Cubanet
Prensa Independiente desde 1994
jueves, 21 de agosto 2014

La Singularidad del Totalitarismo y el fin del Castrismo

Estamos presenciando los últimos estertores del régimen totalitario de los Castro y ellos lo saben

MIAMI, Florida, diciembre, 173.203.82.38 -El concepto de Singularidad Tecnológica se refiere a la predicción de que el progreso tecnológico y los cambios sociales se acelerarán tanto (exponencialmente) que el ser humano perderá el control de su propio destino en un futuro controlado por poderosas computadoras con inteligencia artificial. Cuánto falta para llegar a este punto en la historia de la humanidad, y si llegaremos a él o no, es un candente tema de debate entre los grandes pensadores que se han dedicado a estudiar lo que nos depara el futuro.

Sin embargo, tenemos a la vista otra singularidad tecnológica mucho más cercana: La Singularidad (o punto de no retorno) a la que se acercan los regímenes totalitarios que dependen del control total de la información mediante la censura, el terror y la propaganda masiva. En esta fase temprana de La Singularidad, son los regímenes totalitarios y represivos quienes pierden el control del destino de sus pueblos. Las nuevas tecnologías están cambiando el balance del poder y le están brindando al individuo las herramientas necesarias para regir su propio destino.

En el mundo moderno el flujo de información se está duplicando cada dos años. En el ano 2010, por ejemplo, se rompió por primera vez en la historia de la humanidad la barrera del zettabyte (un trillón de gigabytes) y en 2011 se trasmitieron en total 1.8 trillones de gigabytes. Para tener una idea de la magnitud de los datos transmitidos, un trillón es un uno seguido de 12 ceros (1000,000,000,000) y un gigabyte puede contener aproximadamente unos 5000 libros.

De acuerdo a la Ley de Moore, los procesadores de computadora y los dispositivos de memoria digital también multiplican su poder y disminuyen su tamaño exponencialmente. Por ejemplo, cualquier teléfono móvil barato disponible hoy en el mercado tiene miles de veces la velocidad y la capacidad de memoria de la computadora que llevó a los humanos a la luna hace 4 décadas.

Tengamos en cuenta que lo que estamos viendo hoy es solo es el principio. Las computadoras y la Internet, desde un punto de vista histórico, están todavía en su más primitiva infancia.  Aun así, en las pocas décadas que han estado funcionando ya han cambiado al mundo con creces. Como su evolución es exponencial, estos cambios serán cada vez más profundos y acelerados. Por ejemplo, en un futuro no muy lejano (de 3 a 5 años) los iPhones 5 de hoy serán completamente obsoletos.

¿Qué significa esto para los regímenes totalitarios?

El control de la información del que dependen estos regímenes para mantener subyugados a sus ciudadanos se esta haciendo imposible en la práctica. El flujo de información sin censura resquebraja las bases ideológicas en las que se basa su poder. No solo deja de creer en ellos la población a la que subyugan sino que sus propios funcionarios también se percatan que no hay porvenir en una ideología incompatible con el futuro y que solo podrán mantener sus estándares de vida si se adaptan a las nuevas reglas del juego democrático. Los dictadores, como antiguos guerreros Samuráis o caballeros feudales enfrentados a las balas, pueden tratar de demorar el progreso y enlentecer su proceso de decadencia pero no pueden evitarlo.

Vemos algunos de los síntomas del advenimiento de la Singularidad del Totalitarismo:

•    Explosión de las redes sociales

o    Los fenómenos Facebook, Twitter, los blogs etc. han cambiado el panorama mundial. La velocidad con la que se transmiten las noticias y sus contenidos ya no están en manos de las grandes trasnacionales o los gobiernos. Hoy en día cada usuario es un potencial reportero con acceso instantáneo a la última noticia donde quiera que ésta se produzca. No hace mucho los represores podían actuar impunemente y cometer sus fechorías sin temor a ser expuestos. En la actualidad, hasta en los lugares más remotos, nunca escapan a la posibilidad que sus acciones queden grabadas desde teléfonos móviles y sus caras e infamias expuestas para siempre en la red de redes.

•    Explosión de dispositivos móviles.

o    Los dispositivos móviles modernos se han convertido en las espadas y escudos de la democracia. Ponen al alcance de cada usuario potentes cámaras, poderosos procesadores, memorias y la capacidad de acceder a información censurada libremente (véase Paquetes Web para Cuba). Incluso en regímenes tan cerrados como el de Corea del Norte están penetrando estos aparatos desde sus fronteras con China y Corea del Sur.

