La burla en televisión de la Viceministra de Trabajo

La burla en televisión de la Viceministra de Trabajo

El régimen intenta entusiasmar al cubano con la idea de trabajar para el Estado, parlotea sobre “salarios decorosos”. A la vez zancadillea al sector privado.

Foto del autor
Foto del autor

LA HABANA, Cuba – El pasado martes 21 de octubre, el segmento especial de Cubadice del Noticiero Estelar de la televisión cubana trató el tema del acceso al empleo por las personas desempleadas.

Cubadice entrevistó a la viceministra primera del Ministerio del Trabajo y Seguridad Social (MTSS), quien manifestó: “Las personas a veces piensan que solamente los empleos son en la agricultura y en la construcción, no. Hay empleo en todas las ramas de la economía, hay empleo con salarios, que son salarios aceptables, buenos salarios, salarios decorosos y las personas simplemente, ni siquiera están buscando empleo”.

Los periodistas del medio oficialista y la funcionaria ministerial parecían encontrarse en otra realidad distinta a la cubana. Evocaban al empleo estatal, como una verdadera fuente de ingreso sustentable para el cubano.

El medio de comunicación, hacía un llamado para que los desocupados aceptaran trabajar para el Estado, pues ganarían salarios “decorosos”. Un sueño o más bien una pesadilla. Muchos televidentes carcajearon, por los comentarios que realizó la viceministra. Otros se preguntaban ¿Por qué no acaban de abrir la llave a la actividad privada?

El gobierno zancadillea al sector privado

Hace dos años, el Consejo de Administración del Poder Popular de La Habana tomó la decisión de suspender las licencias de trabajo por cuenta propia para el transporte de pasajeros utilizando bicicletas, más conocido como bicitaxis o ciclos. Las causas de la medida aplicada aún se desconocen, pero dejó sin posibilidades de empleo a un sector de pequeños propietarios que invertían o reparaban sus ciclos para incorporarse a esta empresa.

CubaNet, conociendo la restrictiva medida a los bicitaxistas, salió por las calles de La Habana para conocer la opinión de los trabajadores y en especial la de los pedalistas que han sido perjudicados por el gobierno de la capital:

Ariel, bicitaxista de La Habana Vieja, señaló: “Aquí las cosas no mejoran, porque todo lo quiere controlar el gobierno. No importa que pedaleemos durante todo el día. Cuando vieron que ganábamos unos 25 dólares diario, buen dinero para poder vivir, las cosas fueron para peor, a punto que suspendieron las licencias. Ahora es otra historia la que tenemos. Muchos trabajan ilegales.”

Mario, otro entrevistado, expresó: “Llevo seis meses trabajando ilegal. No tengo licencia, y mi familia tiene que comer, en la casa no puedo estar. Tampoco voy a trabajar durante un mes con el estado y que mi familia no tenga ni con que vestirse. Compré el bicitaxi, pasé la escuela de choferes, en tránsito troquelé el bicitaxis a mi nombre, pero no tengo la autorización del Ministerio del Trabajo para trabajar como bicitaxista, ni la licencia de operaciones que da el Ministerio de Transporte, porque el gobierno la suspendió.”

Maikel, de Centro Habana, nos cuenta: “Mira ahora esta actividad es un negocio. El que tiene la licencia de trabajo por cuenta propia de bicitaxista, puede poner un ayudante, para que le trabaje y negocias con empleado, el pago de los impuestos y la seguridad social, se queda en su casa y puede ganarse 40 dólares al mes sin trabajar. También si tiene varios bicitaxis, los puede arrendar, no importa que el arrendatario trabaje ilegal, la multa es personal al chofer del bicitaxis.”

Uno que ha logrado “montar” el negocio, Lázaro, describe: “Tengo la propiedad de cuatro bicitaxis, que arriendo: tres ciclos con doble turno y el mío después que termino de trabajar sigue 8 horas arrendado, los 30 días del mes. Los trabajadores no tienen autorización. ¿Tú crees, que si no diera ingresos lo podrían arrendar? Esta es una actividad que genera empleo y al estado sin prestar servicio alguno solo por impuestos le llega una fortuna.”

Una funcionaria de Tránsito del Ministerio del Interior, ubicada en Zanja y Santiago, municipio Centro Habana, que pidió no ser identificada, a la pregunta relacionada sobre la paralización de las licencias para los ciclos de pedal expresó: “Desde abril del 2012, el gobierno provincial, suspendió las autorizaciones de las licencias para los bicitaxistas de todos los municipios de La Habana. No sabemos por qué la limitaron ni cuándo se autorizaran.”

Gastados cantos de sirena

Datos de la Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI) revelan que en Cuba hay 6 976 100 personas en edad laboral y de ellas trabajan 4 910 800, que ganan un salario medio nacional de cerca de 20 dólares mensuales. También se registra que hay 2 065 300 desocupados o sea que no tienen empleos.

Sergio Rodríguez, albañil y plomero de profesión expresó: “Trabajo casi 10 horas diarias en la construcción y gano unos 20 dólares al mes, que no da para comer ni una semana. Tengo que buscarme la vida en el trabajo privado, para subsistir.”

“Vi la entrevista a la Viceministra en la televisión. La dirigente está alejada de la realidad. Decir que en Cuba hay salarios decorosos eso es una burla. Los mejores salarios y no son tan decorosos solo están en las empresas mixtas, firmas extranjeras, en puestos del gobierno, en la cooperación, que son redondeados por las prerrogativas de tener carros, viajes al extranjero, dietas y casas buenas. Pero un obrero como yo, está siempre en la pobreza, porque nuestro trabajo no da para vivir decorosamente, ni se paga como debe ser”.

ernestogrdiaz@gmail.com

[fbcomments]