www.cubanet.org
CubaNet no reclama exclusividad de sus colaboradores, y autoriza la reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente y su autor.
 

Damnificadas viven bajo un árbol

HOLGUÍN, Cuba, 7 de octubre (Caridad Caballero Batista / www.cubanet.org) – Después de un mes del paso del huracán Ike, la señora María Eulalia Leiva Batista, discapacitada mental, permanece bajo de una mata de mango junto a su hija Adelia Pino Batista, de 23 años, en Velasco, Gibara, provincia Holguín.    

El huracán derrumbó la vivienda de María Eulalia, y al igual que las de miles de cubanos, ella y su hija sobreviven en condiciones infrahumanas, esperando la ayuda de las autoridades. Madre e hija viven literalmente bajo el árbol de mango, acompañadas de sus pocas pertenencias. 

Las autoridades les han pedido que tengan paciencia, que para ellas ahora no hay nada, y lo único que les han vendido es un kilogramo de clavos. 

María Eulalia es madre del disidente Arnaldo Pino Leiva, enfermo de SIDA.