Cubanet
Prensa Independiente desde 1994
miércoles, 16 de abril 2014

El detalle en la foto del Comandante

Al final da lo mismo que el dictador siga con más o menos vida o con ninguna

MIAMI, Florida, octubre, 173.203.82.38 -Fiel a ese empeño de permanencia fatídica el Comandante vuelve a ocupar el centro de las noticias con los rumores sobre su desaparición física tras un prolongado silencio mediático. Luego se repite la historia del desmentido provocando todo tipo de conjeturas en torno a la figura inaccesible del viejo dictador en su porfía por imponernos su presencia, aunque sea de manera virtual. Una jugarreta en la que la prensa internacional ávida de noticias le brinda un servicio gratuito.

Castro se esfuma por un tiempo y cuando las especulaciones comienzan a adelantarnos el inminente momento de su partida, se insinúa a través de un escrito o un mensaje sin aparente trascendencia dirigido a cualquiera, dejando que la murmuración llegue el clímax dando por hecho la noticia luctuosa. Es el momento esperado para reproducir la resurrección del desaparecido mediante alguien del círculo de sus fieles que consigue encontrarse con el presunto difunto para posteriormente ofrecer una fe de vida. Basta una imagen del encuentro para cambiar la noticia, dejando siempre la posibilidad de la duda.

En esta ocasión hasta los medios de Rusia, tan parcos y cuidadosos cuando se trata del viejo aliado, cayeron en la trampa al emitir la posible veracidad de su muerte. Algunos llegaron a hablar de la petición hecha por Hugo Chávez  para que se mantuviera al moribundo con vida dando tiempo al presidente venezolano de darle el postrer saludo a su mentor. Otros anunciaron el traslado del cadáver a su natal provincia holguinera donde se preparaba el gran funeral. Solo faltaba el anuncio final que nunca se produjo.

La prueba de vida para contrarrestar la noticia, cuya fuente se señalaba en el mismo médico venezolano que nos que nos anunció los días contados de Chávez por un mal cancerígeno, llegó por la misma vía bolivariana a través de una foto sacada por uno de los mas incondicionales funcionarios del chavismo. En ella se nos mostraba un anciano parecido a Castro vistiendo con desenfado una camisa de sport y sombrero campestre.

Contradictoriamente el mismo que recibe en una furgoneta al Mensajero de ocasión,  no pudo depositar el voto en las elecciones efectuadas este domingo. Tampoco quien tuvo lucidez para hablar durante cinco horas sobre una variedad temática profunda y abarcadora, no pudo dirigir un mensaje de cinco minutos saludando al discípulo venezolano por el importante triunfo en las pasadas elecciones de aquel país. Todo muy extraño pero muy bien ajustado al patético plan de convencernos de que el Comandante ha conseguido burlar la Parca una vez más en un pacto siniestro con la eternidad.

Mientras la prensa internacional sigue dando la lata con la foto y para colmo hasta subtitulan la noticia como la reaparición de Castro en público, se da la estocada final para poner fin al nuevo rumor sobre su partida.  El Comandante se nos muestra haciendo labores de jardinería mientras se ufana de no saber lo que es sentir un dolor de cabeza. Como trasfondo histórico escogido para esta ocasión el cincuentenario de la Crisis de Octubre recordado por Castro, quien nos comenta que la  instalación de los cohetes en la Isla fue una muestra solidaria hacia los amigos soviéticos para librarlos de la amenaza de los misiles norteamericanos colocados en la vecina Turquía. Nada,  que los cubanos estuvimos a punto de desaparecer por una cuestión de buena voluntad del Comandante hacia el Kremlin.

Al final da lo mismo que el dictador siga con más o menos vida o con ninguna. Es igual que la foto en la que se nos muestra vital sea real o un montaje. Que el fotografiado sea el doble o hasta la triple copia de su persona. El daño en Cuba ya está hecho y con la partida definitiva del que lo hizo no se resuelve el problema. Aunque mañana tengamos la tranquilidad de vivir en carne propia aquella secuencia que puso en vilo a los españoles cuando un atribulado vocero franquista pronunció apenas tres palabras que abrieron las puertas hacia la España democrática, habrá mucho por hacer para restañar tanto dolor y destrucción en la nación caribeña.

Acerca del Autor

Envie su Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la opinión de Cubanet Noticias. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario que viole alguno de los términos y condiciones del reglamento será inhabilitado para volver a comentar. El espacio para comentarios se cierra automáticamente 15 días después de ser publicada la nota. Enviar un comentario implica la aceptacion del reglamento. Servicio proporcionado por DISQUS.


comments powered by Disqus