•    Explosión de dispositivos de memoria digital

o    La capacidad de las memorias USB Flash, SD y MicroSD se ha disparado y sus precios continúan bajando, haciendo que sean asequibles a ciudadanos de países pobres. En una memoria barata Flash USB o MicroSD moderna se pueden guardar datos que destapan décadas de mentiras y propaganda totalitaria, que costaron a un régimen dictatorial billones en gastos mediáticos para mantenerlas. Esto las hace armas asimétricas a favor de la democracia.

•    Primavera Árabe.

o    Dictadores han sido removidos del poder en países del medio oriente como Túnez, Egipto, Libia y Yemen. Otros están a punto de perder el poder.

•    Fugas masivas de datos.

o    Ejemplos: Wikileaks, Sony, CitiGroup; en el caso específico de Cuba, listas con nombres y direcciones de militares, dirigentes y delatores se han filtrado a Internet.

La Singularidad del Castrismo.

Como podemos ver, cada vez quedan menos espacios para estos sistemas represivos, reliquias del siglo pasado. En el caso específico de Cuba, los síntomas se ven acelerados por factores como los siguientes:

1.    Cercanía geopolítica a los Estados Unidos, país a la vanguardia en las nuevas tecnologías y cuna de la revolución de la Internet.

2.    Activa comunidad de exiliados con poder económico y político en Estados Unidos, Europa y el mundo.

3.    Activa generación de cubanos en la isla, que de forma abierta o subrepticia, abrazan las nuevas tecnologías y anhelan la libertad.

4.    Proliferación en el país de redes Wi-Fi de barrio y de redes de distribución “a pie” de información mediante dispositivos de memoria portátil y teléfonos móviles. Estas redes permiten la distribución sin censura de paquetes multimedia y web, juegos y software de todo tipo.

5.    Proliferación de medios electrónicos baratos capaces de presentar contenido multimedia. Ejemplos: Teléfonos móviles, media players, music players, tablets, laptops y PCs.

6.    Error fatal de cálculo de la dictadura que ha abierto las puertas a huestes de “blogueros oficialistas” y formado a jóvenes informáticos como los de la UCI para la luchar una “batalla de ideas” perdida de antemano. No han calculado que cada persona es un ser pensante e individual con aspiraciones e ideas propias.

7.    Crisis económica e ineficiencia inherente al sistema ha obligado al gobierno a abrir las puertas al turismo, a las visitas familiares y a la ayuda del exterior.

8.    Factor biológico. La generación en el poder está muriendo debido a su envejecimiento natural y no está interesada seriamente en preparar a sus sucesores. Bajo el lema del rey Francés Louis XV, “después de mi, el diluvio” esperan sus últimos días.

9.    Los nuevos dirigentes son amantes de los lujos, la cultura occidental y las nuevas tecnologías. Sus familias, por lo general, ya han emigrado al exterior o están preparando sus retiradas.

La guerra entre las fuerzas democráticas y la dictadura está pasado por una etapa donde las primeras buscan acelerar el proceso y la última busca enlentecerlo lo más posible. El atraso indefinido de la llegada del famoso cable desde Venezuela se explica perfectamente desde este punto de vista.

¿Cuánto falta?

Es difícil predecir, pues, en realidad, depende de nosotros mismos. Cuanto hagamos o dejemos de hacer por acelerar el proceso influirá grandemente en la celeridad de la caída del régimen. Tampoco podemos pretender que el fin del totalitarismo llevará la democracia automáticamente. Si permanecemos pasivos, es mucho más probable que el poder pase a manos de pequeños grupos de poder (mafias) en las primeras etapas de este proceso, que puede ser azaroso.

Basado en el rápido y exponencial desarrollo de las tecnologías de la información y la penetración acelerada de las mismas dentro de Cuba desde el exterior, el autor de este artículo ha calculado la fecha aproximada del fin del régimen totalitario en Cuba como el 31 de Diciembre de 2020. Ya veremos si la predicción se cumple antes o después de esta fecha.

Una cosa si es segura, estamos presenciando los últimos estertores del régimen totalitario de los Castro y ellos lo saben.

www.lasingularidad.com

Envie su Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la opinión de Cubanet Noticias. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario que viole alguno de los términos y condiciones del reglamento será inhabilitado para volver a comentar. Pedimos a los usuarios abstenerse de utilizar palabras obscenas y/o ofensas de tipo personal. Enviar un comentario implica la aceptacion del reglamento. Servicio proporcionado por DISQUS.


comments powered by Disqus