Cubanet
Prensa Independiente desde 1994
lunes, 22 de septiembre 2014

Crímenes de Santa Fe

Aumentan cifras de homicidios violentos en barriadas de La Habana

LA HABANA, Cuba, 13 de noviembre de 2012, (Frank Correa, 173.203.82.38)-Santa Fe, un pueblo de 40 mil  habitantes  del noroeste de La Habana, se  estremeció  recientemente  por dos muertes violentas, la de un botero de la localidad asesinado a martillazos para  despojarlo  del  auto,  y la del administrador del centro comercial  El Conejito, situado en Quinta Avenida,  en  la entrada del reparto Juan Manuel Márquez,  apuñaleado por  otro trabajador.

El chofer de alquiler se llamaba Raúl Blanco González,  de 53 años,  y  siempre vivió en Santa Fe. Salió de su casa el viernes día de los Fieles  Difuntos, por la tarde. Le dijo a la madre que iba  para  una fiesta en Güira de Melena, donde tenía amistades, y la invitó a acompañarlo, pero ella no  quiso ir.  Luego no supo nada más de él, hasta  pasados varios días, cuando  llamó la policía  por teléfono para reconocer un  cadáver.

Aleja González, la madre de Raúl, destrozada de dolor, contó   que su hijo estaba hinchado y negro.  Tenía un horrible agujero en la frente y la cabeza machucada.   Su cuerpo lo  hallaron   en un basurero, comido por  alimañas.  Desfigurado. La  madre lo reconoció por una cicatriz en el pecho, pero fue confirmada su identidad por las fotografías  dentales. Aleja González   aprovechó   la oportunidad  para denunciar el asesinato de su hijo,  y de otros casos que la prensa oficial no divulga.

–La gente está saliendo  a la calle confiada, sin saber que andan por ahí  asesinos sueltos. Mataron a mi hijo con un martillo para robarle piezas del carro.

Ismael Blanco,  padre  de Raúl, destrozado también, dijo   que su hijo era muy querido en Santa Fe. Acaba de reparar el auto, un Cadillac del 57, que un campesino encontró  dentro de un agujero tapado con paja,  en una zona apartada de la carretera que va a la playa Cajío.  Le habían robado las cinco gomas,  la caja de herramientas, la batería, el alternador, el carburador y otros accesorios.  Dice Ismael  que en el auto quedaban  cosas de valor,  que era evidente que pensaban volver por ellas, pero la policía no dio seguimiento.  El matrimonio pertenece a la Logia Caballeros de la luz y han suspendido sus visitas de la noche a la fraternidad,  por miedo.

El  segundo muerto en la semana, el administrador de El Conejito, se llamaba Alfredo Lara. Otro  trabajador que había sido sancionado por la administración y estaba en  espera de juicio, le propinó siete puñaladas,  en la entrada del restaurante, y aunque  el primer golpe  le atravesó  el corazón, le dio otras seis, delante de los comensales que huían aterrados del lugar.  El restaurante fue cerrado y retirado  el mobiliario.  La  esposa de Alfredo no quiso acceder a una  entrevista. Los vecinos dicen que está deshecha y sus hijos traumatizados.

Los entierros se sucedieron con la distancia de tres días.

Un empleado  del  Cementerio de Colón,  quien  llevó las estadísticas de Muertes Violentas, hasta el año 2008 que fue cambiada la denominación por  Otras Causas,  afirma que  los hechos de sangre  se han  triplicado,  y continúan en aumento. Sin embargo, dice este empleado que prefirió el anonimato, no es  Santa Fe  la barriada que marcha a la cabeza  en fallecidos por homicidios y  asesinatos en La Habana. Existen otros barrios  más violentos,   como   San Miguel  del Padrón, La Güinera y La aldea de Romerillo.

Acerca del Autor

Frank Correa
Frank Correa

Frank Correa, Guantánamo, 1963. Narrador, poeta y periodista independiente. Ha ganado los concursos de cuento Regino E. Boti, Ernest Hemingway y Tomás Savigñón, todos en 1991. Ha publicado el libro de cuentos La elección beilycorrea@yahoo.es

Envie su Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la opinión de Cubanet Noticias. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario que viole alguno de los términos y condiciones del reglamento será inhabilitado para volver a comentar. Pedimos a los usuarios abstenerse de utilizar palabras obscenas y/o ofensas de tipo personal. Enviar un comentario implica la aceptacion del reglamento. Servicio proporcionado por DISQUS.


comments powered by Disqus

Coméntalo en Facebook: