Cubanet
Prensa Independiente desde 1994
miércoles, 30 de julio 2014

Sin odio y sin rencores, pero con total libertad

Entrevista con David D’OMNI

David - Foto Walfrido LópezLA HABANA, Cuba, octubre, 173.203.82.38 -La música alternativa ha ganado en los últimos años cada vez más importancia y espacio en el mundo cultural cubano. Y no es solo que estos artistas produzcan sus obras sin apoyo estatal, sino que muchas veces lo hacen a pesar de la animosidad de las instituciones culturales, e incluso de la misma policía política. Ser un músico alternativo, lo mismo que cualquier otro artista independiente, puede resultar más difícil de lo que parece, pero si además el creador opta por ejercer su derecho de libre expresión, entonces todo se le pondrá muchísimo peor. Eso lo saben bien los integrantes de OMNI-ZONA FRANCA, proyecto que forma parte de la vanguardia del arte alternativo cubano, que brinda una mezcla única de performance, poesía, hip-hop y artes audiovisuales, y que lleva tres lustros trabajando por un arte inclusivo, más allá de cualquier política o ideología. Aunque durante un tiempo contaron con cierto apoyo oficial, finalmente ese apoyo se convirtió en condena brutal y mentida. Pero los que confiaron en que así el proyecto se disolvería en la confusión y el temor, que sus promotores terminarían en la desunión y que las autoridades se quitarían definitivamente de encima un dolor de cabeza, se equivocaron por completo. Sencillamente, los miembros de OMNI-ZONA FRANCA se volvieron, contra viento y marea, más decididos a seguir adelante. Y no solo eso: OMNI-ZONA FRANCA comenzó a hacer activismo a favor de cambios concretos y necesarios en la sociedad, declarándose expresamente a favor de la democratización del país y de los derechos ciudadanos.

David D’OMNI es uno de los artistas más visibles de ese proyecto hasta el momento irreductible. Uno de los más emprendedores y de los más jóvenes, nominado en varias ediciones de los premios Cubadisco y laureado en el Festival del Disco Independiente y en Los Puños Arriba. Además, en el Laboratorio OMNIBUS, su trabajo en la producción y en la experimentación con sonidos no ha encontrado todavía límite alguno. Parte de la explicación se halla en que, desde niño, David probaba con la grabación y regrabación de varios casetes, haciendo doble pista, incorporando coros y apoyos, porque siempre se interesó en grabar cuanto se le ocurría. Todo eso era para él tan natural, según declara, “como tomarme un refresco”. Grabar y mezclar siempre se le dio fácilmente y, a estas alturas, aparte de su propia obra, ha colaborado en las producciones de muchos otros músicos alternativos, como Explosión Suprema, Anónimo Consejo o Anderson.

El viernes 28 de septiembre, David D’OMNI dio un concierto en la sede del proyecto Estado de SATS que estaba programado para las siete y treinta. Desafortunadamente, desde mucho antes del atardecer comenzó a llover con fuerza. Ya Antonio Rodiles, director de Estado de SATS y coordinador nacional de la Demanda ciudadana por otra Cuba, había dado a conocer que las autoridades habían detenido a varios activistas de la campaña “y los están amenazando con apresarlos de continuar difundiendo la Demanda”. Rodiles declaró también que “el mensaje del concierto es pedir la ratificación (por parte del gobierno cubano) de los pactos de la ONU”. Por suerte, la lluvia disolvió bastante el muro del contrainteligente operativo. De seguro, los agentes creyeron que la lluvia sería su mejor aliado para que no asistieran más de “cuatro gatos” al concierto. No compareció, lógicamente, una gran audiencia, pero sin duda alguna concurrió un público suficiente. Antes del concierto, entre truenos y aguacero espeso, David accedió a esta entrevista para Cubanet.

Cubanet – ¿Cómo comenzó tu relación con el proyecto OMNI-ZONA FRANCA?

David D’OMNI – Pasé por varias escuelas y en décimo grado estuve como en tres preuniversitarios. Después entré en una escuela de artesanía. Yo estaba buscando a qué dedicarme, pero nada me cuadraba. Tenía que estudiar química, física, no sé qué, y había que pelarse y todo eso. Dejé la escuela en el año 2000 y entré en OMNI-ZONA FRANCA. Ya los conocía e incluso quería seguir estudiando, pero la escuela me chocaba con las actividades que hacía con ellos. Sentía que estaba madurando en mi carrera artística, porque yo estaba componiendo desde mucho antes. Empecé a relacionarme con personas y lugares muy especiales. La verdad es que entre ellos encontré mi hogar, una escuela donde aprendía y donde podía relacionarme con buenísimos músicos, pintores y maestros de teatro.

