En Cuba, ni los muertos descansan

En Cuba, ni los muertos descansan

Se roban los mármoles, las argollas de bronces, y hasta la cruces. Y lo peor, vandalizan los cadáveres, se llevan los huesos para un macabro comercio

cementerio cover
Idalberto González Gómez  (Fotos Villaclara Press)

Por Adrián Del Sol Alfonzo / Rolando Requesén Machín

SANTA CLARA, Cuba.– Idalberto González Gómez, de 76 años, viejo trabajador del cementerio local, denuncia la profanación de tumbas, debido a la falta de control de los directivos del camposanto. ¡No hay nadie que vigile las tumbas!

Expresó Idalberto, “A los osarios donde descansan los restos, les rompen la tapa y se llevan los huesos ¡para un macabro comercio! También arrancan las argollas de bronce de la tapa de los panteones, los floreros, las jardineras, y hasta la cruz de las tumbas. ¡A dónde hemos llegado! ¡Hay que verlo para creerlo!”.

Agregó Gonzales Gómez: “ni las autoridades de la Empresa de Comunales ni la Policía hace nada por detener las profanaciones. Los familiares llegan del cementerio para honrar a sus muertos y encuentran las tumbas saqueadas.

Agregó el anciano: “el vandalismo comenzó a comienzos del 2000. Saquearon las tumbas de los alzados del Escambray, en la década del 60, que habían sido enterrados sin identificar. Al parecer fue una represalia de la Policía Política al trabajo de identificación de los restos que realizaba un grupo de disidentes.

Se llamaba Operación Rescate. Y se logró identificar los restos de muchos combatientes, unos caídos en combate, otros fusilados, como el Comandante Osvaldo Ramírez y Tomás San Gil, primero y segundo jefes de las guerrillas del Escambray”.

cementerio1El vandalismo en el cementerio de Santa Clara es voz pública. “Ya en Cuba ni los muertos descansan¨, manifestó Roldán Gutiérrez, cuentapropista, vendedor de flores en el cementerio.

Se llevaron los craneos

En el Batey Covadonga, del municipio de Aguada de Pasajeros, Cienfuegos, reportaron a la policía el forzado de algunas tumbas del cementerio local así como la manipulación de cadáveres.

Ernesto Álvarez Martínez sepulturero de la necrópolis relató a Cubanet “El domingo en la mañana   llegué y observé que algunos pabellones habían sido violentados, reporté a las autoridades policiales. Cuando estas se personaron encontraron las bóvedas abiertas” según Álvarez algunos de los cuerpos profanados fueron decapitados.

Tal proceder se efectuó en la tumba de Raudel Lima, cuyo cadáver había sido repatriado desde Estados Unidos. Según un testigo que no quiso dar el nombre, al esqueleto de Lima le decapitaron para sustraer el platino adherido a él.

Vecinos entrevistados refirieron que: “hasta los búcaros con flores fueron robados”. Leopoldo Rodríguez Cementerio 2poblador de la zona opina que: “morirse es un problema”.

Al preguntar por el custodio, Ernesto respondió que la dirección de comunales entidad que se encarga de la limpieza de ciudades y servicios funerarios, no tenía contratado a ningun trabajador para este camposanto.

Un sector de la población cree que pudiera tratarse de robos de osamentas para ser empleados en rituales de la religión Palo Monte, culto de origen africano que utiliza huesos humanos para alimentar entidades espirituales. Practicantes de esta religión niegan que esto sea cierto, y califican estos comentarios de racistas.

Acerca del Autor

Villaclara Press

Este autor no ha añadido una biografía. Mientras tantoVillaclara Pressha contribuido24artículos. Presione aquí para verlos.

[fbcomments]