“Este baño está más limpio que el de cualquier institución”

“Este baño está más limpio que el de cualquier institución”

El habanero Juan Reyes posee un baño móvil único en su clase

LA HABANA, Cuba.- “Cada vez que salía con mi familia a la calle y sentíamos la necesidad de usar un baño, me preguntaba a mí mismo ¿por qué no existen servicios sanitarios en la calle? Fue cuando se me ocurrió la idea de construir un baño móvil con mis propias manos”.

Hace unos pocos años, Juan Reyes vivía en oriente antes de venir a La Habana a probar suerte con su baño sobre ruedas. Siempre se dedicó a la albañilería y otros trabajos de fuerza. Pero desde que construyó el baño no ha hecho otra cosa que reparar y mejorar su “revolucionario invento”.

Reyes trata de instalarse en lugares concurridos, casi siempre donde haya actividades públicas, de forma tal que la mayor cantidad de personas usen su servicio, pero no la ha tenido fácil para salir adelante.

“No todos reaccionan de la misma manera cuando ven el baño. Algunos se alegran de que haya este tipo de servicio, pero hubo quien nos tiró contra las autoridades para que nos investigara la procedencia de los materiales que usé para su construcción. Pero todo lo hice con chatarra que encontré en los basureros, así que no tengo delito”, contó Reyes.

“Y mira lo bien que quedó, imagínate si lo hubiera hecho con materiales nuevos”, agrega orgulloso.

El baño cuenta con ocho inodoros, dos duchas y un lavamanos, así como una cama en la parte trasera. Tiene un tanque de agua en el techo que abastece a los equipos sanitarios.

Los desechos se van por un tubo que va enganchado al primer registro que se encuentre cerca. Reyes siempre busca un lugar estratégico donde disponga de electricidad para la iluminación en la noche.

“Los propios delegados de muchos pueblos nos llaman para que vayamos a prestar servicio. Ellos prefieren que los borrachos hagan sus necesidades aquí antes que en algún rincón del parque. Las personas nos dicen que este baño está más limpio que el de cualquier institución. Yo cobro a dos pesos la entrada,” explica Reyes.

Al preguntarle por qué en un costado dice “baño ecológico”, responde que “a diferencia de cualquier baño público este es limpio, tiene un tanque de agua en el techo para limpiar los inodoros y además cuenta con una ducha”.

Aunque no está decidido, Reyes puso un cartel de “se vende” en un costado del baño móvil, dice que una vez le “ofrecieron más de 4 mil dólares”. Quiere dejarlo porque tiene problemas de salud, pero si mejora su condición, tiene en mente construir otro baño para ampliar su negocio.

[fbcomments]