Cubanet
Prensa Independiente desde 1994
viernes, 29 de agosto 2014

En una estela sin gloria

Gloria Estela La Riva es parte de esa izquierda malcriada y de turismo político financiada por los Castro

ENGLEWOOD, Florida, mayo, 173.203.82.38 -Hay en la América Latina un grupo de gente cuya única vocación es denostar libremente contra aquellos que como ellos no piensan, que se complacen gritando ¡abajo el imperialismo!, y gustan de cantar loas a los Castro, a Chávez y Correa y por tanto se consideran de izquierda; es la izquierda bananera de retórica obsoleta.

Hay en Estados Unidos un grupo de gentes que se desgalillan gritando ¡abajo el imperialismo!, se presentan como pacifistas, defensores de todos los derechos y forman grupos de apoyo a los Castro y defensores a ultranza de sus políticas. Y gritan fuertemente, aunque pocos son quienes les prestan oído, amparados en los derechos de expresión y reunión que la democracia americana les garantiza; es la izquierda sin cerebro, infantil y malcriada.

Se pueden citar nombres representativos de esa izquierda malcriada y de turismo político (viajan a Cuba con gastos pagados, se doran bajo el sol caribeño sobre las arenas de Varadero o cualquier otra playa no apta para nacionales de Cuba), y ─ a no dudarlo ─ reciben su ayudita de los Castro que cubre los gastos de su quehacer de agitación que a muy pocos convoca o convence.

Hay una figurita de esa izquierda de Estados Unidos que en su petulancia glamorosa ─ aunque en su porte no haya ningún glamor ─ ha dejado una estela sin gloria gritando aquí y allá y saliendo en defensa de los cinco sicarios de la inteligencia cubana que cumplen prisión en Estados Unidos por actividades de espionaje. Se trata de la frustrada candidata a la presidencia ─ ¡! ─ de los Estados Unidos por el esmirriado Partido Socialismo y Liberación (¿Quién le conoce?), Gloria Estela La Riva.

Muy conocida por los vejetes que ¿gobiernan? en Cuba ─ sí, ella acudió a La Habana  en 1997 al 14 Festival de la Juventud (comunista, comunistoide, bananera de izquierda)  que se celebró en Cuba ─. Poco conocida en Estados Unidos… ¿Será por culpa de los medios? Ahora será la anfitriona de la Infanta Mariela Castro en ─ como informa la AP ─ un acto organizado con miembros de la comunidad lésbica, gay, transgénero y bisexual este miércoles en San Francisco.

No intento calificar a la anfitriona de la hija del general que hace de presidente en Cuba. Baste con mencionar que el 5 de mayo de 2011 participó en ese programa propagandístico del castrismo que se ha dado en llamar Mesa redonda y allí se le vio observando con arrobo nada menos que a Don Ricardo Alarcón de Quesada mientras ella misma explicaba que el Comité Nacional estadounidense para la Liberación de Los Cinco, que ella preside, había denunciado a periodistas de Miami por recibir pagos del gobierno para difamar a los cinco espías castristas y, según afirmara, tenía prueba de ello; por supuesto nunca presentó esas pruebas. Malo, malo, la Estela sin gloria no es capaz de denunciar que en Cuba, el gobierno, por medio de sus “periodistas” asalariados, no cesa en difamar a los opositores. Es que hay dinero, mucho dinero que se le quita a Liborio para mantener a los papagayos en el extranjero que forman algún que otro comité a favor de los cinco sicarios castristas.

Se ve que la Mariela no ha venido a Estados Unidos para solo actuar como sexóloga, como especialista a un encuentro intelectual o científico; también ¿por qué no?, para actuar como activista del castrismo en alianza con activistas castristas nacidos en Estados Unidos.

Acerca del Autor

Envie su Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la opinión de Cubanet Noticias. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario que viole alguno de los términos y condiciones del reglamento será inhabilitado para volver a comentar. Pedimos a los usuarios abstenerse de utilizar palabras obscenas y/o ofensas de tipo personal. Enviar un comentario implica la aceptacion del reglamento. Servicio proporcionado por DISQUS.


comments powered by Disqus