Cubanet
Noticias de Cuba – Prensa Independiente desde 1994
Jueves, 23 de febrero 2017

“Jamás había visto algo así”

Las zonas más afectadas por el huracán Matthew continúan militarizadas

 |   |  comment count

Baracoenses tras el paso del huracán Matthew, hace tres meses. Miles perdieron sus casas y opinan que la respuesta gubernamental ha sido lenta (Foto: Alejandro Ernesto/EFE)

Baracoenses tras el paso del huracán Matthew, hace tres meses. Miles perdieron sus casas y opinan que la respuesta gubernamental ha sido lenta (Foto: Alejandro Ernesto/EFE)

Baracoenses tras el paso del huracán Matthew, hace tres meses. Miles perdieron sus casas y opinan que la respuesta gubernamental ha sido lenta (Foto: Alejandro Ernesto/EFE)

GUANTÁNAMO, Cuba.- Tres meses después del paso del huracán Matthew, miles de guantanameros continúan viviendo en condiciones precarias y bajo el control admonitorio de los “boinas rojas y negras”, comandos especiales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y el Ministerio del Interior (MININT).

Todavía, ni el Consejo Nacional de la Defensa Civil ni ninguna otra institución estatal han informado públicamente sobre el monto de los daños ocasionados por el huracán.

Es cierto que se avanza en la recuperación, pero a medida que cursa el tiempo algunos se desesperan debido a la lenta respuesta gubernamental. Temen ser relegados por la presencia de nuevas contingencias, como todavía ocurre con damnificados por el huracán Sandy a más de cuatro años de su paso por Santiago de Cuba.

Según la prensa gubernamental

Un reporte de José Ignacio Rodríguez, periodista del Sistema Informativo de la TV Cubana, transmitido por el noticiero vespertino del 3 de enero, afirmó que en Baracoa hay avances palpables en la recuperación pues muchas edificaciones, además de reconstruirse, fueron pintadas (sic). También afirmó que en Maisí se recuperaron los servicios básicos, léase agua potable, electricidad, atención médica y venta del pan. Por los datos que ofreció es evidente que la recuperación de los establecimientos estatales fue priorizada.

Así lo corroboró el corresponsal de Granma en la provincia, Jorge Luís Merencio Cautín, en amplio reportaje titulado “Recuperación sin pausa y con paso firme”, publicado el 4 de enero, donde asegura que fueron dañadas 42 338 viviendas, 72% del fondo habitacional perjudicado por el huracán. Del total de viviendas dañadas, 8 413 corresponden a derrumbes totales y 6 552 a parciales; 15 235 sufrieron la pérdida total del techo y 12 138 de una parte de él.

Según la mencionada fuente, el Consejo de Defensa Provincial informó que hasta el pasado 28 de diciembre se habían recuperado 19 451 moradas, a las que deben sumarse 2 000 módulos de casas entregados a familias que viven en sitios apartados, lo que representa el 54% de recuperación, frente al 88% de los establecimientos estatales.

El Consejo de Defensa Provincial estimó que entregar esos módulos equivale a dar por recuperadas esas viviendas cuando ello es sólo el inicio de la solución. No obstante, sumando esos 2 000 módulos a la cifra de 19 451 viviendas que este órgano asegura ya fueron recuperadas, el monto de inmuebles recuperados no es el del 54% sino el 50,66%, lo cual puede verificarse con una simple operación matemática.

Investigando con otras fuentes

Algo novedoso después del paso de Matthew por Guantánamo ha sido la significativa presencia de fuerzas militares de las FAR y el MININT, y no precisamente para ayudar en la reconstrucción.

Baracoa y Maisí han sido militarizados como nunca antes lo fueron las zonas perjudicadas por huracanes en nuestro país. A ello se ha unido la represión a los periodistas independientes, a los opositores residentes en ellas y a personas que han pretendido dejar constancia de la realidad con una simple foto.

Soldados de las Tropas Especiales del Ministerio del Interior o 'Boinas negras' como estos en una zona céntrica de La Habana han sido desplegados en las zonas más golpeadas por Matthew, al extremo oriental de Cuba (Archivo)

Soldados de las Tropas Especiales del Ministerio del Interior o ‘Boinas negras’, como estos en una zona céntrica de La Habana, han sido desplegados en las regiones más golpeadas por Matthew, al extremo oriental de Cuba (Archivo)

Rolando Matos, vecino de la Ciudad Primada de Cuba, nos dijo: “Tengo 88 años, soy nacido y criado en Baracoa y jamás había visto algo así. Algunos paisanos se desesperan y debe haber control pero no es para tanto. La gente está muy disgustada con esos policías acompañados por perros que nada más por hacer una foto con un celular te van pa’arriba y te detienen. Tengo un hijo que vive en Santiago de Cuba y cuando pasó el Sandy fui a verlo y esa represión nunca la vi allí”.

La señora Rosalba Turcaz, su esposa, nos dijo: “Todavía hay desorganización en la entrega de materiales. Ha sido un error venderlos poco a poco en vez de hacerlo de una sola vez para terminar con una vivienda y continuar con otra. Se trabaja, pero muy lentamente. Eso perjudica a quienes se les derrumbó la vivienda, pues sus casos han sido dejados para el final”.

Preguntada acerca de la presencia militar y policial una mujer que reside en El Jamal, quien nos pidió que no reveláramos su nombre, dijo: “La gente está atemorizada ante tantos policías y militares armados con tonfas, pistolas de gases lacrimógenos, armas de fuego y acompañados de perros. Hasta en zonas intrincadas han creado puntos de control. Tengo una hija casada con un alemán; ellos querían venir para fin de año con mis nietos y les imploré que no lo hicieran, que lo dejaran para más adelante. ¡Imagínate, mi yerno es fotógrafo de profesión y ahora hasta una foto puede crear un problema!”, concluyó.

Ver más en:

Acerca del Autor

Roberto Jesús Quiñones Haces
Roberto Jesús Quiñones Haces

Nació en la ciudad de Cienfuegos el 20 de septiembre de 1957. Es Licenciado en Derecho. En 1999 fue sancionado de forma injusta e ilegal a ocho años de privación de libertad y desde entonces se le prohíbe ejercer como abogado. Ha publicado los poemarios “La fuga del ciervo” (1995, Editorial Oriente), “Escrito desde la cárcel” (2001, Ediciones Vitral), “Los apriscos del alba” (2008, Editorial Oriente) y “El agua de la vida” (2008, Editorial El mar y la montaña). Obtuvo el Gran Premio Vitral de Poesía en el 2001 con su libro “Escrito desde la cárcel” así como Mención y Reconocimiento Especial del Jurado del Concurso Internacional Nósside de Poesía en 2006 y 2008 respectivamente. Poemas suyos aparecen en la Antología de la UNEAC de 1994, en la Antología del Concurso Nósside del 2006 y en la selección de décimas “Esta cárcel de aire puro”, realizada por Waldo González en el 2009.

Relacionado:

Envíe su Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la opinión de Cubanet Noticias. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario que viole alguno de los términos y condiciones del reglamento será inhabilitado para volver a comentar. Pedimos a los usuarios abstenerse de utilizar palabras obscenas u ofensas de tipo personal. Enviar un comentario implica la aceptacion del reglamento. Servicio proporcionado por DISQUS.


comments powered by Disqus

Coméntalo en Facebook: