Así luce la nueva terminal de la ‘lanchita de Regla’

Así luce la nueva terminal de la ‘lanchita de Regla’

La instalación, ubicada en el Puerto de La Habana, atrae a un gran número de visitantes

LA HABANA, Cuba.- Una nueva terminal marítima que enlaza los municipios de Regla y Habana del Este con la Habana Vieja abrió sus puertas a los pasajeros desde mediados de octubre en la afamada avenida del puerto en la capital. La misma sustituyó la vieja terminal que se encontraba en peligro de derrumbe.

Como parte del proyecto de renovación de la Avenida del Puerto llevado a cabo por Eusebio Leal, Historiador de la Ciudad, y por ser esta una zona turística, la nueva construcción fue levantada en donde antiguamente yacía una vieja estación de bomberos abandonada por más de 10 años.

La instalación de dos plantas cuenta con una pequeña tienda, una cafetería con más de 50 mesas, varios baños públicos y un área de espera con vista a la bahía.

El inmueble es visitado por un gran número de personas, incluidos turistas, estudiantes y trabajadores de la zona, que más que por atravesar la bahía en las pequeñas lanchas de transporte público, asisten al local por la variada oferta gastronómica con buena calidad y precios módicos, lo cual no suele ser muy usual en este tipo de establecimientos estatales. El servicio es brindado en peso y CUC.

Según una empleada, la instalación abre sus puertas todos los días desde las 7:00 am hasta las 12:00 pm y se encuentra protegida por un servicio de cámaras policiales las 24 horas. En el futuro, dijo, se prevé que funcione por 24 horas, luego de que se restablezca el servicio en el horario de la madrugada, que fue suspendido hace varios años atrás, después del secuestro de dos de sus embarcaciones.

Antes de abordar las naves, los pasajeros son sometidos a un chequeo minucioso por parte de los agentes de seguridad, quienes no permiten el paso de objetos o sustancias que puedan poner en riesgo la embarcación.

El precio sigue siendo de 10 centavos por persona y hasta el momento no se espera que aumente.

Rosa Olivia Maceo, una joven estudiante de 17 años, dijo a CubaNet, que asiste diariamente a la cafetería de la terminal en el horario del medio día al salir de la escuela, donde come algo para llegar hasta la casa.

“Espero que mantengan los precios y la calidad de lo que ofertan (…) Es que muchos establecimientos empiezan bien, pero al mes o dos, ya no son los mismos”, refiere Olivia

Carlos Ordaz alega que la nueva instalación le parece muy buena y confortable, pero que deberían extenderle el horario de funcionamiento, atendiendo a que el transporte terrestre es “pésimo”, por lo que esta vía sería “más corta y rápida” para llegar al otro lado de la bahía.

“Después de las 12:00 am no hay nada que te lleve hasta Regla o  Casa Blanca, las guaguas  ya a esa hora no pasan”, dijo.

Yerlenis Sotolongo declara que el lugar le encanta por la “hermosa vista” que tiene hacia la Bahía y porque cuenta con los requisitos que debe tener un lugar como este.

“Tiene varios baños, bancos para sentarse y una cafetería de lujo, además, hay buena higiene. No es como la otra terminal, que no existía ni donde sentarse y siempre había tremenda suciedad. Ojalá que se mantenga así, pero es difícil”, advirtió Yerlenis.

Otra visitante, que no quiso revelar su identidad, planteó que la necesidad de reparar o reconstruir este tipo de establecimientos públicos debería estar dentro de las prioridades del Estado y no solo en zonas turísticas sino en toda la ciudad.

‘’Evidentemente los cubanos necesitamos que los servicios a los nacionales mejoren su calidad, en todos los sentidos. (…) Está claro que esta remodelación se llevó a cabo por la cantidad de extranjeros que visitan la zona, sin mencionar que están llegando muchísimos  cruceros. Pero bueno, de cualquier forma me alegro mucho”.

Acerca del Autor

Vladimir Turró Páez

Vladimir Turró Páez

Periodista independiente. Reside en La Habana, Cuba.

[fbcomments]