CN – Al proyecto de OMNI-ZONA FRANCA se le ha tratado de marginar y sus miembros han recibido mucha hostilidad por parte de las autoridades. ¿Cómo se ha manifestado esa actitud contra ustedes en los últimos tiempos?

DDO – Se ha mantenido esa reacción, pero hay como un pequeño asentamiento. Cuando el agua está revuelta se asienta después. Y ahí está el agua y está el polvo que pueden revolverse de nuevo. En fin, siguen tomando medidas contra nosotros en cuanto a los espacios para actuar. Pero nosotros estamos optando por la libertad interior, que no depende de nada de lo que nos dé o nos quite nadie. Esos son obstáculos naturales. Nosotros seguimos avanzando con total libertad y nada nos quitará el sueño.

CN – Cuéntame de tu gira por Estados Unidos.

David - Foto Walfrido LópezDDO – Imagínate tú. Estuve en muchísimos lugares. Pude ver con mis propios ojos. Estuve en barrios de gente con dinero y en barrios con gente que lleva pistola en la cintura, entre calles rotas. Pude ver una realidad que me hizo pensar que los dos países se complementan. Tenemos mucho que aprender de ellos, como mismo ellos tienen mucho que aprender de nosotros. Hablo de la sociedad y la cultura, más allá de los gobiernos, porque ningún gobierno que tenga un ejército armado me convence. Estados Unidos me pareció un país magnífico, con mucha variedad, la capital del mundo. Estuve en Miami, Chicago, New York, New Jersey, Providence, Washington, Maryland, New Orleans. Fue una gira de cuatro meses. El mayor reconocimiento que he tenido no ha sido ningún premio, sino el hecho de que muchas personas que van a mis conciertos son gente de la que soy fanático.

CN – ¿Quiénes son tus invitados para este concierto?

DDO – Amaury y Eligio de OMNI-ZONA FRANCA, que hacen una poesía fuerte y necesaria. Anderson, que tiene tremenda energía en escena, un tipo que en cualquier otro país sería millonario por su enorme talento. Estudiantes sin semilla, un grupo de reggae que tiene su ideología rastafari, que acaban de terminar un disco que marca un antes y un después en el reggae cubano. Con todos ellos he trabajado muchas veces porque me gusta la diversidad de pensamiento, la frescura, y lo que ellos traen es bueno para la comunidad.

CN – ¿Por qué tú y tus invitados realizan este concierto de apoyo a la Demanda Ciudadana por Otra Cuba?

DDO – A mí parece muy bueno que el gobierno haya firmado esos pactos. Si ahora los ratificara, qué felicidad. Eso no tiene discusión. Estoy totalmente a favor de que se ratifiquen esos pactos porque tendríamos una nación mejor, que pueda avanzar y prosperar. Apoyo esa demanda lo mismo como ciudadano que como artista, porque habría libertad de prensa, de mercado, de movimiento, de todo. Podría haber un canal de televisión para los Testigos de Jehová, para los rastafaris, para los católicos.

CN – El proyecto OMNI-ZONA FRANCA fue elegido entre la Gente del Año 2011 por Diario de Cuba. ¿Crees que en este año tendrán tanta influencia como en 2011?

DDO – No sé. Eso nos sorprendió. Nosotros hacemos lo que hacemos por amor. Sencillamente, no podemos hacer otra cosa y seguimos trabajando. Ese reconocimiento es bueno, como son buenos cuatro aplausos para un artista. Pero me parece que la obra de uno no depende de esas cosas solamente. Seguimos haciendo los festivales, seguimos haciendo todo lo que hemos hecho desde el principio.

CN – ¿Qué planes tienen el proyecto OMNI-ZONA FRANCA y tú personalmente para el futuro inmediato?

