Cubanet
Noticias de Cuba – Prensa Independiente desde 1994
sábado, 20 de diciembre 2014

Hombre condenado por violación sin hacerle prueba de ADN

Utra fue condenado hace seis años, pero insiste en su inocencia.

La Habana, Cuba, marzo, 173.203.82.38 – Rafael Ramos Utra ha dormido más de 2,000 noches en prisión e insiste en su inocencia. El 10 de enero de 2006, el Tribunal Provincial de Las Tunas, condenó a Utra a 20 años de cárcel por la violación de una niña de 6 años. El acusado, de 46 años, se declaró inocente, pero  el juzgado lo sancionó, con la certeza de que “los hechos ocurrieron de esa forma y no otra, por la narración de la menor”.

Según la instancia judicial, el sancionado violó a la menor cuando estaba solo con ella. Al día siguiente la niña contó lo sucedido a su madre y esta acudió a las autoridades. La víctima reconoció unas medias panty ocupadas en la casa del acusado, con las que supuestamente fue  amarrada y amordazada. Pero la investigación  no buscó evidencias físicas con el fin de corroborar si fueron esos los medios utilizados en el hecho.

El abogado defensor propuso que se realizara un examen de ADN al blúmer que llevaba la menor el día de los sucesos. Los jueces se negaron, y dieron validez a lo declarado por una capitana, quien aseguró que el  semen coincidía con el grupo sanguíneo del supuesto culpable.

Aunque tres testigos aseguraron que el acusado no estuvo solo con la menor en ningún momento, esas declaraciones  fueron desestimadas por el Tribunal “por mostrar marcado interés en ayudar”  a Utra, según confirmaron los jueces en la sentencia, quienes también desecharon una prueba de laboratorio que confirmó que no había relación entre el semen encontrado y la sangre del acusado. Las posibilidades de que un laboratorio confiable realice una prueba de ADN en estos momentos son nulas, pues el Tribunal ordenó quemar el blúmer con semen y las medias panty que se encontraron en la casa.

Los jueces cubanos emiten sus dictámenes amparados en una valoración “libre” de la prueba del delito. Una valoración viciada permite que “puedes tomar cualquier decisión, pero justifícala bien”, según una Presidenta de Sala del Tribunal de La Habana que trasmite sus “mañas” a los novatos. De esta manera la suerte de los acusados depende en gran medida de la buena fe del que juzga.

Acerca del Autor

Yaremis Flores
Yaremis Flores

Yaremis Flores. La Habana, 1983. Abogada independiente. Ejerció como jueza y fue Presidenta de Sección Penal de delitos del Proceso Sumario, y Presidenta de Sección Territorial de Delitos Económicos en el Tribunal Municipal de San Miguel del Padrón. Es miembro de la ONG Asociación Jurídica Cubana (AJC)

Envie su Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la opinión de Cubanet Noticias. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario que viole alguno de los términos y condiciones del reglamento será inhabilitado para volver a comentar. Pedimos a los usuarios abstenerse de utilizar palabras obscenas u ofensas de tipo personal. Enviar un comentario implica la aceptacion del reglamento. Servicio proporcionado por DISQUS.


comments powered by Disqus

Coméntalo en Facebook: