El camino al poder en Cuba, ¿un juego de tronos?

El camino al poder en Cuba, ¿un juego de tronos?

El artista Luis Manuel Otero tiene una ocurrente manera de mirar las próximas votaciones

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=gKeuDKE_-GE[/youtube]

 

LA HABANA, Cuba.- No se trata de una versión cubana para la televisión sino de otra de las “trastadas” irónicas de Luis Manuel Otero Alcántara, quien ha querido “dar el berro” (protestar) para denunciar la “esencia antidemocrática de un proceso eleccionario creado y regulado por el propio Gobierno”, según declaraciones del artista para nuestro medio de prensa.

Bajo el título de “Juego de Tronos, elecciones en Cuba 2018”, Otero Alcántara acude a la parodia para proponer unos comicios paralelos a los del oficialismo, y donde tendrían cabida aquellos opositores que actualmente, mediante trampas legales y campañas difamatorias orquestadas por el régimen, son privados tanto del derecho a postular candidatos como a ser postulados.

“Quiero proponer una acción paralela. Y serán unos comicios de verdad, donde estarán incluidos tanto los cubanos que viven en el exterior como los que estamos aquí. (…) podrán votar, ya en las redes sociales o ya de manera física, y al final el resultado será el que decida la gente, que posiblemente no coincidirá con el de las supuestas elecciones manipuladas por el Gobierno y donde estarán oficialistas y opositores”, afirma Luis Manuel, cuya obra ha comenzado a ser divulgada por la prensa independiente como primera fase de un largo proceso.

“Estamos en una primera etapa, luego han de venir otras, mucho más complejas porque serán como verdaderas elecciones, donde habrá campañas de los candidatos, publicación de sus biografías y todo lo que conllevaría una elección”, explica el artista mientras reconoce que la obra pudiera verse frustrada por la intervención de la policía política, tal como ha sucedido tiempo atrás con performances como los de Tania Bruguera o como los del propio Otero Alcántara que han tenido como centro las contradicciones de un sistema político en crisis.

A la pregunta sobre por qué eligió el título, los conflictos y la visualidad de la famosa serie televisiva, basada en la novela del norteamericano George R. Martin, Luis Manuel Otero responde que ha sido obra de la casualidad y que el argumento, aunque fantástico, lo obligaba a establecer una conexión con la realidad cubana donde se habla de eliminar a una oposición silenciada, de perpetuar a una familia o a un solo partido político en el poder y de un discurso oficial donde la nación es un territorio asediado por enemigos.

Entre los nombres que aparecerán en las boletas de este “Juego de Tronos” que nos propone el creador del llamado “Museo de la Disidencia” y  también autor de acciones artísticas como “¿Dónde está Mella?”, que indagaba sobre el destino de una estatua removida del actual Hotel Manzana, se encuentran figuras reconocidas del oficialismo como el vicepresidente del gobierno, Miguel Díaz-Canel, y dos de los hijos de Raúl Castro quienes se disputarán el “trono de hierro” junto a opositores como Antonio Rodiles, Manuel Cuesta Morúa y Eliecer Ávila.

[fbcomments]