Andar La Habana entre basureros

Andar La Habana entre basureros

¿Faltarían los vecinos a las más elementales reglas de convivencia, si hubieran tanques de basura con tapa en cada cuadra, si el camión de recogida de basura pasara al menos dos veces por semana?

Parque (foto del autor)
Parque (foto R, Cosano)

LA HABANA, CUBA. –La Habana es una ciudad sucia. Lo sabemos. Qué en muchas esquinas habaneras, la basura cubre las aceras, con peligros para los caminantes, lo sabemos y lo sufrimos. Pero nos golpea aun más, cuando la cámara graba las inmundicias acumuladas en las esquinas por la falta de civilidad de los vecinos. ¿Pero, faltarían estos vecinos a las más elementales reglas de convivencia, si hubieran tanques de basura con tapa en cada cuadra, si el camión de recogida de basura pasara por estos tanques al menos dos veces por semana? Sabemos que no:

¿Que tiene que decir a esto la dirección de comunales?

Ibán Guerra Hernández, fotógrafo residente en calle Séptima No. 403, Boca de Jaruco, provincia Mayabeque cuenta su curioso e impremeditado andar entre basureros.

Iván Guerra (Foto Cosano)

“Fui a visitar a un familiar en San Miguel del Padrón, una barriada habanera. Me llamó la atención un descomunal vertedero al lado de una escuela secundaria básica y a pocos metros de un centro de elaboración de alimentos y merienda escolar. Hablé con vecinos. Se quejaban del mal trabajo de la Empresa Comunales. El problema de ese y otros tantos basureros lo han denunciado al jefe de Comunales del Poder Popular. También en asambleas de vecinos con el Delegado del Poder Popular. Un ama de casa, dijo: “¿Para qué? Todo es perdedera de tiempo. El delegado (alcalde), el pobre ¡qué puede a hacer si solo es figura decorativa, no puede dar solución a nada o casi nada, ni siquiera ordenar erradicar un basurero. Cuando planteamos el problema en las reuniones nos dice: “He tomado nota del problema para trasladarlo a la Provincia”. En la siguiente reunión, cuando le preguntamos, responde: “Está informado al gobierno, pero dicen y es lo que digo a ustedes mis electores que no hay suficientes camiones de recogida de basura o están rotos; que si el Embargo; que tenemos que esperar”.

Calle de Boca de Jaruco (Foto Cosano)

Interviene una profesora: “¿Esperar qué? ¿Qué la basura acabe con nosotros? Hacen recogidas, pero no con la frecuencia necesaria y al rato aparece nueva montaña de basura”.

Continúa Guerra: “De San Miguel fui a los municipios Centro Habana y Cerro en busca del escaso material fotográfico. El espectáculo de basurales no era solo en calles secundarias sino en esquinas de avenidas y en solares con derrumbes de edificios. Pensé: ¿será esta Habana la vitrina del socialismo? De regreso a mi casa pasé por playa Guanabo. Aquí el panorama era casi idéntico con el agravante de calles inundadas con agua albañales y de lluvia y demasiados baches. El actual Guanabo, ¿podrá tener parecido al Guanabo de antaño, antes de1959 -fecha del triunfo castrista- del que entusiastamente hablaba mi abuelo llamado entonces Miami Chiquito?

©
Basurero en la calle Neptuno, La Habana (archivo)

“Al llegar a Boca de Jaruco y ver tantos otros vertederos casi pegados a las casas, edificios multi-familares, escuelas, oficinas y comercios, escenas que se repetían en Santa Cruz del Norte, cabecera municipal a donde fui a pagar al fisco mi licencia como trabajador por cuenta propia me hice la pregunta: ¿Para qué pagamos impuestos?

“Vecinos de Boca de Jaruco me manifestaron haberse quejado en reiteradas ocasiones al gobierno en las llamadas Reuniones de Rendición de Cuentas de los Delegados del Poder Popular a sus Electores en que no dan solución al grave problema de la basura, focos infecciosos, de contaminación ambiental, aunque es correcto señalar la labor de trabajadores de Salud Pública al intentar erradicar el mosquito trasmisor del dengue, pero su trabajo es incompleto por el mal funcionamiento de Comunales. Los micro-vertederos son focos permanentes infecciosos, causantes de letales enfermedades. En días pasados varios médicos y enfermeros del hospital municipal pasaron por las casas tomando la temperatura de los ciudadanos, alertándolos cómo prevenir enfermedades, pero se sintieron impotentes frente a los basureros y aguas estancadas en las calles”.

Concluye Ibán Guerra:

“El pasado 4 de septiembre reporté y pagué por adelantado en la Empresa Comunales por el vaciado de dos fosas en mi vivienda desbordándose habiéndose detectado larvas de mosquitos. En esta fecha las aguas negras no han sido extraídas por el carro cisterna. Dicen que está roto”.

[email protected]

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=iFF4b31hkV4#t=20[/youtube]

 

Acerca del Autor

Reinaldo Emilio Cosano Alén

Reinaldo Emilio Cosano Alén

Reinaldo Emilio Cosano, La Habana, mayo, 1943, licenciado en Filología en la Universidad de La Habana. Ejerció como profesor los últimos veinte años de vida laboral. Fue separado del magisterio por carecer de ''idoneidad política'', según consta en el acta de separación definitiva. Fue miembro del Comité Cubano pro Derechos Humanos, y participó en la Coalición Democrática Cubana. Escribe desde hace más de diez años para CubaNet, a través de la agencia Sindical Press, de la cual es director. e-mail: [email protected]

[fbcomments]