablar de dicho terminal.

Tantas opciones de “cajitas” a precios inalcanzables han creado confusión en un país donde la población pudo tener acceso a Internet mucho antes y la brecha tecnológica es acentuada.

Por otra parte hay quien ha aprovechado la cobertura para avanzar en su negocio particular, como el joven universitario Raidel Pérez, graduado en Telecomunicaciones.

Pérez fabrica antenas caseras que vende por un precio de siete dólares. “La nueva tecnología de televisión digital me ha dado la oportunidad de avanzar en mi negocio. Las antenas las confecciono yo mismo y las vendo como pan caliente. La gente quiere disfrutar de una señal nítida con sus nuevos receptores digitales y en las tiendas del Estado no venden antenas. También tengo cajitas para vender a sobreprecio cuando se agotan las que venden en las tiendas estatales”.

Los poquísimos avances para esta tecnología han dejado ver que el proceso de migración de la señal analógica a la digital demorará más de lo planeado inicialmente por el gobierno, si es que alguna vez hubo una intención clara.

Según medios oficiales, los centros de Radio Cuba no tienen capacidad energética ni de infraestructura para ello, razones técnicas que obstaculizan la continuidad del proceso de despliegue de la TDT. Y no existe posibilidad física para añadir nuevos canales debido a que existen seis trasmisores, cinco en modo analógico para los cinco canales que se mantienen, más uno trasmitiendo los 8 canales digitales.

Sobre esto, Amaurys López García, director de Desarrollo Tecnológico del Grupo Empresarial de la Informática y las Comunicaciones (GEIC), argumentó: “Los canales que teníamos disponibles se nos han agotado. Cuando tú sigues poniendo equipos y equipos llega un momento en que el espacio, el clima, la energía y las torres no te permiten poner ni uno más, porque no tienen capacidad para ello. Actualmente hay provincias que reclaman la señal de alta definición (HD) y cuando revisamos la disponibilidad, realmente no les cabe más nada.”

Según datos oficiales existen 76 trasmisores en la Isla con cobertura para siete millones de habitantes, de 11,2 millones en todo el país, sin embargo, hasta noviembre del año pasado se han comercializado 1,2 millones de dispositivos receptores. Solo el 10 por ciento de la población.

Ver más en:

Acerca del Autor

Relacionado:

Envíe su Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la opinión de Cubanet Noticias. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario que viole alguno de los términos y condiciones del reglamento será inhabilitado para volver a comentar. Pedimos a los usuarios abstenerse de utilizar palabras obscenas u ofensas de tipo personal. Enviar un comentario implica la aceptacion del reglamento. Servicio proporcionado por DISQUS.


comments powered by Disqus

Coméntalo en Facebook: