Vacas enanas, clarias, ahora avestruces

Vacas enanas, clarias, ahora avestruces

¿Qué de raro tiene que al gobierno críe avestruces para la pobre alimentación de los cubanos si hace pocos años fue noticia que un campesino de Pinar del Río obtuvo vacas del tamaño de un chivo, se alimentaban como chivo, ocupaban poco espacio en patios y producían leche?

avestruces coverLA HABANA, CubaSindical. — Cerca del pueblo Pilón, provincia Granma, en recóndita franja costera entre el mar Caribe y las montañas de la Sierra Maestra -las más altas de Cuba- tan apartada región como para desestimular el merodeo de ladrones de animales, el gobierno instaló una granja de cría del exótico avestruz africano (Struthio camelus var. Domesticus), con emblemático nombre El Porvenir, quizás premonición del alimento que espera al cubano en carne y huevos, aunque al parecer será difícil a los gubernamentales especialistas en dietética determinar con justicia en qué proporción racionada por núcleo familiar el estado distribuirá cada huevo gigante de avestruz en sustitución de los cinco huevos de gallina por persona de la cuota mensual, aunque ciertamente también venden huevos por la libre ni cuantos gramos de ¿pollo? recibirá.

De paso, con esas y otras granjas en proyecto quizás abriguen la esperanza de disminuir el alarmante hurto y sacrifico de ganado mayor, el delito más extendido en los campos, que no logran erradicar a pesar de estar penado hasta con quince años de prisión, pero siempre estimulado por las ansias del pueblo de comer la que fue la carne más barata y abundante medio siglo atrás en la época capitalista cuando la población apenas rozaba los seis millones y el ganado vacuno contabilizado –sin incluir el semi salvaje- alcanzaba casi 6,5 millones.

Los primeros avestruces fueron traídos a Cuba en 2008 para estudiar su adaptación y reproducción. Ya existen alrededor de 750 de esas aves, nacidas por incubación.

Del avestruz se aprovecha carne, huevo, plumas para decoración y tipos de brochas, picos y uñas en joyería. Existen criaderos de avestruces en los Estados Unidos, España, México, Inglaterra, Israel, Namibia, Zimbabue y otros países.

Cuba no se quiere quedar atrás. Pero debe haber persistencia en los empeños si queremos alcanzar trocitos de carne de avestruz y huevo porque es oportuno recordar que una década atrás el Estado vendía pollitos obtenidos por incubadoras en intento por facilitar la crianza de gallinas y la obtención de alimento por las familias, pero el esfuerzo fracasó, nadie sabe por qué.

[email protected]

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=Xho55x-9EQc[/youtube]

Acerca del Autor

Reinaldo Emilio Cosano Alén

Reinaldo Emilio Cosano Alén

Reinaldo Emilio Cosano, La Habana, mayo, 1943, licenciado en Filología en la Universidad de La Habana. Ejerció como profesor los últimos veinte años de vida laboral. Fue separado del magisterio por carecer de ''idoneidad política'', según consta en el acta de separación definitiva. Fue miembro del Comité Cubano pro Derechos Humanos, y participó en la Coalición Democrática Cubana. Escribe desde hace más de diez años para CubaNet, a través de la agencia Sindical Press, de la cual es director. e-mail: [email protected]

[fbcomments]