El Wi-Fi visto por los cubanos

El Wi-Fi visto por los cubanos

Cubanet recogió algunas impresiones sobre el nuevo servicio

Jóvenes conectados a la web en la esquina de 23 y L, Vedado. Foto del autor.
Jóvenes conectados a la web en la esquina de 23 y L, Vedado. Foto del autor.

LA HABANA, Cuba – Cientos de personas se han estado volcando diariamente hacia las zonas inalámbricas de wi-fi instaladas por el monopolio estatal ETECSA (Empresa de Telecomunicaciones de Cuba)  quien ha creado estos espacios para acceso a internet en 35 puntos del país desde inicios del mes de julio.

Estas zonas de red inalámbrica son asequibles para usuarios con cuenta de correo electrónico nauta, y la conexión es a través de dispositivos móviles como tableta, laptop o teléfonos inteligentes. Según ETECSA  la velocidad de conexión permitiría de un megabyte por usuario.

En la capital, la red wi-fi se puede obtener en pequeños puntos de los municipios del Vedado, La Lisa, Centro Habana, Marianao y Habana del Este. También existe la red inalámbrica en todas las provincias del país pero están ubicadas solo en lugares de alta afluencia de público.

Según algunos usuarios la cobertura de la señal es aún deficiente, un mes después de instalada.

“He intentado esta semana conectarme en tres ocasiones y aún no he podido entrar a Facebook. Ya he gastado dos tarjetas [cuatro dólares] y nadie me repondrá el dinero”, declaró visiblemente molesto Alexander Moré.

“No importa que tengas saldo en tu cuenta nauta, obligatoriamente tienes que comprar bonos de recarga. Es bueno lo de la conexión pero también es un lucrativo negocio para ETECSA”, dijo un joven que se ha intentado conectar varias veces.

“Yo quiero conectarme pero tendría que gastar totalmente cinco meses de mi salario sólo para comprar un tableta PC. Luego la tarifa para conectarse sería otro problema”, expresó por su parte una joven licenciada en enfermería que no quiso revelar su identidad.

Muchos usuarios intentan conectarse y fracasan. Esto último, debido a la falta de conocimiento sobre las redes inalámbricas o al acceso a internet, otros por la mala conexión existente en las zonas wi-fi.

“Yo cobro un dólar por cada usuario que ayudo a conectar de forma rápida. No es un gran negocio, aunque en ocasiones he instalado a más de 10 usuarios en una tarde”, refiere un joven informático que ofrece este servicio de manera clandestina en el área de la Rampa, Vedado. Un “colega” suyo revende tarjetas para wi-fi a tres CUC para sacar alguna ganancia también de las que el Estado ofrece a dos CUC.

Las ventas de  tarjetas para cargar las cuentas nauta para acceder a la wi-fi están solamente disponibles en ciertos puntos de venta –llamados Telepuntos– de 9:00 a.m. a 7:00 p.m., aunque las conexiones sí están disponibles las 24 horas al día.

“Para mí esto es perfecto antes tenía que pagar diez CUC la hora en cualquier hotel para conectarme con mi esposo que labora fuera del país. Luego 4.50 CUC en los Telepuntos de ETECSA y ahora solo 2 dólares en plena calle”, celebró Yalislena Aguirre Garbey de 32 años de edad.

Mientras, otra usuaria llamada Lisbey Lora Febles confiesa, llena de escepticismo: “No entiendo cómo si los Estados Unidos no han quitado el bloqueo [embargo económico], ahora sí se puede acceder Internet y antes no. Pienso que el gobierno se trae algo con esto. Los usuarios deben tener cuidado con la seguridad informática, porque aquí el espionaje gubernamental es totalmente legal”.

[fbcomments]