Cubanet
Noticias de Cuba – Prensa Independiente desde 1994
viernes, 31 de octubre 2014

Carta abierta denuncia “penosa situación” de la escuela Lenin

Un correo electrónico enviado a Cubanet, The Miami Herald y Granma alerta sobre la decadencia de ese instituto.

MIAMI, Florida, 2 de octubre (173.203.82.38) – Con el encabezamiento “Profesores de una escuela” llegó el martes a la redacción de Cubanet un correo electrónico con una carta abierta que denuncia las precarias condiciones en que se encuentra el Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas Vladimir Ilich Lenin, otrora escuela insignia del régimen cubano.

La misiva, firmada por un supuesto Colectivo D-A-K de profesores de ese instituto, está dirigida al gobernante Raúl Castro y pide que se reenvíe a Cubanet y a los diarios The Miami Herald, en Miami, y Granma, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba.

“A pesar de que hemos tomado muchas medidas de precaución, le pedimos que no revele nuestra dirección de email”, añade la introducción.

Ni el sitio de internet de estudiantes de la escuela Lenin ni su página de Facebook hacían referencia la mañana del martes al documento.

Cubanet pone a disposición de sus lectores la carta de denuncia tal y como fue enviada a nuestra redacción. El texto no ha sido editado o modificado.

——————————————

Carta abierta, y encubierta por razones obvias, de un grupo de profesores del Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas Vladimir Ilich Lenin, dirigida al Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, el General de Ejércitos Raúl Castro Ruz”.

Enterados de la existencia de una “Carta abierta del Servicio de Cirugía General del Hospital Calixto García, al Primer Secretario del PCC y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro Ruz”, hemos decidido seguir ese ejemplo.

En enero de 1974, cuando se inauguró nuestra institución, los estudiantes contaban con todos los medios y los recursos más importantes para su aprendizaje. En aquella época éramos los únicos del país que teníamos laboratorios para cada una de las asignaturas que se impartían, incluida una sala para el aprendizaje de idiomas. Hoy en día, la situación de nuestras instalaciones es penosa y decadente.

Los dormitorios de los estudiantes se acercan a la imagen de las pocilgas de los preuniversitarios en el campo, al norte de La Habana e Isla de Pinos. Los profesores no contamos con medios para impartir clases con calidad al tiempo que asistimos a una degeneración de los valores y los principios más básicos de los seres humanos. Hoy, cualquiera de nuestros estudiantes, dedica su fin de semana a buscar unos dolores que le permitan sobrevivir de lunes a viernes en nuestra prestigiosa institución. Si, tenemos estudiantes que se prostituyen con extranjeros. Algunos muy inteligentes y capaces de alcanzar grandes cosas en la vida con su esfuerzo intelectual, y eso nos causa mucha tristeza.

Algunos estudiantes privilegiados, que tienen internet en sus casas, ponen en jaque constante a sus educadores con los conocimientos que han adquirido en la red. La mayoría de nosotros jamás hemos contado con esa posibilidad. Tenemos que enterarnos por boca de nuestros pupilos, de que los denominados Jacobinos de la Revolución Francesa, son los primeros izquierdistas. Que “la izquierda, nació precisamente por cuenta de la prensa inglesa al referirse al lugar donde se sentaban estos, los menos conservadores; a la izquierda del Parlamento Francés. ¿Cual es nuestra credibilidad, si ni siquiera nosotros mismos recibimos esos conocimientos tan elementales e importantes de la historia?

Aquí empiezan las diferencias, unos pocos privilegiados reciben información sin destilar, para que ellos piensen y saquen sus propias conclusiones, mientras que otros están sometidos a una educación anticuada y predigerida, venidas en libros de textos desgatados y con un alto contenido ideológico. Esos pocos son libres y estarán preparados mejor para enfrentar el futuro, mientras que otros tratarán de brillar dentro un sistema educacional opaco, propio de la inquisición. ¿De que manera nos paramos frente a un grupo estudiantes para impartir conocimientos, si entre estos sobresale la sonrisa de un pícaro y nos dice: estás desactualizado(a)?

Queremos manifestar que estamos en contra de las diferencias entre estudiantes en cuanto al alcance de la información. Eso crea elites de conocedores, por encima de sus educadores. O todos tienen acceso a la Internet, incluidos los profesores, o nadie más debería tenerlo. Eso sería lo más justo dentro de las posibilidades reales de nuestro Estado cuyo nombre correcto es: “Estado Socialista”. En cualquier caso preferimos la primera opción.

Creemos que el deterioro de la educación, no sólo en nuestro centro, sino en toda la nación, es responsabilidad, sin escusas políticas, de nuestro gobierno. Y es al gobierno al que le queremos exigir, desde nuestra humilde posición de educadores de las generaciones del mañana, que tome cartas en el asunto y acabe de resolver estos problemas.

Estamos consientes de las dificultades que acarreamos por cuenta de la crisis de la economía mundial, pero no queremos ser menos que nuestros colegas de otras partes del planeta. Nosotros deseamos igualarnos a sus reclamos respecto a sus respectivos gobiernos. Nos sentimos a muchos pasos detrás de ellos, porque estos colegas no tienen que preocuparse por cosas tan simples como el acceso a la información, pero aun así estamos en la misma batalla, que no es una batalla de ideas, es batallas de derechos.

Sabemos que muchos países pobres de África no tienen problemas con el acceso a la Internet. Nos ha molestado esterarnos a través de terceros, que nos han tomado el pelo con la historia de la fibra óptica; aquel cable que vendría por de bajo del mar desde Venezuela.

Exigimos, consientes de que esta carta nunca será publicada dentro de la prensa cubana, que se nos de una respuesta, pero una respuesta con acciones y no con palabras. Nuestros jóvenes, ya están en desventaja con los jóvenes de otras partes del mundo, y al menos este grupo de profesores, no quiere sentirse responsable de no haber hecho nada para cambiar ese designio.

Hemos tomado la decisión de enviar esta carta al extranjero, para llamar la atención del mundo y que de esta manera, usted, compañero Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, se entere de ella. No queremos ser tildados de traidores o profesores al servicio del imperialismo, porque muchos de nosotros somos miembros del PCC, y estamos orgullosos de serlo, y aunque otros no estén de acuerdo con nuestras ideas, nosotros sabremos respetarlos.

Note usted, que no hemos trascendido a demandas políticas, y nos adherimos exclusivamente a estas demandas relacionadas con la pedagogía.

Colectivo D-A-K de profesores del Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas Vladimir Ilich Lenin.

Acerca del Autor

Envie su Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la opinión de Cubanet Noticias. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario que viole alguno de los términos y condiciones del reglamento será inhabilitado para volver a comentar. Pedimos a los usuarios abstenerse de utilizar palabras obscenas u ofensas de tipo personal. Enviar un comentario implica la aceptacion del reglamento. Servicio proporcionado por DISQUS.


comments powered by Disqus

Coméntalo en Facebook: