Cubanet
Noticias de Cuba – Prensa Independiente desde 1994
viernes, 31 de octubre 2014

¿Están en Cuba fugitivos de la justicia norteamericana?

Solo uno, Ángel Ricardo Mendoza Bartelemy, abrió la puerta. Lo otros dos, Jorge Emilio Pérez Morales Sante y Madelín Machado Barroso siguen desaparecidos

LA HABANA, Cuba.- Fugitivos de la justicia norteamericana viven libremente en la isla. Los vecinos de uno de ellos creían que se trataba de un próspero empresario.

Algunos de los fugitivos están incluidos en listados de Interpol, organización internacional de policía criminal de la cual Cuba es miembro.

Jorge Emilio Pérez Sante, Ángel Ricardo Mendoza Bartelemy y Madelín Bárbara Machado Barroso son tres de estos fugitivos, quienes aparecen en la relación de prófugos que recientemente destapó el blog Cuba al Descubierto.

Un próspero empresario

A Jorge Emilio Pérez Morales Sante, de 50 años de edad, se le acusa de lavado de dinero procedente de fraude al Medicare. Operaba a través de la compañía Caribbean Transfer, con licencia de Cuba, la cual se estima que ingresó al sistema bancario cubano más de 30 millones de dólares robados.

Residencia de Jorge Emilio_foto de los autores

Residencia de Jorge Emilio_foto de los autores

Guiados por la ficha que ofrece la Interpol llegamos hasta la residencia del prófugo Jorge Emilio, ubicada en 5ta. Avenida No. 26606, entre 266 y 268, Santa Fe, municipio Playa, La Habana.  Los servicios de seguridad cubanos clasifican a esa zona como “zona congelada”, pues 5ta. Avenida es una vía usada para el tránsito de los principales dirigentes del Estado, entre otras consideraciones.  Eso significa que los servicios de contrainteligencia y seguridad personal controlan e investigan de manera minuciosa a todos los residentes de la “zona congelada”, donde reside Jorge Emilio.

Fuentes cercanas a la vivienda, quienes exigieron anonimato, afirman que desde hace un año no ven a Jorge Emilio en esa dirección. Desconocen su paradero. Poco tiempo después de regresar a Cuba, procedente de Republica Dominicana, dicen, abandonó la isla.

Creen que salió del país en compañía de su esposa Zuzel Monne Díaz y sus dos hijos menores, pues a ellos tampoco se les ve en la casa. Desde entonces, en la residencia vive la madre de Zuzel y un hermano del prófugo, ex militar.
La residencia, totalmente remodelada y con una mini cancha de baloncesto, fue adquirida por Jorge Emilio hace una década –cuando aún era ilegal en la Isla la compra y venta de inmuebles. La adquirió, se dice, mediante una supuesta herencia. Las antiguas dueñas, dos ancianas centenarias, a pesar de no tener parentesco con Jorge Emilio, supuestamente ofrecieron donársela.

Los vecinos de la zona siempre creyeron que Jorge Emilio era un próspero empresario cubano. Ninguno tenía conocimiento de que era un fugitivo de la justicia norteamericana.

Durante su estancia en la isla, lo visitaban conocidos artistas cubanos, quienes acudían a sus fiestas. Entre los más señalados se encuentran su vecino, el actor y productor Jorge Perugorría Rodríguez, que reside en el número 26612 de la misma dirección.

Una de las fuentes entrevistadas señaló que se creía que Jorge Emilio también fungía como representante del trovador cubano Polito Ibáñez.

Ni la suegra de Jorge Emilio, ni su hermano quisieron hacer declaraciones.

El hombre del Reserve Bank

Entrada a la casa de Bartelemy_foto de los autores

Entrada a la casa de Bartelemy_foto de los autores

Otros de los evadidos, Ángel Ricardo Mendoza Bartelemy, de 50 años, vive también en la zona de Santa Fe conocida por “El Pueblo”.

A Ricardo Mendoza se le busca desde el 2004 por el robo de un camión del Federal Reserve Bank que transportaba $180, 000 dólares.
En este caso, la dirección ofrecida por la justicia estadounidense no concuerda con la actual. Bartelemy reside ahora en 1ra. A No. 28607, interior, entre 286 y 288, Santa Fe, Playa.

Él mismo nos atendió en la puerta de su casa, una modesta construcción al fondo de una vivienda. Pero se negó a que lo fotografiáramos.

¨No quiero saber de eso, solo quiero trabajar y vivir una vida tranquila¨, dijo a Cubanet en una única declaración.

La dama del Medicare

Edificio donde residia Madelín Bárbara Machado_foto de los autores

Edificio donde residia Madelín Bárbara Machado_foto de los autores

A Madelín Bárbara Machado Barroso, de 41 años de edad, natural de Las Tunas, se le acusa de 16 cargos de Fraude al Medicare y 5 de Lavado de Dinero.

Hace tres años, las autoridades cubanas le confiscaron el apartamento comprado de forma ilegal en la calle 27 no. 204, apartamento E-1, entre K y L, municipio Plaza.

Según Ana, una vecina, Madelín vivió en el edificio con sus dos hijos menores durante un año, hasta su desalojo en el 2011.

Informa la fuente que las autoridades la ubicaron con sus hijos en otra vivienda en la localidad de Santiago de Las Vegas, municipio Boyeros, sin precisar la dirección.

La hermana de Madelín, Mariela Machado, reside en la barriada de Luyanó, en el municipio 10 de Octubre, en La Habana. La visitamos y al preguntarle por el paradero de Madelín afirmó que su hermana ya no vivía en la ciudad.

“Lo único que les puedo asegurar es que ella ya no vive en La Habana. Mi hermana está pasando necesidades y su marido está enfermo. En cuanto a las acusaciones en los Estados Unidos, ni yo ni nadie de la familia tiene nada que decir”.
Cuando en 1978 el empresario norteamericano Robert Lee Vesco llegó a Cuba prófugo de la justicia norteamericana por estafa y tráfico de drogas, Fidel Castro declaró:

“A nosotros no nos importa lo que hizo en los Estados Unidos. No nos importa el dinero que tenga”.

La Habana también acusa a Washington de albergar a delincuentes prófugos de la justicia cubana. Mientras tanto, la isla continúa siendo un refugio seguro y confortable para algunos delincuentes que logren burlar a la justicia norteamericana.

Envie su Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la opinión de Cubanet Noticias. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario que viole alguno de los términos y condiciones del reglamento será inhabilitado para volver a comentar. Pedimos a los usuarios abstenerse de utilizar palabras obscenas u ofensas de tipo personal. Enviar un comentario implica la aceptacion del reglamento. Servicio proporcionado por DISQUS.


comments powered by Disqus

Coméntalo en Facebook: