PRENSA INDEPENDIENTE
Febrero 23, 2004

SOCIEDAD
Castigarán a choferes estatales que no recojan pasajeros

LA HABANA, 22 de febrero (Ariel Delgado Covarrubias / www.cubanet.org) - Los vehículos estatales cuyos choferes no recojan pasajeros serán confiscados, según se anunció, mientras las autoridades siguen imponiendo fuertes multas a los choferes particulares por hacerlo.

Al cumplirse el primer año de la instauración de los Inspectores Populares del Transporte, conocidos popularmente como "los azules", se anunció la aplicación de medidas coercitivas contra los choferes de automóviles estatales que no respondan a la señal de PARE de estos inspectores.

La medida anunciada se hará efectiva con aquellos conductores que no detengan sus vehículos ante la señal del inspector en cinco o más oportunidades en el transcurso de un mes. Sus vehículos serán asignados temporalmente al servicio de hospitales, funerarias, escuelas u otras instalaciones sociales carentes de esos recursos. Según el grado de reincidencia, la función social se podrá realizar dentro del propio organismo o a disposición de las necesidades del territorio.

De acuerdo con cifras oficiales, en el año transcurrido "los azules" han permitido la transportación de más de 8 millones 250 mil pasajeros en vehículos de organismos estatales, equivalente a casi 87 mil viajes de ómnibus urbanos. Se han reportado más de 492 mil casos de autos estatales que fueron indiferentes al llamado de los inspectores.

El Grupo Especial de Transporte Alternativo (GETA), encargado de las actividades de los inspectores, se propone para este año lograr más de 60 mil pasajeros transportados diariamente por este medio. Para poder materializar las medidas coercitivas han sido dotados de un sistema informatizado que permite el registro de los vehículos infractores, para notificarlos mensualmente a los organismos centrales del Estado.

"Es una contradicción, porque si el gobierno quisiera aliviar la crítica situación del transporte en el país, sólo tienen que permitir nuevas licencias para los particulares", expresó un conductor de taxi particular que tiene licencia.

Cuando la policía detiene a un "botero clandestino", como se les llama, les ponen multas elevadas de hasta 1,500 pesos en moneda nacional, y a la tercera oportunidad le decomisan el vehículo definitivamente. Para la transportación pública el Estado sólo asigna recursos para reparaciones con la intención de mantener el insuficiente parque, que sufre una gran cantidad de roturas, pero no incrementa el número de vehículos para aliviar uno de los problemas que más trastornos crea a la población.



Esta información ha sido transmitida por teléfono, ya que el gobierno de Cuba controla el acceso a Internet.
CubaNet no reclama exclusividad de sus colaboradores, y autoriza la reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente
.

IMPRIMIR



PRENSAS
Independiente
Internacional
Gubernamental
IDIOMAS
Inglés
Francés
Español
SOCIEDAD CIVIL
Cooperativas Agrícolas
Movimiento Sindical
Bibliotecas
DEL LECTOR
Cartas
Opinión
BUSQUEDAS
Archivos
Documentos
Enlaces
CULTURA
Artes Plásticas
El Niño del Pífano
Octavillas sobre La Habana
Fotos de Cuba
CUBANET
Semanario
Quiénes Somos
Informe Anual
Correo Eléctronico

DONACIONES

In Association with Amazon.com
Busque:

Palabras claves:

CUBANET
145 Madeira Ave, Suite 207
Coral Gables, FL 33134
(305) 774-1887

CONTACTOS
Periodistas
Editores
Webmaster