DDO – El plan es seguir trabajando. Yo personalmente no paro, seguiré haciendo mi música y seguiré en mi conexión espiritual, tratando de ser mejor persona para poder dar algo real. Uno da lo que tiene: si uno no tiene amor, no puede dar amor; si no tiene paz, no puede dar paz. Uno no puede tratar de cambiar a los demás cuando tiene que mejorar mil cosas de sí mismo. Me parece que eso es lo mejor que puedo hacer por mi país, por el mundo. Ese es mi combate primero.  Después de eso soy artista, músico y todo lo demás. Pronto volveré a Estados Unidos, empezando por Miami, y mi propósito es seguir difundiendo un mensaje de amor, de paz y de perdón entre los seres humanos, para acabar con los rencores, y conectarme con otros artistas, con otras personas y hallar la manera de hacer viable mi vida. En este país es difícil vivir de lo que haces de manera segura. Hoy tienes tres pesos, mañana no tienes nada. Voy a tratar de mover mi obra donde hay más mercado. Quiero trabajar más en ese sentido y afianzar más mis proyectos. Ya tengo algunos compromisos, lo mismo en universidades que en el medio de la calle. Desde la vez anterior me di cuenta de que hay más gente que me descarga que la que yo me imaginaba. Adonde quiera que me llamen voy y digo lo que pienso y lo que siento. Además, estoy terminando mi sexto disco, que me ha servido para desahogar mi sensibilidad como ser humano, para plasmar cómo mi mente cambia con el tiempo. Desde el primero hasta el último disco hay muchos cambios musicales y de contenido. En diciembre vamos a hacer la edición catorce del Festival Poesía Sin Fin, donde va a participar gente de muchos países.

CN – ¿Quieres añadir algo más?

DDO – Sí. Cada cual debe trabajar dentro de sí mismo, tratando de ser mejor persona para poder dar algo real. Si nos hace falta amor, vamos a darnos amor. Si nos hace falta paz, vamos a darnos paz. Vamos a perdonarnos unos a otros. Algo que nos separa es que no somos perfectos y aspiramos a que los demás sean perfectos. De esa manera empezamos todo al revés. Yo exhorto a la gente a perdonarnos un poco más, sin odio y sin rencores, pero con total libertad, esa libertad que nadie que nadie te da y nadie te quita. Hay una relación ética entre todos que nace de un anhelo: querer ser mejor persona. Ese anhelo nos eleva. Es una búsqueda. Y no es fácil porque, desde que uno se levanta hasta que se acuesta, está lidiando con cosas que te gustan o no te gustan, con situaciones que pueden hacerte sentir ira, odio, sentimientos extraños. El anhelo de ser mejor persona me parece que lo hace crecer mucho a uno. Lo primario es cambiarse a uno mismo. Yo parto de algo muy real. Nadie puede dar lo que no tiene. Uno debe ser una fuente de lo que profesa y de lo que hace. Si tú dices que eres malo, tienes que ser una fuente de maldad. Si dices que eres bueno, debes ser una fuente de bien. A mí todas las religiones me sirven, porque yo creo en Dios, un ser con miles de nombres. Hay muchas culturas que se han dedicado a lo largo del tiempo a entender eso. En las religiones uno halla valores que a veces no encuentra en ninguna filosofía, en la economía ni en otros aspectos de la vida cotidiana. Las religiones son como señales de tránsito que hablan de valores espirituales del ser humano. Muchas tienen ejercicios y prácticas que te ayudan a mejorar como ser humano, con la meditación, la oración, el servicio. Hay muchas buenas fórmulas en cualquier religión.

Al día siguiente del concierto, Antonio Rodiles difundió un mensaje: “Pese al operativo desplegado (por la policía política), algunas detenciones y la torrencial lluvia, el primer concierto Por Otra Cuba fue un éxito”.

Acerca del Autor

Ernesto Santana Zaldívar
Ernesto Santana Zaldívar

Ernesto Santana Zaldívar Puerto Padre, Las Tunas, 1958. Graduado del Instituto Superior Pedagógico Enrique José Varona en Español y Literatura. Ha sido escritor radial en Radio Progreso, Radio Metropolitana y Radio Arte. Miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba. Distinciones obtenidas: Menciones en el género de cuento de los concursos David, de 1977, y Trece de Marzo, de 1979; premios en los concursos Pinos Nuevos, de 1995, Sed de Belleza, de 1996 (ambos en el género de cuento), Dador, de 1998, (proyecto de novela) y Alejo Carpentier, de 2002 (novela), Premio Novelas de Gaveta Franz Kafka, de 2010, por su novela El Carnaval y los Muertos

Envie su Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la opinión de Cubanet Noticias. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario que viole alguno de los términos y condiciones del reglamento será inhabilitado para volver a comentar. Pedimos a los usuarios abstenerse de utilizar palabras obscenas y/o ofensas de tipo personal. Enviar un comentario implica la aceptacion del reglamento. Servicio proporcionado por DISQUS.


comments powered by Disqus