www.cubanet.org
CubaNet no reclama exclusividad de sus colaboradores, y autoriza la reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente y su autor.
 

Se muda Silvio Rodríguez

Aleaga Pesant (PD)

LA HABANA, Cuba, julio (www.cubanet.org) - A los 63 años, Silvio Rodríguez Domínguez ha regresado de una importante gira musical por Estados Unidos. El triunfo será celebrado en el terruño, con sus amigos, artistas y comisarios, con la inauguración de su nueva casa de cinco mil metros cuadrados en el polo turístico de Jibacoa, 60 kilómetros al Este de la Habana.

Permiso tiene.  Silvio ganó los afectos de la monarquía con su fidelidad absoluta, vestida de rebeldía, que tanto apoyo le procuró entre la intelectualidad izquierdista latinoamericana.

El juglar no perdió el ánimo en su última gira por Estados Unidos. Pidió la libertad para los cinco espías de la Red Avispa; hombres involucrados en el asesinato de las tripulaciones de dos avionetas civiles de Hermanos al Rescate, un crimen ejecutado por pilotos castristas.

Pero Silvio Rodríguez quiere ahora inaugurar su nueva casa-estudio. La mansión, de tres plantas, se levantó en la cima de una de las lomas de Jibacoa, con una maravillosa vista al mar. La planta baja será un amplio parqueo. La primera planta, con amplios ventanales, será dedicada al recibidor y cuarto de huéspedes. La segunda será  familiar; Silvio vivirá allí con su esposa e hijo, y el agradable ambiente le permitirá reflexionar sobre la tranquilidad de su ocaso. De acuerdo a su buen gusto, esta planta será decorada de manera diferente a los otros pisos. Por definición es austera, sobria, casi sencilla, sin que eso excluya exquisitos muebles  importados.

El nivel más importante del edificio será el tercero. Allí tendrá sus nuevos estudios de grabación, equipados con tecnología de punta. Los expertos consideran que serán superiores a los Estudios Ojalá, también  propiedad de Rodríguez, considerados los mejores del país.

Desde las reformas económicas de 1994, Silvio Rodríguez se asoció al holding del Ministerio del Interior, Cimex, y levantó la empresa discográfica Ojalá. El ahora músico empresario posee una de las “fortunas revolucionarias” más valoradas, en el exterior, pero de eso no se habla en el país. La construcción del edificio estuvo a cargo del Consejo de Estado. 

aleagapensat@yahoo.es