1

La Habana, la vieja dama en ruinas

EXPO 5LA HABANA, Cuba. – Hasta el 7 de septiembre se expone en la capitalina galería independiente de arte Cristo Salvador, la muestra fotográfica I have a dream del artista francés Patrice Loubon (2/8/1965), imágenes de La Habana en el año 1994, donde la capital de los cubanos parece sacudida por una bomba atómica.

Cubanet asistió a la muestra.

Patrice Loubon se graduó, a inicios de la década de los noventa, en la Escuela Nacional de Fotografía en París. Recorrió a  la recién desaparecida Europa del Este. Visito Hungría, Polonia, Bulgaria… Su intención era captar, mediante la imagen,  como  se introducía el modelo económico capitalista en esos países. Para el país socialista de América, se preguntó: ¿Y Cuba después de la Caída del Muro de Berlín?:

–Llegué a la Isla por primera vez en 1993, buscando algunas respuestas a esa pregunta –contó Patrice Loubon a esta reportera– Me encontré con el Período Especial. Caí en shock, no había nada que comer, faltaba la electricidad por horas y la gente enflaquecía más cada día.

Añadió el artista: — Mi propósito era hacer un recorrido fotográfico de Oriente a Occidente, sin embargo con lo que encontré en La Habana me bastó. Para colmo, tenía escasos recursos para moverme y falló el plan logístico que garantizara mi comida en provincias. Decidí quedarme en La Habana y hacer mis retratos, recorriendo la ciudad en bicicleta y durmiendo en casas de amigos solidarios.

Patrice agregó: –Vine a Cuba, con la inspiración de 3 artistas de la fotografía: Walter Evans, norteamericano que retrató La Habana en los años 30 del siglo XX, el francés Eugene Atget y Thomas Struth, este último miembro de la vanguardia alemana en la segunda post-guerra.

EXPO 2En estos años, Patrice Loubon se ha dedicado a la búsqueda de artistas noveles de la fotografía. También a colaborar  con revistas y exposiciones relacionadas con el arte contemporáneo. Posee buenos vínculos en la Fototeca de Cuba y el apoyo de críticos y curadores de las artes visuales en la isla.

Su exposición I have a dream es el retrato de La Habana ruinosa del año 1994, de La Habana de las consignas políticas. Pero en el 2014, no es mucha la diferencia.

En la exposición pude dialogar con algunos de los asistentes:

Yamel Santana: –La Habana era y es una especie de “Matrix”, antes o después todos deseamos escapar a “Sion”. Son fotos conmovedoras que te revuelven el alma, por la fuerza de imagen.  Una realidad sin estereotipos que contrasta con el lenguaje mediático oficial en esa época.

Joel Mayor joven fotógrafo: —I have a dream, expone excelentes imágenes del contexto urbano. Es un regreso a los años 90s,  para quienes los sobrevivimos siendo  jóvenes. Ojalá en aquel tiempo yo hubiera tenido la visión para  retratar una realidad tan dura y desmitificadora.

Boris Sánchez: –Me recuerda la violencia, el hambre, las madrugadas en la calle. Éramos tan jóvenes y no teníamos una proyección de futuro. EXPO 1Sin embargo de alguna manera fue mi mejor etapa y experimente la felicidad.

Hanói Moran, asiduo al lugar, añadió: –¡Qué años aquellos!, pura miseria. Ahora es como un contraste y te lleva a replantearte los escenarios de la vida. Hay que dar gracias por estar vivos y poder hacer el cuento.

De I have a dream, Patrice Loubon comentó:

–La Habana sigue siendo una ciudad de ruinas, excepto ciertos oasis en medio del desastre. A la ciudad le han aportado un leve maquillaje los negocios particulares, pero no veo un desarrollo sostenido en casi nada. La capital de Cuba, otrora una ciudad bellísima, ahora da lástima.

I have a dream se expone en la galería Cristo Salvador, calle 19, No.1104, entre 14 y 16, Vedado.

Relacionado: Existe una producción alternativa al arte cubano